Patricia Sutherland: Entrevista

Sábado, 16 Abril 2011

Hola, Patricia, antes que nada permítenos felicitarte por la publicación de tu novela.

Muchísimas gracias.

También queremos agradecerte que dediques un ratito de tu tiempo a responder a unas preguntas para nuestra web.

Gracias a vosotras por esta ocasión que me brindáis de llegar a vuestros lectores.

Abogas por la libertad creativa en la novela romántica de lengua española apartándose de los corsés adoptados de la literatura anglosajona. En tu opinión, ¿en qué debemos diferenciarnos y qué puntos debemos compartir?

Diferenciarnos, en todo lo que podamos. Es que somos diferentes, por cultura, por historia, por naturaleza. Y creo que deberíamos ofrecer novelas adaptadas a nuestra evolución social. Por ejemplo, en el mundo anglosajón todavía sigue siendo un problema tocar ciertos temas como la infidelidad o la (homo)sexualidad dentro del marco de la novela romántica porque, socialmente, continúa siendo un asunto "no digerido". Otro tanto ocurre con la edad de los personajes, especialmente de la protagonista, o con su apariencia física. Creo que las lectoras españolas, en general, somos un público abierto y dispuesto a dejarnos sorprender. Que yo sepa, sólo hay una editorial en España que está publicando historias "atípicas" en este sentido. Para las demás, siguen siendo terreno vedado. Reconozco que quizás sea un tanto radical en ésto, pero para mí el género romántico sólo tiene dos reglas inviolables: 1) que el hilo conductor de la novela sea una historia de amor, y 2) que tenga un final positivo. Éstos son los dos únicos puntos que debemos compartir con la literatura romántica anglosajona. A partir de ahí, debemos hacer nuestro propio camino.

Eres una defensora a ultranza de la novela romántica en lengua española y sin embargo tus protagonistas y ambientación mantienen el sabor made in USA , ¿por qué?

Defiendo que la novela romántica escrita en español como lengua original se merece ocupar un lugar preeminente dentro del género porque tenemos voces fabulosas y lectoras que lo adoran. La lengua española ha dado grandes escritores a todos los géneros, es el segundo idioma más hablado del mundo; ¿no parece increíble que nuestra aportación a la literatura romántica se reduzca a un puñado de nombres, a unos cuantos títulos? Dicho ésto, opino que escribir en lengua española no implica, necesariamente, ambientar en escenarios españoles (o argentinos, o colombianos), o escoger personajes nativos de nuestras tierras. Esos elementos sirven a la historia que el autor quiere contar, no son elecciones caprichosas.
¿Que por qué no cuento historias "made in Spain"? La palabra clave a añadir aquí es "aún". Aún no he contado ninguna historia con sabor español, pero todo se andará.
Veréis, creo que el género romántico en lengua española vive una etapa de transición. Después de décadas saboreando historias de amor al estilo anglosajón, de acostumbrarnos a sus paisajes, a sus nombres que a veces no sabemos siquiera cómo pronunciar, de pronto empiezan a haber Sabrinas y Annas, y barrios madrileños o asturianos, historias con las que te identificas, que se desarrollan entre personajes y en lugares que te son familiares. A muchas lectoras les resulta complicado sentirse atraídas por lo conocido. Por eso, porque lo tienen muy visto. A algunas escritoras nos sucede lo mismo. Reeducar los gustos toma tiempo. Es posible, desde luego, pero no inmediato. A modo de ejemplo, os comento que los resultados de una encuesta que llevé acabo en mi blog a finales de 2009, mostraron que un 21,4% de aficionadas al género no compraba romántica de autoras españolas. Sería interesante repetir la encuesta ahora, a ver cómo han evolucionado las cosas desde entonces.

¿Qué siente Patricia Sutherland cuando se sienta a escribir? ¿Por qué escribe?

Para mí escribir es magia pura, el segundo mejor regalo que me ha hecho la vida. Cuando entro en ese mundo mágico, lo demás no existe y el tiempo se relativiza. Escribo porque no puedo evitarlo. Sé que puedo vivir sin publicar porque lo he hecho, pero sin escribir, no. Simplemente, no sé cómo se hace.

¿Qué papel juega la literatura en tu vida? ¿Y porqué escogiste dedicarte a la literatura romántica?

Es un papel fundamental; cuando suelto el teclado, cojo el libro o el e-reader. Es así desde que me acuerdo. Me gustan todas las formas de expresión, pero la palabra es, sin duda, la que encuentro más afin a mí. Y en cuanto a la segunda pregunta, creo que fue ella la que me escogió. Yo no me enteré de que lo que llevaba años escribiendo "encajaba" dentro de la literatura romántica hasta que me propuse publicar, hace unos cinco años. ¡Menudo descubrimiento! Fue entonces cuando empecé a leer el género.

¿Cuál crees que es la razón, o las razones, que hacen que una lectora se haga adicta a este género en particular?

¡Ah, es que una buena novela romántica tiene el mismo efecto que el chocolate; endorfinas a raudales! Además, es un gran bálsamo emocional. Da igual cómo haya sido tu día, sabes que en cuanto abras el libro automáticamente estarás en otra dimensión dónde vas a revivir emociones que todas las mujeres atesoramos, sin que te vaya el corazón en ello. Creo que en la mayoría de nosotras, en algún rinconcito escondido, sigue viviendo una chica soñadora, y que esa parte cae rendida ante la seducción de un mundo casi perfecto.

En tu opinión ¿cuál es papel que juegan las webs especializadas en este género?

Creo que juegan -jugáis- un papel definitivo; sin vosotras, sin reseñadoras y bloggers dedicados al género, sin foros donde poner las ideas en común y debatir, la novela romántica seguiría siendo un género pobremente presentado por las editoriales, mal distribuido y peor clasificado en los anaqueles de las librerías. Yo todavía me acuerdo de los míseros tres estantes, al fondo de la tienda, buscando tesoros en un batiburrillo de libros supuestamente románticos, ¿vosotras, no?
Hacéis una increíble labor de difusión, y que estéis entrevistando a la creadora de Princesa, una publicación de autor, es prueba irrefutable de lo que digo.

¿Cuáles son las bases donde se asientan tus obras? ¿Cómo describirías tus novelas?

En general, se asientan sobre tres elementos: a) narración ágil gracias, entre otros recursos, a reducir las descripciones a lo estrictamente imprescindible, b) diálogos abundantes, y c) más sensualidad que "sexualidad". Escribo historias con mucha carga romántica que a veces, como en el caso de Princesa, también es carga erótica, en las que las lectoras se pueden meter fácilmente, ¡y quedarse enganchadas! :)

Teniendo más seguidoras las novelas románticas históricas, ¿por qué, sin embargo, te decantaste por contemporánea?

Esta respuesta tiene dos partes. La primera es que a mí me gusta ahondar sobre aspectos de la vida de las mujeres y de los hombres de hoy. Soy una persona reflexiva y me atrae la idea de intentar entender el mundo que habito. Escribir contemporánea es una forma de indagar, a través de un argumento de ficción, sobre cuestiones que me interesan.
La segunda parte tiene que ver con la situación del género en estos momentos, en España, que impide la profesionalización. Escribir romántica histórica implica, de partida, una gran inversión de tiempo, energía y dinero para documentarte que sólo se vería compensado con el disfrute que obtengas al escribirlas, y como digo, me interesa más el hoy que el ayer. Dicho lo cual, añado que me encantan los desafíos y que llevo varios meses dando forma a un argumento histórico medieval que me atrapó. Estoy trabajando las tramas y si cuando acabe, sigo encontrándola atractiva, la escribiré.

¿Qué nos puedes contar de Princesa, tu última novela?

Princesa es una historia de amor no convencional con dos protagonistas, Tess y Dakota, dueños de sendas personalidades fuertes pero opuestas, a los que separan once años y ocho mil kilómetros. Hay un doble conflicto provocado, por un lado, por la diferencia de edad (y los prejuicios que eso suscita) y, por otro, por la hermana de Tess, que está enamorada de Dakota desde que era una niña. Hay mucha pasión, gracias al protagonista, que es un hombre de naturaleza caliente. Y hay sorpresas por la forma en que está narrada la historia. Creo que es una novela que engancha y sorprende.


Dado que eres partidaria de informar de antemano a las lectoras de la carga sensual que contiene una obra, ¿cuál es la que hallarán en Princesa?

Dentro de la colección Jera Romance, a Princesa le corresponde una clasificación de "muy sensual". Esto equivale a un nivel medio de erotismo según el baremo de las editoriales para este subgénero, y como, efectivamente, soy partidaria de informarlo de antemano a las lectoras, así aparece indicado en el interior del libro, en la cuarta página (donde está la información relativa a los derechos de propiedad intelectual).

Un héroe de papel no tiene por qué coincidir con el que nos gustaría compartir nuestra vida. ¿Nos podrías contar cuáles son tus preferencias como escritora y lectora? ¿Y como mujer?

Vaya, esta pregunta se las trae... :)
Como escritora me gustan los desafíos así que, normalmente, me planteo héroes que en la vida real, a priori, no tendrían la menor oportunidad conmigo, y les "impongo" el objetivo de reconstruirse ante mis ojos, de sorpenderme y seducirme, y en última instancia, de enamorarme.
Como lectora soy bastante tolerante... mientras sean héroes humanos. Ni vampiros, ni zombies, ni hombres lobos. Nada de densos pelajes, colmillos o garras, por favor :)

Y como mujer... me atrae un hombre de valores que tenga las ideas claras, que se implique y "se moje" por las cosas en las que cree. En un plano más íntimo, que me haga reír y que me mime. ¡Y que cocine muy bien porque me encanta la buena comida! Por suerte, existe un hombre así fuera de la ficción y yo lo he encontrado :)

¿Nos puedes adelantar algo de tus próximos proyectos?

Antes de meterme de cabeza en la promoción y difusión de Princesa, cuando mis días eran métodicos y tranquilos, trabajaba en dos proyectos, además de la histórica que mencioné más arriba: 1) acabar la última novela de un grupo de cinco contemporáneas "conectadas", ambientadas en Nashville, Tennessee, en torno al mundo de la música country, y 2) mi segunda novela de acción romántica que además, si no cambio de idea, contará con dos protagonistas de razas diferentes. Proyectos, muchos; tiempo para llevarlos a cabo, mucho menos de lo que quisiera...

Y por último, ¿deseas decirles algo a los lectores de El Rincón de la Novela Romántica?

La verdad es que impone mucho la idea de saber que estas palabras que escribo tranquilamente mientras me tomo un café y escucho mi música favorita, pronto aparecerán publicadas en El Rincón de la Novela Romántica. Nada más y nada menos...
Cuando crees que escribir es un regalo, y que te lean, un inmenso privilegio, estás "servida", y yo lo estoy. No puedo pedir más.
Ojalá esta entrevista me acerque a vuestros lectores, permitiéndoles conocer, aunque sea un poco, a la mujer que cuenta historias de amor bajo el seudónimo Patricia Sutherland. Este es mi deseo.

Muchas gracias, Patricia, por respondernos a esta entrevista. Deseamos de todo corazón que Princesa sea todo un éxito. Te deseamos mucha suerte.

Gracias a vosotras, chicas. Por permitirme estar aquí, y por el enorme cariño e interés que me habéis dedicado desde el primer momento.

Un abrazo,
RNR

Comentarios (1)

  • Paola

    26 Julio 2012 a las 21:33 |
    He elegido su respuesta a la pregunta de que qué siente cuando escribe, porque simplemente creo que es perfecta. Escribir, para mí al igual que leer, es un verdadero regalo. Es algo especial, que te hace ir a lugares soñados, y te hace sentir y vivir historias que jamás pensaste que podrías disfrutar. Hace que todo gire en torno a esas palabras, que en ocasiones, nos devuelven a la vida.

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |