Sherry Thomas: Entrevista

Martes, 20 Octubre 2009

Sherry Thomas, licenciada en económicas por la Universidad de Louisiana, que también posee un máster de administración, llegó a Estados Unidos procedente de China en 1988. Tenía trece años, apenas sabía inglés e iba a reunirse con su madre, que había emigrado cinco años antes que ella. Al cabo de unos meses, con el inglés que estaba aprendiendo en las clases de lengua para extranjeros y armada con su inseparable diccionario bilingüe, empezó a leer novelas románticas. Su afición por el género la llevó luego a escribir relatos y una novela que, durante años, quedó olvidada en una caja de cartón. Hasta que un día la encontró y la reescribió entera; así nació Acuerdos privados. Actualmente Sherry Thomas vive en Texas, con su marido y sus dos hijos.

Hola, Sherry. Es un honor poder entrevistarte tras la excelente acogida que su primera novela, Acuerdos privados, ha tenido no sólo en Estados Unidos sino también en España. Por ello, nos gustaría conocer más a la autora que hay detrás de esta novela.

¡Hola! Es un honor para mí sentarme y mantener esta agradable charla con vosotras.
Quiero decir un gran hola a todos mis lectores españoles y de lengua española.

Háblanos sobre ti. Tenemos entendido que naciste en China y que siendo una adolescente emigraste a Estados Unidos. ¿Cuándo y cómo aprendiste el inglés, el que es hoy el idioma en el que escribes?

Aprendí un poco de inglés cuando vivía en China. Mi abuela -que era profesora de inglés- me enseñó en casa utilizando los libros de texto de la escuela secundaria. Así que en mi primer año en la escuela secundaria -mi último año en China- todos pensaban que mi inglés era bueno. No obstante cuando llegué a Estados Unidos a los trece años, al instante quedó claro que, en realidad, no sabía inglés. No podía entender ni una palabra de lo que la gente decía, no podía hacerme entender y, por supuesto, no podía leer mis libros de texto. En mi nueva escuela había clases de inglés como segundo idioma destinadas a ayudar a estudiantes como yo y me fueron muy útiles. Tenían unos cuadernillos con historia muy cortas y simples -de 100 a 200 palabras- para que los estudiantes los leyeran y contestaran a las preguntas. Los títulos de estos cuadernillos eran todo lo que podía leer con éxito en inglés durante los primeros meses. Pero por supuesto la lectura era muy insatisfactoria porque en la época en que me marché de China leía literatura clásica y novelas de wuxia (la épica de las artes marciales) tan grandes como enciclopedias. Así que tan pronto como pude, cambié a libros de C.S. Lewis y Madeleine L'Engle con un diccionario a mi lado. No entendía todo, incluso con un diccionario, pero entendía lo suficiente para dar sentido a la historia. Entonces, muy rápidamente, descubrí las novelas románticas, gracias a mi madre. Ella no es lectora, pero le gusta comprar. Los fines de semana por la tarde me llevaba a las rebajas de Wal-Mart o K-Mart. Yo no tenía ningún interés en recorrer las tiendas con ella, así que iba al pasillo de los libros y me sentaba a leer. Y por supuesto no pude resistirme a revisar aquellos libros con un hombre y una mujer en la portada, envueltos en un abrazo apasionado. Y así empezar a leer con voracidad novelas románticas históricas. A lo largo del camino también leí muchas novelas de ciencia ficción -mi primer amor- y clásicos ingleses como Orgullo y prejuicio y El señor de los anillos. Pero no hay duda de que una gran parte de mi aprendizaje del inglés viene de leer novela romántica.

¿Desde cuándo supiste que querías ser escritora de novela romántica?

En 1998, cuando era una joven madre abrumada por estar en casa. Un día, durante la siesta de mi hijo, leí un libro nuevo de uno de mis autores favoritos. Me desagradó profundamente el libro y el pensamiento de que posiblemente podía escribir un libro mejor que ése surgió en mi cabeza. Ah, la arrogancia de la juventud. Nunca antes había recibido clases previas de escritura de ficción ni tenía experiencia, pero convertirme en escritora me pareció una carrera perfecta. Tenía un título universitario, pero los gastos de mantenimiendo de la casa, el cuidado del niño, la ropa para ir trabajar y las tasas adicionales anulaban los beneficios económicos de trabajar. No obstante, ¿si podía escribir novelas románticas sentada en casa y ganar un poco de dinero al hacerlo, entonces por qué no intentarlo? Pasaron ocho largos años antes de que consiguiera un contrato para un libro. Así que desde el punto de vista puramente económico habría ganado más dinero si hubiera salido de casa y encontrado un trabajo, cualquiera y en cualquier lugar. Pero lo más curioso fue que, una vez que comencé a escribir, me di cuenta de cuánto me gustaba y que era lo que en realidad quería hacer. Así que estoy muy agradecida al autor que escribió aquel libro que no me gustó: cambió mi vida de la mejor manera posible.

¿Hay alguna autora que te haya marcado especialmente?

Las mayores influencias son de Judith Ivory y Laura Kinsale, Ivory por la perspicacia para entrar en la psique humana, y Kinsale por la intensidad emocional sin par que tienen sus libros. También adoro a M.F. K. Fisher, quien escribía con una prosa que era sencilla, poderosa e inolvidable.

Estamos convencidas de que una de las características que marca la diferencia en las novelas de Sherry Thomas son las protagonistas femeninas. Son mujeres que se igualan a los hombres, no sólo en Acuerdos privados. Por ejemplo en Not Quite a husband nos ha llamado la atención que la protagonista se hace médico en una época en que no debía ser muy usual. ¿Qué busca Sherry Thomas en sus protagonistas?

¡Gracias! Para mí el éxito de una novela romántica recae en la heroína. Lo cierto es que muy a menudo el héroe de una novela romántica es una criatura magnífica, en cambio las heroínas no son tan poderosas, complejas o interesantes. Parte del problema radica en el retrato de las mujeres que se hace en los libros y en las películas en la cultura anglo, en general. Existe mucho una dicotomía entre virgen-prostituta y es complicado, porque realmente los personajes femeninos con defectos normalmente no suelen tener finales felices. Aunque cuando miro alrededor, en la vida real, no veo ni a una sola mujer perfecta soltera. He conocido a mujeres con todo tipo de defectos y que han cometido todo tipo de errores. Aún así son fuertes, vibrantes y mujeres maravillosas. Así que es sobre esas mujeres sobre las que escribo en mis libros, mujeres que deben crecer y encarar sus errores en el transcurso de la historia, mujeres que se levantan tras sus pasados errores y abrazan un futuro nuevo y mejor. Y, por supuesto, adoro a un hombre que es lo suficientemente fuerte y seguro para amar a esa mujer y formar un vínculo de por vida con ella.

¿Por qué escribiste una historia de amor como la de Acuerdos Privados, en la que la relación entre la pareja protagonista es tan atípica dentro de una novela romántica?

«Atípica» en el sentido de que al inicio de la novela, Camden y Gigi ya están casados pero no viven juntos, con lo que es una historia sobre un nuevo comienzo. Porque estoy menos interesada en una historia de cortejo que en una historia de reconciliación. Enamorarse es fácil, ¿no? Crear una vida junto a otra persona, con todas sus peculiaridades y complejos, es lo difícil. Así que lo que quería explorar era ese aspecto, arreglar una relación. Es mucho más duro, requiere mucha mayor fortaleza de carácter por parte del héroe y la heroína y, por lo tanto, creo que hace que la historia sea más absorbente.

Otra de las características que han llamado nuestra atención, sobre las novelas de Sherry Thomas, es que el amor no es un camino de rosas. A veces los protagonistas permanecen separados durante años, otras veces la diferencia de clases es un obstáculo a salvar para que el amor venza. ¿Quieres transmitir algo con estas historias? ¿Crees que una historia de amor debe ser real?

Nunca me leerás escribiendo sobre héroes que roncan o heroínas que necesitan con urgencia algo contra el mal aliento. Así que no tengo problemas a la hora de dejar de lado ciertos aspectos reales cuando creo un universo ficticio. Pero lo que necesita una historia para funcionar es un conflicto que sea, a la vez, intenso y real-real como no artificioso, pero no basado en malentendidos que pueden aclararse fácilmente, sino que para resolverse necesitan verdadera determinación y esfuerzo por parte de los protagonistas. Ésta es la razón por la que los conflictos que dan vida a mis novelas tienden a ser resultado de las propias acciones de los protagonistas, en lugar de factores externos, incluso en Delicious, donde la diferencia de clases juega un papel en el conflicto, el mayor problema a resolver envuelve las decisiones y elecciones tomadas en la vida por parte de los propios protagonistas.

Tus novelas están ambientadas en la época Victoriana. ¿Por qué esta época ha inspirado tantas novelas? ¿Qué te llevó a escogerla como marco histórico para tus novelas?

Aún con tantas novelas románticas históricas como hay, la Inglaterra Victoriana ha inspirado bastante menos libros que la Inglaterra de la Regencia. No creo que mis novelas estén ambientadas en la Inglaterra Victoriana, sino más bien la Inglaterra Eduardiana. Cambio de siglo. La Belle Epoque. Es un período maravilloso lleno de innovaciones tecnológicas. El telégrafo era el internet del siglo XIX. La electricidad y el teléfono se utilizaban en las casas más adineradas. En Acuerdos Privados se muestra un coche, en una época en que los automóviles eran simplemente maravillas, uno no tenía que preocuparse de la contaminación, los cambios climáticos o el precio del petróleo. La gente se bañaba con regularidad. La globalización ya estaba firmemente implantada de muchas maneras. Las mujeres podían aspirar a una educación universitaria y a carreras, lo que hace que sea posible para la protagonista de Not quite a husband, como mencionas antes, ser médica y cirujana en 1890.

Las protagonistas femeninas de tus novelas son mujeres independientes y modernas. ¿Es ése uno de los sellos que caracterizan a Sherry Thomas como escritora?

Ah, ésa es otra de las ventajas de la era Eduardiana. Mis heroínas se reconocen como modernas -en el sentido que son mujeres que piensan por sí mismas- pero tales damas no eran rarezas a finales del siglo XIX. En los libros que he leí- do mientras investigaba, los que fueron escritos por mujeres casi siempre mostraban una opinión decidida. Ellas sabían que pensaban y no eran tímidas a la hora de expresarlo. Estaban a medio camino de conseguir logros mayores por todo el mundo. Fueron ellas las que martillearon al parlamento para conseguir el derecho a votar. Y sí, seguridad en sí misma y en las propias capacidades son las marcas de las heroínas de Sherry Thomas. Por supuesto, quiero ver a mis heroínas casadas con hombres que estén completamente enamorados de ellas, pero quiero creer que si el héroe no apareciera, ellas podrían tener una vida productiva e interesante a pesar de ello.

¿Qué puedes contarnos sobre Delicious y Not quite a husband, cuyos argumentos son muy interesantes, con lo que esperamos leer muy pronto estas novelas?

Delicious es, bien deliciosa. Es la historia de un amor prohibido entre un político (el azote principal de Mr. Gladstone) y la escandalosa cocinera que hereda, junto a una enorme propiedad en el campo, cuando su hermano muere. Es un romance que tiene lugar de una manera encubierta, sobre todo a través de encuentros en la niebla, en la oscuridad, en parte a través de la comida. El libro está repleto de texturas, sabores, aromas y sensaciones que deben leerse con chocolate en la mano porque te entrará hambre. Not Quite a Husband, por el que todavía no hay oferta de publicación en español (esperamos que la haya pronto) es la historia del reencuentro de unos amantes y, probablemente, el libro más desgarrador de todos los que he escrito nunca. El héroe no es en realidad el marido de la heroína porque el matrimonio fue anulado. Y aquí está él, en los mismos confines del mundo -el Hindu Kush- porque ella necesita que alguien la saque de esas peligrosas montañas para volver a casa, junto a su padre enfermo. A lo largo del camino hay muchos peligros, pero ninguno tan terrible como los secretos del corazón que están a punto de ser revelados. Permítene mencionar, antes que lo olvide, que Delicious y Not Quite a Husband están relacionados porque el héroe de Not Quite a Husband es el hermano menor del protagonista secundario de Delicious. No obstante las novelas pueden leerse en el orden que se desee.

¿Cuál ha sido la novela más difícil de escribir?

Decididamente Delicious. Ha sido la primera vez que escribía un libro con un contrato y una fecha de entrega establecida. También estuve en la escuela de estudios de postgrado durante 16 meses -y tres proyectos completos- que me llevó conseguir el libro adecuado. Fue una maravilla que mi editora todavía quisiera trabajar conmigo después de eso (la quiero tanto por eso).

¿Hay algún personaje de tus novelas por el que sientes predilección o un cariño especial?

Me gusta mucho Mrs. Rowland, la madre de Gigi de Acuerdos privados. Tiene un carácter muy diferente del que se encuentra en otras madres de la novela romántica. Es inteligente, ambiciosa e intrigante, aunque no es una villana ni una caricatura, sino una mujer admirable a su manera.

¿Qué puedes contarnos sobre tu última novela His at night? (El título es precioso).

¡Gracias! Se me ocurrió a mí misma (o más bien se me ocurrieron una lista de títulos, y éste es uno de los que escogió mi editora). Después de Delicious y Not Quite a Husband, ambas bastante abrumadoras, quería escribir algo más ligero, un sexy jugueteo. Así que se me ocurrió la idea de un agente encubierto que finge ser idiota y una mujer joven tan desesperada que haría lo que fuera por un marido. Suena divertido y creo que es divertida. Pero con los tópicos de mis libros, la historia se ha vuelto más complicada de lo que parece. ¿Estáis de ánimo para una novela romántica oscuramente divertida?

Antes de acabar, queremos ofrecerte la oportunidad de enviar a tus lectores de España un mensaje.

Me gustaría enviarles más que un mensaje. Me gustaría enviarles flores, corazones y chocolates también. Estoy muy emocionada y agradecida al saber que mis libros podrán leerse español. Espero que estas novelas puedan ofrecer muchas horas de alegrías y diversión, ahora y en el futuro, a los lectores españoles.

¡Muchas gracias por concedernos esta entrevista, Sherry! Te deseamos todo lo mejor.

¡Gracias! Ha sido un placer y un privilegio.

--Si quieres conocer más sobre Sherry Thomas, visítala en su web: www.sherrythomas.com 

*Entrevista realizada por Mariam Agudo

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |