Patricia A. Miller: Entrevista

Martes, 21 Julio 2015

Hemos ampliado presupuesto, que no se diga que no derrochamos en esta sección porque sabemos que os encanta, y hemos cambiado la silla de pensar con un flexo en un cuarto oscuro por un sillón Chesterfield en el mejor Rincón... Y hemos invitado a Patricia A. Miller a tomar algo y que nos hable de su novela "Todo lo que soy". Y en cuanto se ha sentado la hemos bombardeado. Si creía que iba a tener un momento de paz estaba muy, pero que muy, muy equivocada.
Patricia, hola y bienvenida, no sé si te ha dado tiempo a ponerte cómoda antes de que te abordemos...

¡Hola! Caray, menudo recibimiento. ¡Y estreno sillón! Un honor.
Muchas gracias por darme la posibilidad de contaros un poco más de cerca cómo es Patricia A. Miller y como es mi novela 'Todo lo que soy'. Me alegra mucho encontrarme en este magnífico Rincón Romántico, rodeada de grandes autoras y autores del género.
¡Espera! Me acomodo como es debido, cruzo las piernas (sensualidad y decoro van de la mano esta vez jejeje) y... ¡adelante!

¿Como nació está historia? ¿Que fue lo primero que te vino a la mente cuando empezaste a escribirla?

Esta historia nació como prueba de algo que llevaba en mi cabeza hacía muchos años. Mi madre y mi abuela leían novela romántica, básicamente histórica, y me aficioné igual que ellas. Pero descubrí que, más allá de la histórica (preciosas historias) de condes, cortesanas, duques, reinas y plebeyos, existía todo un mundo de romántica actual, paranormal, erótica, etc. Y un día me dije "voy a probar a ver qué sale". Jamás pensé que ésta, la primera historia larga que escribí, fuera a salir publicada. Hoy debo a La Selección RNR este honor.

¿Por qué ese título?

El título define en cuatro palabras los sentimientos de ambos personajes. Es un "si me quieres, esto es lo que soy". La historia esconde muchos miedos que ninguno de los protagonistas es capaz de confesar por temor a no ser correspondidos. Ambos son cabezotas, orgullosos y sus vidas no han sido precisamente fáciles. Exponerse a los demás, abrirse y mostrar sus sentimientos es algo que no tienen bajo control. Encontrarse, de la noche a la mañana, deseando que la otra persona te mire, te llame o desee lo mismo que tú es un shock para ellos y, en todo momento, en sus cabezas, de forma implícita, se repite la pregunta: ¿Es suficiente con lo que soy? Desde luego que sí, pero deberán pasar algunas páginas para descubrirlo.

Pasión incontrolada entre una abogada de la fiscalía y un soldado... Suena muy, muy sexy, y será esta ola de calor que me hace subir la temperatura del cuerpo. ¿Describes el alto voltaje? Vamos, ¿tengo a mano un abanico para las escenas de cama?

Jajajaja, ¡¡el alto voltaje me lleva loca!! Las escenas subidas de tono conllevan sexo explícito en 'Todo lo que soy', muy explícito.
Los encuentros entre Chris y Arabella son salvajes, hablamos de llamadas de teléfono calentitas, momentos "aquí te pillo aquí te mato", escenas a escondidas, etc. Pero también hablamos de miradas, roces, besos apasionados, abrazos que encierran algo más que deseo y deseo que habla más allá del sexo.
He intentado que no parezcan vulgares, que, aunque se llame a cada cosa por su nombre, sigan un ritmo y una intensidad para que los lectores y lectoras no las califiquen de ordinarias. En fin, solo espero haberlo logrado y que queden satisfechos.

¿Los protas tienen alguna peculiaridad, defectos, virtudes, hobbies, gustos... que los hace diferentes?

Pues, a ver, juntos son una bomba de relojería. Sus formas de ser son diametralmente opuestas y las chispas saltan en cuanto se cruzan sus miradas, para bien y para mal, claro. No obstante, tienen una cosa en común que los acerca y los separa: la pasión por el trabajo.
Chris es un soldado, un protector, defiende a su país y se siente en la extraña obligación de hacer lo mismo con cuantos le rodean, aunque en ello le vaya la vida.
Su mayor virtud es, sin duda, la lealtad que siente hacia sus amigos y su familia, a pesar de que no siempre puede estar donde desea para protegerlos. Sin embargo, su mayor defecto aparece cuando es su corazón el que está en peligro pues huye de sus sentimientos en lugar de luchar por ellos.
No es un tipo sofisticado de traje y camisa. Cuando tiene tiempo libre, que no suele ser muy a menudo, le gusta vestir con comodidad —jeans, Converse y camisetas—, ir a cenar con sus amigos y disfrutar de los placeres de la vida. El sueldo que recibe y la poca vida social que mantiene, le permite concederse algún capricho que otro, como el apartamento que alquila en Manhattan, que es brutal (que lástima que no os pueda enseñar las fotos jajajaja)
Hay algo que me gusta mucho de él en el plano físico, además de lo guapísimo que es (rubio, ojos castaños...). Tiene un pequeño tatuaje en forma de trébol que encierra una historia que marcó su trayectoria profesional. Es muy triste y dura, pero también muy tierna.
Vamos con Arabella. La señorita Kinsley, pese a la imagen de niñita de papá, de ojos verdes y melena larga castaña, con el rostro angelical y su metro sesenta y cinco, es una mujer tremendamente decidida con firmes principios basados en la justicia.
Su forma de trabajar, comprometida, emprendedora y dispuesta a ir un paso por delante de cualquiera, le ha hecho ganarse un puesto de honor entre los ayudantes del Fiscal de Nueva York. Pero también la ha convertido en una adicta al trabajo. Primer defecto.
El camino que ha tenido que recorrer hasta donde está, con los obstáculos que ha superado, dentro y fuera de su familia, no ha sido nada fácil, pero es impetuosa y decidida. Y quizá por ese motivo, su segundo defecto sea el orgullo. Pedir ayuda no entra en sus planes a no ser que se vea en situaciones extremas en las que no le queda más remedio. Cuando eso sucede, se convierte en una persona quejosa a la que dar un buen tirón de orejas. Tercer defecto.
Sí, es una persona repleta de defectos ¡qué le vamos a hacer!
Pero también tiene una forma de ser muy particular en el trabajo, es extrovertida y cercana, lo cual contrasta con lo reservada que es en su vida personal. Nadie conoce de su día a día más que lo que se ve en los juzgados; no acude a fiestas multitudinarias, ni ha sido sorprendida con hombres, no le gusta la prensa mediática y no es de las que disfruta excesivamente saliendo de copas con los amigos... Y en cuanto lo ve ¡zas! se enamora sin remedio de Chris (Un secreto para las lectoras: ya estaba enamorada de él desde su adolescencia ¡Ahí lo dejo!).

Christopher pertenece a los Delta Force. No es la primera vez que hablas de ellos en tus libros. ¿Es algo aleatorio? ¿Te basaste en alguien concreto? ¿La información vino de la mano de alguien que conoces o fue una investigación personal?

Jajaja. En su día conocí a alguien que pertenecía a los cuerpos de élite de los EE.UU. y me llamó muchísimo la atención su entrenamiento, su forma de vivir, su sentido del patriotismo y, por supuesto, a lo que deben enfrentarse. Se puede decir que el personaje de Chris está inspirado en esa persona, pero no tiene nada que ver. Me limité a escoger aquellos rasgos de personalidad que me llamaron la atención y los trasladé a Christopher Lewis. Y así nació el hombre rubio, de ojos oscuros, fuerte carácter y sin miedo a nada (o eso creía él jajaja).
También es cierto que me decanté más por la parte humana de mi fuente y forjé la personalidad de Chris a raíz de una infancia difícil y un padre severo, y no tanto en la dureza de las pruebas que deben superar los soldados para llegar a formar parte de los Delta. Así que, mucha de la información que recabé, quedó guardada en un cajón.
Algún tiempo después, la utilicé en el libro que salió publicado en marzo de este año. ¡Pero ya! El recurso ha quedado agotado y creo que he tenido suficiente.

Una curiosidad. ¿Cómo eliges los nombres de tus personajes?
¿Tormenta de ideas? ¿Algún conocido? ¿Un programita de esos que te propone nombres aleatorios?

Tengo un montón de listas, lo reconozco jajaja. Por cada país tengo la lista de nombres de hombre y de mujer. Además, no solo los más frecuentes, sino también los más raros. Me encanta la de Grecia jejeje. Cuando me planteo la ficha de los personajes, el nombre debe corresponderse con la imagen mental que me hago de ellos, no podría llamar a un personaje Kevin, si en mi cabeza tiene cara de Josh, ya me entiendes.

Un, dos, tres, responde sin pensar: ¿Cuál es tu palabra favorita?

Uff ¿una solo? ¡¡Es complicado, no creas!! Tengo varias palabras favoritas, por cómo suenan y por lo que significan: 'libertad', 'nueve', 'mirada'... y muchas más.

¿¿Nueve?? Bueno, bueno... ¿Nueve? Sigamos... Pero háztelo mirar...

¿Por qué escribir romántica erótica? ¿Cómo te sientes al hacerlo? ¿Y qué opina tu entorno al contarles (si saben) que escribes erótica?

¡¡Es una buena pregunta!! ¿Por qué romántica erótica? Pues verás, algunos libros que he leído a lo largo del tiempo, me dejaron indiferente en cuanto a la relación entre los personajes principales. Describir una escena de cama, o un primer encuentro, o una reconciliación después de una acalorada discusión, lo puede hacer cualquiera, eso está claro, pero hacerlo y que resulte excitante y sensual, que esa escena llegue a acelerarte el pulso y te deje con la sensación de necesitar más, eso no lo puede hacer todo el mundo. No sé si yo alcanzo ese objetivo, la verdad, pero por algo se empieza.
Me siento bien cuando acabo de escribir una escena subida de tono, pero también es cierto que me suele costar casi el doble que una en la que no hay erotismo, y acabo con la cabeza echando humo. Intento esforzarme para que no sean vulgares, principalmente, y para que no sean 'más de lo mismo'.
Me gusta que los sentimientos de los personajes, en esos momentos, cobren también un protagonismo que iguale a las sensaciones físicas que experimentan y sus reacciones posteriores, para que los lectores vean que esas reacciones son tan humanas como las que pueden sentir ellos mismos.
En lo que se refiere a mi entorno... jajaja, sí, lo saben, por supuesto, y los que ya han leído alguno de mis libros continúan teniendo muy buena opinión sobre mí jajajaja, o eso dicen. Los que todavía no me han leído, o se enteran de repente que escribo romántica erótica, recurren al eterno... "¿Como 50 sombras?" y entonces me tengo que detener a explicarles que no, que como E.L. James solo escribe E.L. James, y que yo soy diferente.

todoloquesoyMuchas tenemos la inquietud para discernir el punto límite entre erótico y pornográfico ¿Cual sería ese límite para ti?

Hay mucha controversia en este tema, es verdad, pero creo que existe un límite claro que empieza por el gusto por las palabras.
Una historia de erotismo puro y duro tiene un denominador común durante la novela, el sexo. Todo gira entorno al sexo y el resto es secundario. Ahí se corre el riesgo de cruzar un límite y perder el sentido de la trama, convirtiendo la historia en el guión de una película pornográfica. Sin embargo, es la forma que tenga la escritora (o escritor) de narrar las escenas lo que diferencia el erotismo del porno.
En mi caso, 'Todo lo que soy' es un romance erótico, es decir, existe una trama que no está ligada al sexo, existe una historia de amor donde los personajes mantienen una relación que no solo está basada en el sexo, sino también en los sentimientos. Además, de forma paralela, encontramos una subtrama de suspense, que acerca y separa a los protagonistas constantemente. Es la mezcla de todas esas emociones las que los abocan a momentos de alta tensión sexual y, al mismo tiempo, es el respeto que sienten entre ellos, y el que siento yo por mis personajes, el que me marca el límite de hasta dónde puedo llegar con mis descripciones.
Espero haberte respondido jajaja, me enrollo como las persianas, sorry!!

¿Te planteas algún día cambiar de género? Y si lo haces ¿por qué género te decantarías?

Me encantaría probar con el romance histórico, pero no sé si sería capaz.
Admiro a quienes se atreven con este subgénero y, buenas o no tanto, publican sus novelas. Merecen todo mi respeto y admiración porque creo que escribir sobre épocas pasadas, con lo que ello supone (lenguaje, estilo, comportamientos, vestimentas, modales...), es todo un gran reto. No me planteo, por el momento, cambiar de subgénero, pero si lo hiciera, el histórico sería el elegido, sin duda (después de una larga época de estudio e investigación y con alguna ayuda, por supuesto).

Has dicho que desde siempre lees novela romántica al igual que tu madre y tu abuela. ¿Has tenido o tienes autores preferidos que te impulsaran a escribir? ¿Alguna novela que te haya marcado o se te haya grabado a fuego en la mente?

Fíjate, tengo autores preferidos pero no en romántica. Me encanta Javier Sierra y Carlos Ruiz Zafón. He leído todo cuanto hay de Torcuato Luca de Tena y soy una incondicional de Ken Follet. 'Los renglones torcidos de Dios' y 'Los Pilares de la Tierra', para mí, están en un pedestal.
En romántica, comencé leyendo a Danielle Steel y pronto me pasé a Johanna Lindsey, a Lisa Kleypas o a Julie Garwood. Christina Dodd, Linda Lael Miller y muchas otras más en contemporánea, fueron mi inspiración. Y sí, hay una novela histórica que recordaré el resto de mi vida por lo que me produjo cuando la leí la primera vez. En realidad son tres libros, aunque el tercero no me causó tanta impresión. Estos son 'Orgullo de Casta', 'Corazón Audaz' y 'Honor de Medianoche', de la genial Marsha Canhman.

¿En qué estás trabajando ahora?

Ahora mismo me encuentro finiquitando la corrección de un manuscrito al que tengo especial cariño. Fue una idea que llevaba aparcada desde hace tiempo y hasta que no vi el momento oportuno no comencé a desarrollarla. Es otro thriller romántico, sin tanto sexo y con un proceso de investigación que me ha tenido en contacto con los Estados Unidos más de seis meses (bendito correo electrónico). Creo que es una historia preciosa (¿qué voy a decir yo? jajajaja), con una subtrama de intriga bastante complicada y dura, unos personajes que tela marinera y un entorno tan místico y maravilloso como lo es la zona de los ranchos de Texas. Y hasta ahí puedo leer.

¿Le pasas tus novelas a alguien para que te de su opinión? Para que te haga una primera crítica.

¡Siempre! Tengo un grupo de amigas sin pelos en la lengua que se leen todo cuanto escribo. Cada una es de una forma de ser y tienen diferentes formas de hacerme ver lo bueno y lo malo de lo que leen. Por supuesto, también tengo a mi correctora particular, con la que cuento desde hace poco, y que se encarga de destrozarme las novelas a base de comentarios con los que disfruto y me río una barbaridad, pero de los que aprendo un montón. Y, como no, mi principal crítico es mi marido. ¡Sí, sí, él! No es que sea consumidor del género, pero le gusta echar un vistazo a lo que hago de vez en cuando.

"Todo lo que soy" está teniendo una gran acogida, ¿qué crees que tiene para que esté atrayendo tanto a los lectores? ¿Cuáles son sus puntos fuertes?

'Todo lo que soy' es una historia de suspense donde los giros y las sorpresas están a la orden del día. La relación entre los protagonistas es explosiva y sus encuentros sexuales también. Hay drama, pasión, engaños, mentiras, cosas que no son lo que parecen, mucha ternura y grandes dosis de romance.
Imagino que todas las personas a las que les gusta esa combinación le están dando una oportunidad, no lo sé, pero me alegro de que esté ahí y les envío mil gracias por confiar en la historia.

Pues con esto terminamos. Gracias por compartir con nosotras tus puntos de vista sobre la romántica erótica y contarnos más sobre esta fascinante historia. Todas las compañeras te deseamos mucho éxito en todos tus proyectos. Y no, no te puedes llevar nuestro sillón nuevo a casa. Lo siento.

¡Jo! Con lo bien que quedaría en el apartamento de Chris... jajajaja.
Ha sido un placer pasar este ratito aquí con vosotr@s, en este precioso Rincón Romántico en el que tan bien nos tratan. Es un orgullo formar parte de este equipo que me ha permitido conocer a personas excelentes con una calidad humana sensacional y unas historias de lujo.
Muchísimas gracias por todo. Muacksss!

 

*RNR agradecemos mucho a Ruth M. Lerga su ayuda y colaboración a la hora de dar forma a esta batería de preguntas a la que sus compañeros de editorial han sometido a Patricia A. Miller.

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |