• Fecha: Domingo, 24 Noviembre 2013
  • Visitas: 129141

vintage-2026345 640Sí, este es un tema sobre el que todas, hablando de las protagonistas de nuestras novelas románticas, nos hemos interrogado montones de veces. Así que era sólo cuestión de tiempo -y de un largo y difícil trabajo de campo-, que dedicáramos uno de nuestros "¿Sabías que...?" a la menstruación.

Comenzaremos haciendo primero un poco de historia.

La pérdida mensual de sangre en la mujer al ser un signo externo y evidente, llamó la atención a los pueblos de la antigüedad. Por tanto no es de extrañar que llevara aparejados temores sociales o personales y también diversas supersticiones. Tal vez uno de los primeros temores inspirados por la menstruación ocurriera en la prehistoria entre los cazadores, ante el riesgo de contaminarse con la sangre menstrual y que pudiese atraer animales aumentando el riesgo de ser atacados.

Para los persas (800 a.C.), la mujer que había tenido un hijo, igual que la mujer que estaba menstruando, era "impura" y se le aislaba por cuatro o más días en un cuarto que tenía desparramada paja seca y alejada quince pasos del fuego y el agua (elementos limpios). En la India oriental (Siglo VI a.C.), los ritos de purificación de la mujer menstruante eran muy precisos, y establecían que la mujer debía frotarse los dientes, hacer gárgaras doce veces y lavarse manos y pies; posteriormente zambullirse doce veces en el río, y tras salir de él, frotarse con lodo que llevara estiércol fresco, volver a zambullirse en el agua treinta y cuatro veces, y repetir las friegas de lodo; repetir la inmersión veinticuatro veces, frotarse el cuerpo con azafrán y, para terminar, otros veinticuatro chapuzones más.

Mucho se ha especulado sobre la causa de la menstruación y durante mucho tiempo (hasta fines del Siglo XIX) prevalecieron las ideas de la medicina griega, que la veían como una forma de excreción de residuos. Hipócrates (466-377 a.C.) consideraba que la sangre menstrual era un producto de desecho y esto era debido a que la mujer generaba demasiada sangre. Apuntaba que el origen de este sangrado se debía a que la mujer era excesivamente caliente y solo por este medio lograba atemperar el organismo. Galeno (Siglo II d.C.), pensaba lo contrario, pues para él la sangre menstrual aparecía debido a la imperfección de la mujer, que era fría y húmeda, por la falta del calor necesario, lo que causaba una digestión anormal de los alimentos; la función del sangrado era eliminar los materiales de desperdicio.

La tradición popular y religiosa romana le imputaba a la menstruación efectos peligrosos y maravillosos. El principal divulgador de estas ideas fue Plinio El Viejo (23-79 dC) quien pensaba que nada era más poderoso, para bien y para mal, que la sangre mensual de las mujeres.

Estas son algunas de las cosas que se le atribuían a la menstruación: podía curar verrugas, manchas de nacimiento, gota, bocio, hemorroides, epilepsia, lepra, dolores de cabeza... Podía alejar a los demonios , se utilizó como una ofrenda a algún dios y para hacer filtros y encantamientos de amor.

lady-1334240 640En los siglos XVIII y XIX la "melancolía" se puso de moda. Los casos de depresión y suicidio, cuando sus protagonistas eran del género femenino, se relacionaron con el supremo poder del útero, que actuaba a capricho sobre el estado de la mujer. La mayoría de las autoridades médicas creían que durante el periodo menstrual la mujer estaba especialmente débil y predispuesta a una gran variedad de enfermedades perniciosas. Para ello recomendaban reposo y tratar de evitar cualquier tipo de actividad física o mental. Estaba completamente prohibido bailar, montar en bicicleta, correr, remar, así como cualquier tipo de ejercicios atléticos; también era peligroso viajar en automóvil, tren o carruaje.

El misterio del origen de la menstruación comenzó a desvelarse en 1908 por dos médicos de la Universidad de Viena, Fritz Hitschman (1870-1926) y Ludwig Adler (1876-1958).

Vemos pues que la historia de la menstruación evoluciona desde el concepto mágico y astral, pasando por las teorías filosóficas que la catalogaron como un producto de la digestión además de una demostración de la inferioridad de la mujer, hasta que en el siglo XX, gracias a los avances de la ciencia, se descubrió que los órganos genitales femeninos tenía funciones específicas orientadas a la búsqueda de la gestación. Fue así que después de cientos de años de ignorancia, se lograron eliminar la mayoría de las supersticiones que existían sobre la sangre menstrual, a pesar de que, aún a día de hoy, al concepto de inferioridad de la mujer todavía le falta experimentar muchos e importantes cambios.

Vamos a intentar ahora responder a algunas de las preguntas que nos hemos hecho muchas veces:

¿Qué hacían, cómo se las apañaban nuestras congéneres en la antigüedad cuando tenían la regla?

La historia de las mujeres, especialmente sus asuntos cotidianos, resultaba inadecuada o poco interesante hasta para hablar de ella. Durante siglos, en las culturas europeas, las mujeres solo eran "buenas" para un número limitado de cosas y habida cuenta que eran los hombres los que dominaban el cotarro, no es de extrañar que una de las razones por las que no se sabe muy bien lo que hicieron las mujeres en el pasado, en cuanto a sus periodos se refiere, es porque la mayoría de la información que nos ha llegado ha sido a través de los hombres, y ellos apenas han hablado de "estas cosas de mujeres". Es casi imposible saber a ciencia cierta lo que usaron las mujeres en la mayoría de las culturas, aunque con toda probabilidad, desde siempre, habrían utilizado almohadillas, trapos, esponjas, hierba, pieles y otros materiales absorbentes.

La primera evidencia que ha llegado hasta nuestros días de qué era lo que usaban las féminas durante la menstruación viene del antiguo Egipto. Los investigadores creen que las mujeres egipcias usaron papiros ablandados y hierbas para producir una especie de tampones rudimentarios de usar y tirar. En la época romana se piensa que utilizaban algodón y lana. Y, en general, en todo el mundo, las pieles de animales fueron usadas para absorber la sangre menstrual.

¿Las mujeres del pasado perdían menos sangre que las de la actualidad? En caso afirmativo, ¿era una opción, como en algunas partes se apunta, que esa sangre la absorbieran sus propias ropas? ¿O usaban toallas o algún tipo de compresa? Y si era así ¿cómo lo sujetaban al cuerpo o a la ropa?

No se sabe, o al menos no se puede estar seguro, de cuál es el nivel de pérdida de sangre que tenían las mujeres en el pasado. Al parecer esto puede variar con la dieta y la gente no estaba tan bien alimentada en el pasado como ahora.

vintage-1118841 640Aparentemente muchas mujeres de ciertas partes de Europa entre 1700 y 1900 no utilizaron nada en especial: ni trapos, ni toallas sanitarias, ni esponjas, ni cualquier otra cosa durante la menstruación porque sangraban en su propia ropa. Y dado que la mayoría de los primeros colonos de América procedían de Europa, lo más probable es que estadounidenses y canadienses también lo hicieran así.

En 1700 (y mucho antes) las mujeres y los hombres en Europa y América llevaban una camisa larga desde los hombros hasta las pantorrillas, pegada a su piel de día y de noche. Esta era su única ropa interior. Las clases ricas y superiores llevaban esta misma camisa pero en versión de lujo.

Sólo los hombres llevaban pantalones como ropa exterior, un símbolo de su autoridad (de ahí el dicho "el que lleva los pantalones"), aunque las mujeres a veces los usaban como ropa interior cuando viajaba o cuando el clima era frío.

En 1757 un médico alemán (Christian TE Reinhard) dio una razón por la que las mujeres no debían usar pantalones o ropa interior cerrada: "sus genitales necesitan aire para permitir que la humedad se evapore, para evitar que se descomponga y dé olor". Pero reconoció, sin embargo, que las mujeres podían usarlos en climas fríos y de protección contra los insectos.

Más tarde, más o menos a partir de la Revolución Francesa, las mujeres comenzaron a usar ropa interior, pololos y pantaloncillos, que cubrían sus piernas por completo debajo de los vestidos vaporosos. Aunque se tardaron décadas para que se aceptaran los pantalones como ropa interior entre las clases altas, y aún más entre la gente común. Estos últimos continuaron llevando solamente la camisa debajo de la ropa durante la mayor parte del siglo XIX.

Antes del siglo XX, las mujeres europeas y americanas menstruaban con poca frecuencia en comparación con la actualidad. Comenzaban a menstruar más tarde, alrededor de la segunda mitad de la adolescencia y dejaban de hacerlo antes, eso si es que vivían lo suficiente para experimentar la menopausia. Por tanto tenían un tiempo más corto de menstruación.

Se casaban muy jóvenes y se usaban pocos medios de anticoncepción. Su misión era tener hijos y se tenían bastantes, por lo que sus menstruaciones desaparecían, obviamente, con cada embarazo. Amamantaban a sus retoños durante bastante tiempo y, por regla general, durante el periodo de lactancia se suspende la menstruación.

vintage-1485650 640La mujeres eran más propensas a estar bajas de defensas, desnutridas o enfermas (o una combinación de las tres cosas a la vez) y esto también podía detener la menstruación.

Así que no es de extrañar que en los cortos espacios de tiempo en los que tenían el periodo, utilizaran cualquier trapo viejo para absorber la sangre. Esta era al menos la costumbre de las mujeres rurales y de las clases bajas.

El lavado y cambio de ropa interior era considerado como poco saludable ya que las mujeres temían que se bloqueara el sangrado o que causara un sangrado más intenso.

Dos escritores alemanes señalaron que prácticamente solo las mujeres que se dedicaban al teatro usaban esponjas, cojines o almohadillas que se hacían con tela, como protección menstrual. La mayoría de las mujeres sangraban en su propia camisa y a veces durante días sin cambiarse.

Algunos registros escritos alrededor del 1800 sugieren que la ropa interior negra era usada "durante el mes de la mujer".

En el siglo XIX, las mujeres usaban ropa interior con una abertura permanente entre las piernas. Con los vestidos que se usaban entonces, un tipo de ropa interior ideado con el sistema tradicional de tirar de ella hacia abajo a la hora de hacer sus necesidades, hubiera sido muy engorroso.

En este siglo se idearon y registraron diversas patentes para sujetar las toallas sanitarias o almohadillas para el uso de la menstruación.

Un hombre de Chicago diseñó, aunque no llegó a fabricarse, una especie de copa menstrual unido al extremo de un alambre (¡solo un hombre podía diseñar algo así!) la cual a su vez estaba conectada a un cinturón alrededor de la cintura de la mujer.

lady-1334222 640Llegados al siglo XX la ropa empezó a ser más ligera, por lo que ya no era necesaria la abertura en la ropa interior pues no resultaba incómodo bajarla y los calzones podrían entonces cumplir con su función de ocultar y cubrir los genitales. Pero seguían siendo de pierna ancha y larga hasta mediados de 1930.

En 1914 casi todas las mujeres usaban toallas sanitarias de tela. Las toallas sanitarias se lavaban y si las mujeres no estaban en sus casas porque estaban de viaje y no podían utilizar las instalaciones donde se alojaban, solían quemarlas en la chimenea de la habitación que ocupaban.

Ya en la década de 1890, en Inglaterra, había quemadores portátiles disponibles específicamente para quemar toallas sanitarias. En esta misma década se podían comprar ya las primeras toallas sanitarias desechables.

Al parecer, fue a las enfermeras a quienes se les ocurrió usar como toallas sanitarias, para contener su flujo menstrual, los apósitos y vendajes desechables que usaban para contener la sangre de las heridas de los soldados. Esta idea enseguida tomó forma y empezaron a producirse manufacturas de toallas sanitarias lo suficientemente baratas como para que su uso se extendiera.

Las primeras compresas con adhesivo aparecieron a finales de 1960. Esto fue algo revolucionario pues las mujeres pudieron empezar a deshacerse de los artilugios que hasta ese momento usaban para sujetar sus toallas sanitarias. A mediados de los años ochenta la compresa con cinturón ya no estaba disponible para su venta.

Curiosidades:

- Las mujeres de hoy en día, en general, tiene la menstruación antes y la menopausia les llega alrededor de los 52 años de edad. También demoran la maternidad, a menudo hasta mediados o finales de los 30, tienen menos hijos y no siempre los amamantan. Todo esto conduce a que tengan muchísimos más periodos, algo que en la teoría, no es "ni natural ni sano".

- La ovulación y la menstruación mes tras mes se asocia con muchos problemas de salud, incluyendo un aumento en el riesgo comprobado de cáncer de ovario, anemia asociada con reglas abundantes, quistes ováricos, y endometriosis.

- La actriz Marilyn Monroe sufría un caso grave de endometriosis por lo que se sometió a muchas operaciones y tomó analgésicos durante años lo que, indirectamente, contribuyó a su muerte por una sobredosis accidental de drogas.

- Sangrar a los enfermos como tratamiento para sus enfermedades (esto se alargó hasta el siglo XX) fue algo recomendado por el gran médico griego Hipócrates, después de observar que las mujeres se recuperaban de la hinchazón y los dolores después de comenzar su período. El presidente George Washington se encuentra entre las muchas personas que murieron o enfermaron gravemente por esta práctica tan popular.

- En 1912, el New York Times publicó un artículo en el que se indicaba: " las mujeres no tienen derecho a votar porque son emocionalmente inestables cuando están menstruando y por lo tanto no pueden manejar esta responsabilidad".

- A comienzos del siglo XX, las aspirantes universitarias eran disuadidas de ir a la universidad porque no era buena para su útero. La explicación era que para estudiar se necesitaba toda la sangre en el cerebro y si se quitaba del útero causaría un daño permanente a los órganos reproductivos de la mujer. Un tal Dr. Edward H. Clark escribió un libro en el que sugería que "la educación superior podría causar la atrofia en el útero de la mujer".

- Disney hizo una película educativa sobre la historia de la menstruación. Dura 10 minutos y se hizo en 1946. 

https://www.youtube.com/watch?v=43xSDgksA14 

- En el pasado, las iglesias cristianas negaron la comunión a las mujeres que menstruaban.

- Los únicos mamíferos que tiene la menopausia son las elefantas, las ballenas jorobadas y las hembras humanas.

- Los coágulos provienen de los calambres y contracciones uterinas que son tan fuertes y frecuentes que a la sangre no le da tiempo a diluirse antes de salir. Tener coágulos pequeños al día durante el período es normal.

- El sangrado menstrual tiende a ser más pesado y largo durante los meses de invierno

- Cuando nace una niña su número de óvulos nace con ella y tiene alrededor de dos millones. En la pubertad le quedan solo unos 40000 de los cuales menos de 500, con el tiempo, son liberados en realidad.

- Hasta alrededor de los 18 años, los períodos irregulares son muy comunes debido a que el cuerpo todavía está trabajando en perfeccionar el sistema.

- El óvulo femenino es la célula más grande del cuerpo humano y la única célula humana que puede ser vista a simple vista.

- En cierto momento de la historia, las mujeres que se quejaban de dolor menstrual fueron tratadas por psiquiatras ya que los dolores menstruales eran vistos como un rechazo de la propia feminidad.

- Los investigadores han demostrado que las reclusas son mucho más propensas a cometer un crimen violento antes de la menstruación que después.

- Una mujer joven puede tener su primera regla en cualquier momento entre los 10 y los 16 años de edad.

- Las feromonas pueden conducir a la sincronía menstrual. Esta teoría sugiere que las mujeres que viven en estrecha proximidad desarrollan períodos sincronizados.

- Aunque es poco probable, es posible quedarse embarazada durante la menstruación.

- Los estudios demuestran que la luz artificial por la noche influye el ciclo menstrual de una mujer.

- El tampón moderno fue inventado por el Dr. Earle Haas en 1929 y fue llamado "dispositivo catamenial" o "dispositivo mensual." Se registró el nombre de la marca como Tampax.

- A lo largo de su vida una mujer utiliza 3.500 días en menstruar.

- La edad media para dejar de tener el período son los 51 años aunque los síntomas de la menopausia pueden comenzar tan temprano como a los 32.

- Diferentes estudios sugieren que los ritos del matrimonio son una extensión de los ritos de la menarquía, lo que puede explicar por qué muchos vestidos de novia han sido históricamente rojos.

- El nombre de "progesterona" surgió en la Segunda Conferencia Internacional sobre Estandarización de Hormonas Sexuales en 1935, y significa "a favor de la gestación".

- Vídeo curioso: Cómo se hace una compresa.

https://www.youtube.com/watch?v=7UAo5DBhEVQ 

Se nos han quedado, como es lógico, muchas cosas por contar o mencionar, pero tampoco se trataba de hacer un artículo interminable. En cualquier caso, podéis hacer vuestras aportaciones al tema añadiendo un comentario.

*Agradecemos a Harry Finley que nos haya permitido obtener información de su interesantísima página web http://www.mum.org/  para realizar este artículo.

*Otras fuentes:
http://zl.elsevier.es/es

http://www.gurl.com/

http://facts.randomhistory.com/random-facts-about-menstruation.html 

*Artículo realizado por el equipo de RNR

 

 

Comentarios (46)

  • pilar

    05 Septiembre 2017 a las 14:53 |
    un gran trabajo, menos mal que la ciencia se impuso a la superstición y falsas creencias.

    responder

  • Daniela Escobar

    31 Diciembre 2016 a las 21:39 |
    Me gustó mucho éste artículo, interesante que tedioso fue en otros tiempos estar en el período, y como se le trataba a la mujer por un proceso tan natural. Estuvo super bueno esta información.

    responder

  • María Arca

    11 Octubre 2015 a las 18:39 |
    Muy interesante el artículo, desconocía la mayor parte de los datos, algunos me dejaron con la boca abierta. Tenía que ser un suplicio en esas épocas. Menos mal que la sociedad fue evolucionando... aunque aún queda camino por delante.

    responder

  • Noemí Pérez

    08 Mayo 2015 a las 13:34 |
    Un artículo muy interesante y muy bien documentado y trabajado. La verdad que tenía que ser toda una odisea tener la menstruación en la antigüedad, viendo todo lo que se le atribuía. Hasta hace poco han existido este tipo de creencias en la sociedad. De hecho, mi abuela me tiene contado que no se podía duchar de cuerpo entero mientras tenía la menstruación o no podía bañarse en el mar porque sino igual se le cortaba la menstruación. Esas son las dos cosas que recuerdo que ella me contaba, pero había más teorías al respecto. En particular, aunque el artículo es totalmente fascinante y sorprendente, me ha llamado la atención las teorías de Hipócrates y Galeno. Tras leer el artículo me he quedado pensando que es absolutamente normal que aún no se haya eliminado el machismo y la creencia de superioridad de los hombres en nuestra época actual. Muchas gracias por la información.

    responder

  • Rebe Fer

    24 Junio 2014 a las 18:21 |
    Muy interesante el artículo sobre la menstruación. La verdad que aún en esta época sigue siendo un tema tabú y hay gente que no quiere abordar este tema como algo natural. Las mujeres de la antigüedad lo tuvieron que pasar bastante mal al ser repudiadas y tratadas con desprecio. Gracias por la información

    responder

  • ines diaz

    08 Junio 2014 a las 21:41 |
    Un gran artículo!! Qué interesante y cuánto se ha escrito y pensado alrededor de un hecho tan natural como éste!! Y desde luego, no queda otra que sonreír ante afirmaciones como desancosejarnos el estudio, o como Freud, esas opiniones tan desafortunadas. Igual si viviera en nuestra época se tendría que topar con alguna mujer dedicada a la sanidad justamente como yo,jajajaja...Que tomamos la menstruación como algo normal. Tenemos más cosas en qué pensar que en la regla... Pero el post me encanta!!!!

    responder

  • Kassandra

    08 Mayo 2014 a las 15:38 |
    La verdad es que me ha gustado mucho, creo que es interesante, saber como era menstruación y como se las ingeniaban en la antiguedad, eso si debo decir que gracias a dios existen las compresas....

    responder

  • Laura P

    08 Mayo 2014 a las 12:26 |
    Me ha gustado mucho el artículo, además es un tema que siempre me ha interesado mucho y me preguntaba mucha cosas respecto a tiempos pasados. Lo que dice Freud lo estudié hace años en filosofía, en fin, sin comentarios a los pensamientos de este hombre respecto las mujeres.
    Gracias por compartir este tema, besos!

    responder

  • Macarena Rodriguez

    06 Mayo 2014 a las 13:46 |
    Sabia de algunas cosas que se decían de la mestruación, pero lo prehistoríco no lo conocía y me ha llamado la atención muchísimo, tengo que reirme jajaja porque algunas cosas son sorprendentes, no hace tanto tiempo no había compresas ni tyampax ni todas estas modernidades, en la época de mi padre aún usaban paños y...no quiero ni pensarlo!!! como evolucionamos y la imagenes perfectamas para comprender mejor lo que se lee,la copa menstrual de este hombre...no tiene nombre!!! Encantada con este artículo!!!

    responder

  • Esperanza

    26 Febrero 2014 a las 19:12 |
    Brutal lo del la India, vaya paliza se daban las pobres. Muy interesantes los métodos antiguos y como ha ido avanzando todo. Buen articulo.

    responder

  • Olaya.P

    19 Febrero 2014 a las 03:43 |
    En antigüedad tener la regla debía de ser bastante incómodo, lo digo por el tipo de elementos que usaban para mantenerse limpias y la propia necesidad de lavarse a menudo.
    Y no digamos nada del invento ese con alambre del americano. De verdad, ¡hombre tenía que ser!
    Es cierto que ahora a las mujeres les viene antes el período, cosas de la dieta, supongo.
    Me llama la atención como en muchas novelas se pasa por alto este tema, creo que las autoras se podrían documentar un poco más y darnos más detalles. Por simple curiosidad, como este post.
    ¡Gracias!

    responder

  • verito

    18 Febrero 2014 a las 01:09 |
    Madre mía... había oído cosas de las abuelas y algunas curiosidades de los libros y películas, pero no tan detallado como el artículo. Muchas gracias por hacer estos artículos tan interesantes.

    responder

  • Yluna

    14 Febrero 2014 a las 11:39 |
    Solo puedo decir:
    Gracias Dios por vivir en el siglo 21.

    responder

  • eva026

    08 Febrero 2014 a las 10:21 |
    muy bueno y complero el articulo he de decir que me alegro y mucho de vivir en esta epoca no podria vivir en otra epoca con esos mitos

    responder

  • Estefanía

    08 Febrero 2014 a las 00:49 |
    tengo que decir después de leer esto que me alegro enormemente de vivir en esta época, al leer género histórico no se suele dar mucha información del tema incluso en algunos ni lo nombran y tenía mucha curiosidad ^^

    responder

    • Maria pilar gracia

      24 Marzo 2018 a las 17:22 |
      Con los ropajes .sucios y camisas llenas de sangre y sin duchas en las casas .no wuiero ni pensar el olor nauseabundo que llevarian las pobres antepasadas

      responder

  • Bel71

    04 Febrero 2014 a las 18:09 |
    Que curioso el artículo!!
    Yo soy una de las personas que siempre me he preguntado que habrían hecho nuestras antepasadas con la menstruación, y después de leer el artículo me alegro de vivir en esta época y no haber tenido que usar ninguno de los artilugios de las ilustraciones.
    Pero hoy en día todavía persisten algunos de los mitos de la antiguedad.

    responder

  • Lorena Gomez

    03 Febrero 2014 a las 17:52 |
    Me ha parecido un articulo de mas constructivo sobre todo para las mujeres ,porque creo que nunca me he preguntado cual seria la vida de las mujeres con la menstruacion atiguamente y que medidas de "higiene"utilizaban en su momento.En fin muy interesante,gracias.

    responder

  • Marina

    03 Febrero 2014 a las 08:56 |
    Estupendo artículo!! Después de leerlo ya no me quejaré jamás de estar con la regla.:)

    responder

  • ANA MARIA GARCIA

    03 Febrero 2014 a las 07:57 |
    Me ha parecido superinteresante este artículo, siempre me había intrigado como harían las mujeres de la época con este tema y la verdad es que tenían unos inventos ingeniosos, no parecen muy cómodos...pero es lo que había...

    responder

  • kalina

    30 Enero 2014 a las 02:48 |
    Un artículo impresionante!!
    Tenemos suerte de vivir en la actualidad, porque nuestras antepasadas lo tuvieron bien negro, que si impuras, débiles, inferiores, lo mejor de todo la falta del pene, !madre mía!. Los artilúgios para que los llevaran durante un día ellos, ya verían que comodidad.
    El artículo es apasionate e instructivo, la mayoría de cosas no las sabía. Muchas gracias por un trabajo fantástico.

    responder

  • Dougless

    16 Enero 2014 a las 15:07 |
    Un trabajo excepcional, felicidades porque ha quedado un artículo completo y perfecto.
    Menudas chorradas se decia de la regla hace tantos años, me alegro de haber nacido en este tiempo y no ser víctima de las supersticiones y paranoias de los hombres.
    Yo solo apunto que dí el pecho a mi bebe durante 9 meses y en todos tuve la regla puntualmente.

    responder

  • Lola Rey

    04 Enero 2014 a las 11:27 |
    ¡¡¡Genial!!! Ha sido super interesante y he aprendido un montón de cosas que no sabía. Me gustaría apuntar que para los musulmanes, la mujer cuando menstrua también se considera que está impura al igual que los persas de hace 800 años antes de Cristo.

    responder

  • Marisa

    13 Diciembre 2013 a las 23:42 |
    genial articulo!

    responder

  • LOURDES

    05 Diciembre 2013 a las 11:43 |
    Gracias a la menstruación he conocido las plantas medicinales, como la Onagra, es una preciosa flor, oro líquido. También he conocido la salvia, borraja, bonitas flores.
    Pese a haberme sanado en gran medida del problema de reglas dolorosas, todavía, en estos tiempos del siglo XXI, me cuesta comprarme productos higiénicos femeninos en el supermercado: compresas, tampones.
    No sabría decir de dónde viene tanta vergüenza, con todos los anuncios de compresas, tampones que hay en la televisión.
    Pues no hay manera, me sigue dando mucha vergüenza comprarme tampones en el supermercado. Es algo absurdo, emocional, irracional. Pero, no hay forma de que me quite de encima esos tabúes.

    responder

  • LOURDES

    05 Diciembre 2013 a las 11:39 |
    Me fue muy bien la acupuntura, la medicina de las flores para sanar el problema de reglas muy dolorosas. La sangre menstrual, es conveniente no tirarla a la basura, da igual que se utilice compresas, tampones, o copas vaginales. Lo mejor es regar las plantas con sangre menstrual, agua, usando una bonita copa o jarra.
    Tal vez a las mujeres nos condicionen mucho para que vivamos la menstruación de manera obsesiva, con mucho miedo, ansiedad, nervios.
    Los blogs de menstruación escritos por mujeres son terribles; las que peor hablamos de la menstruación somos las mujeres.

    responder

  • Nieves Hidalgo

    03 Diciembre 2013 a las 13:55 |
    Una vez más, me he quedado a cuadros. Ya no es un trabajo simple sobre un tema cualquiera, es una tesis en toda regla (nunca mejor dicho).
    ¡¡Maravilloso!!
    No dejo de aprender con RNR.
    Felicidades a todo el equipo. Lo que hacéis, no tiene precio, de verdad.
    Muchos besos.

    responder

  • Ana B. Nieto

    02 Diciembre 2013 a las 15:01 |
    Muy interesante. ¡Gracias!

    responder

  • Rociodc

    02 Diciembre 2013 a las 14:58 |
    Que gran artículo!! Con este tema siempre tenemos curiosidad, me ha gustado saber mucho de este tema que tanto hemos hablado. La verdad me sorprende la s barbaridades que se decían o se hacía antiguamente... y que pena que las mujeres de eaa época no tuvieran estos conocimientos ni compresas ni tampones...solo de imaginarme todo eso hay en la ropa e incluso por días. ..uf que asquito jajajaja. Muchísimas gracias por el gran trabajo!

    responder

  • Nuria Pantoja

    29 Noviembre 2013 a las 12:58 |
    Mira que habéis hecho artículos buenos en este apartado, pero con este os habéis salido. Felicidades por un artículo tan interesante y bien trabajado y redactado.

    responder

  • Bona Caballero

    27 Noviembre 2013 a las 21:04 |
    Muchas gracias por el artículo, interesantísimo, y los enlaces son muy ilustrativos. La verdad es que suelo leer bastantes libros de historia, incluida la "historia cotidiana" y aun hoy, no suelen incluir estas cosas de mujeres por las que todas sentimos curiosidad.

    responder

  • Katon

    26 Noviembre 2013 a las 20:58 |
    ¡Vaya trabajazo os habéis pegado! Un artículo fantástico, muy completo e instructivo.
    Qué afortunadas somos, y lo mal que lo debieron pasar en otras épocas.
    Le he echado un vistazo a la página del museo de la menstruación y es fascinante. La cantidad de cosas que desconocía.
    Un artículo completísimo, parece hecho por un profesional. ¡Bravo!

    responder

  • martina

    26 Noviembre 2013 a las 14:28 |
    Un artículo muy interesante y educativo. Hay un montón de cosas que no conocía, por ejemplo lo de la película de Disney o lo de Marilyn Monroe. Me ha encantado leerlo todo.
    Felicidades y muchas gracias por vuestro trabajo.

    responder

  • *Sheyla*

    26 Noviembre 2013 a las 13:41 |
    muchas gracias!!! vaya, menuda historia...no me imagino cada mes sumergiendome en agua helad y frotandome estiercol...que asco!!! jajajaj
    Gracias por la informacion!!

    responder

  • Anasy

    26 Noviembre 2013 a las 06:38 |
    Fantástico artículo, muy completo y curioso, muchas de las cosas que cuenta,no las sabía, me gusta saber como se llevaba algo tan comúny engorroso en el pasado, y cabrea bastante ver como el hombre siempre ha metido las narices en todo lo que podían para demostrar que la mujer era inferior. Gracias por el artículo.

    responder

  • Cristina

    25 Noviembre 2013 a las 19:03 |
    Felicidades por el artículo. Menudo curro os habéis pegado.
    Enhorabuena!!!!!!!!

    responder

  • nikita

    25 Noviembre 2013 a las 17:19 |
    Como siempre un gran trabajo, chicas.
    Me he enterado de curiosidades que ignoraba.

    ¡FELICIDADES!!

    responder

  • crishi

    25 Noviembre 2013 a las 17:02 |
    Interesante artículo, muchos datos los desconocía. ¡¡¡ De la que nos hemos librado!!! Recuerdo hace muchísimos años a mi propia madre comentar sobre algunas "tradiciones" ligadas a la menstruación que me daban risa, vamos, que no me las creía, y que yo pienso que ella mantenía porque era como la habían sido educada en esta materia.

    Felicidades, un trabajo muy completo.
    ¡¡¡Gracias!!!

    responder

  • sara

    25 Noviembre 2013 a las 15:55 |
    Enhorabuena a todas, esto ha sido un trabajo explendido de narracion y documentación.
    Pero visto lo visto y lo pasado no puedo más que aplaudir a la bendita menopausia.

    responder

  • rosamoni

    25 Noviembre 2013 a las 10:01 |
    gracias por el articulo, muy interesante desde luego lo que hace la falta de conocimiento menudo suplicio para las mujeres,
    gracias por este gran trabajo no sabia la mayoria de cosas por no decir el 90%,

    responder

  • Maesfe70

    25 Noviembre 2013 a las 09:33 |
    ¡¡Maravilloso artículo!! Muy documentado e interesante. Desgraciadamente los mitos sobre la menstruación han llegado hasta nuestros días. Yo aun recuerdo a mis abuelas, que me contaban que cuando una mujer tenía el período no podia hacer mayonesa, porque se cortaba o que si podabas una planta mientras estabas menstruando era fácil que se muriera y que no era bueno bañarse mientras durase la menstruación, cuando son precisamente esos dias cuando más pendiente hay que estar de la higiene personal. A propósito de la copa de menstruacion, comentar que aun sigue vendiendose, como alternativa natural a las compresas y tampones y es utilizado por mujeres que opinan que los tampones y compresas no son biodegradables y contaminan el medio ambiente. Yo he visto esa copa, es de plástico, sin ese artilugio de metal y se coloca en la vagina y se retira al cabo de unas horas, se lava y se vuelve a colocar. No me pareció cómoda a la vista pero aún existe y se comercializa. Era un apunte, nada más. Magnífico artículo. Muchísimas gracias RNR

    responder

  • kkekka

    25 Noviembre 2013 a las 09:00 |
    Felicidades por el articulo,un gran trabajo.
    Este es un tema curioso por lo poco tratado pese a lo cotidiano Realmente algunos de los "ingenios" son pelin curiosos.
    Rrealmente ahora tenemos suerte.

    responder

  • ELSA

    25 Noviembre 2013 a las 07:59 |
    Mis felicitaciones por este artículo tan bien relatado y tan bien trabajado que demuestra lo que hemos tenido que soportar las mujeres. ¡Muy bien Rincón!

    responder

  • Malory

    24 Noviembre 2013 a las 23:43 |
    Me ha encantado, Que gran trabajo habéis realizado, chicas. Muchas gracias :D

    responder

  • Mary Jo

    24 Noviembre 2013 a las 22:52 |
    Perdón me equivoqué no es Boston sino Chicago.
    Mis disculpas jaja

    responder

  • Mary Jo

    24 Noviembre 2013 a las 22:50 |
    Menudo trabajo chicas de RNR, es impresionante!!.
    He de confesar que a veces leyendo nuestras novelas, me he sentido intrigada por todo esos temas femeninos y como se las apañaban nuestras antepasadas. Lo hemos debatido mucho también en el foro, pero desconocía gran parte de la información que nos daís.
    Las ilustraciones también son magnificas e instructivas. Jolin con el señor de Bostón, debería haber provado su propio invento, para saber lo que vale un peine.
    Un trabajo concienzudo y muy interesante
    ¡¡Enhorabuena equipo!!

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |