Kathryn Smith - Una proposición seductora

Valoración:

Crítica realizada por Azalea

Primera entrega de la serie Amigos de Kathryn Smith que nos presenta la historia de Lord Braven y Rachel Ashton. Esta trilogía cuentas las vidas de tres amigos que se conocen desde su juventud cuyo pasado no ha sido un lecho de rosas. En abril se publicará Un juego escandaloso (Gabriel) y en Junio Caer en la tentación (Julian).

Lord Brave lleva años encerrado en su casa solariega buscando la soledad y el perdón en ella. Una noche los gritos de auxilio le llevan hasta el río que cruza su finca donde encuentra a su joven vecina en grandes apuros luchando contra la corriente…Tras severos esfuerzos y una considerable hipotermia, ambos parte hacia la casa para entrar en calor y dar una explicación convincente a lo sucedido.

Rachel paseaba por la orilla del río buscando una salida posible a su situación actual, su malnacido padrastro la ha prometido en matrimonio, mejor dicho, la ha vendido a un asqueroso y depravado vejestorio y de esa forma poco puede hacer por salvar la vida de Marion (su madre)…y de repente aparece Brave el vecino al que llevaba años sin ver convertido en un hombre muy apuesto y le salva la vida…A partir de este momento y debido a demasiadas coincidencias y habladurías…se extiende el rumor de una aventura entre ellos…algo que si bien no es cierto tampoco se aleja demasiado de la realidad…

Rachel confiada y crecida decide enfrentarse a su padrastro y a su “prometido”, un baronet venido a menos, a pesar de su valentía, le sale el tiro por la culata, ya que es golpeada e insultada por sir Henry…Completamente alterada y con poco juicio decide pedir ayudar a su reciente amigo Brave, quien tras verla en semejante tesitura sólo le queda una opción: Casarse con ella.

Y aquí comienza un matrimonio de conveniencia donde ambos tienes objetivos claros: Rachel pretende utilizar la seguridad de que conlleva el título de su marido, pudiendo lograr el ansiado divorcio que separe definitivamente sus vida de su padrastro y Brave, por su parte, busca una forma de expiar sus pecados, piensa que salvando una vida puede compensar aquello que no hizo hace años y que no pudo devolverla a vida a su adorada Miranda.

Brave es un hombre profundamente atormentado por su pasado, un pasado cuya percepción tiene totalmente alternada, atribuyéndose responsabilidades inexistentes. Dos años de duelo por Miranda refugiándose en la soledad y el alcohol no le han servido para mucho…¿Qué puede hacer para hacer las paces con el universo? En un intento por redimirse, decide proclamarse el fiel protector de Rachel, pactando una tregua consigo mismo, buscando la paz interior que necesita su alma… El único problema es no se siente tan honorable cómo debería, desde que esta buena mujer se puso en su camino no es capaz de pensar y fantasear con ella…y eso se hace sentir como un bruto insensible…nada más alejado de la realidad, porque para mi Brave es un personaje que se hace querer en cada página, mostrando una vulnerabilidad y lealtad que lo enaltecen.

Rachel perdió a su padre a los catorce años, dejándola tanto a ella como a su madre en su situación económica muy comprometida, hecho que llevó a Marion a casarse con el primer hombre que se lo propuso. Desde ese momento Rachel ha presenciado el declive de su madre en sus propias carnes, como ha sido vejada, y maltratada durante esos años y cómo no ha podido hacer nada para evitarlo. Ahora el asqueroso de su padrastro le ha planificado un futuro muy similar…y gracias a Lord Braven consigue sortearlo…Todo ello ha minado su personalidad…es una mujer fría pero cálida con los que quiere, sus expectativas en la vida son limitadas, es tremendamente racional, tratando de argumentar todo aquello que le sucede, incluso los apasionados besos que le da Brave.

Quizá el tema de la culpabilidad y el autoperdón estén demasiado sobrevalorados en el libro, ambos parecen terapeutas aficionados que se dedican constantemente a analizarse mutuamente y llega un momento en que tanto sentimiento negativo se hace un poco cansino.

Secundarios destacables en tanto que dos de ellos, sus amigos Gabriel y Julian serán los protagonistas de los siguientes libros. Gabriel se caracteriza por su cinismo, acostumbrado a una vida sin familia ni nadie que se preocupe por él ha desarrollado fuertemente esta visión de la vida y Julian por el contrario, es un hombre tremendamente romántico, si bien las muertes de sus padres y su hermana Miranda han marcado terriblemente su vida.

Se podría decir que le falta algo de química, de chispa…la relación entre ellos no parece fluir naturalmente, es como si todo tuviese su momento, y quizá le falta algo de energía…La autora introduce varios malentendidos entre ellos buscando quizá esa chispa, no obstante muchos de ellos me resultaron algo infantiles.

En un libro bonito y en general me ha gustado, si bien no lo considero memorable… La trama en ocasiones me ha parecido artificiosa, poco creíble, y el lenguaje de los diálogos demasiado coloquial, no hay que olvidar que Brave ostenta un título de conde y ella no…se tratan como colegas de toda la vida, si es cierto que al principio no hay tuteo pero en breve se revierte la situación, supongo que la traducción tendrá también algo que ver al respecto.

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |