Laura Mercé: Entrevista

Sábado, 24 Septiembre 2011

Bienvenida a El Rincón de la novela romántica, Laura, muchísimas gracias por acceder a responder una preguntas para nuestro portal, y enhorabuena por la publicación de su novela.

- Escribir… ¿Por y para qué escribe Laura Mercé?

Escribo desde que aprendí a leer. Para mí es un placer y una necesidad poder volcar en el papel historias ya sean verídicas o imaginadas.

- Detrás de una buena escritora siempre encontramos una ávida lectora. ¿Qué le gusta leer a Laura Mercé? ¿Hay algún escritor por el que siente una especial admiración? ¿Qué novela encabezaría su lista de imprescindibles?

Es verdad; se dice que el que lee mucho algún día intentará escribir un libro; y creo que para escribir una novela hace falta haber vivido y leído mucho. De niña leií los cuentos de los hermanos Grim, Emilio Salgari etc. de adolescente me gustaban las novelas romanticas de Jane Austen, las de misterio y de aventuras; y ya de mayor me incliné por las más profundas de novelistas clasicos.  Debo reconocer que soy bastante anticuada por eso para mí las novelas imprecindibles serian: "Guerra y paz" de Leon Tolstoi, "Los miserables" de Victor Hugo" y "Crimen y castigo" de Fiodor Dostoievski" entre otras.

- Después de haber vivido tantos años en Argentina ¿cuál cree que ha sido la influencia que ha tenido la cultura de ese país en su obra?

El haberme criado en Argentina no ha tenido ninguna influencia en mi necesidad de escribir. Pero si debo decir que al ser Argentina un país con un crisol de razas, no solo hay mucha cultura literaria si no que es cuna de grandes pintores, escultores, musicos etc, en fin... todo lo referente. Además, en mi caso, allí aprendí más que nada el valor de la verdadera amistad, la hospitalidad, el cariño y la lealtad.

- La riqueza y belleza del lenguaje no están reñidas con la sencillez. La narración de Laura Mercé es tan melódica como hermosa, ¿nos podría adelantar un pequeño fragmento de su obra por el que sienta una emoción especial?

Sin intención de parecer vanidosa, creo que mi novela tiene muchas escenas que despiertan emoción: la parte esotérica, en la que Almudena descubre el significado de sus sueños y de su amor de otro tiempo. De la parte romántica y erótica, cuando se enamora en su vida real. Pero para mí hay dos partes que me conmueven mucho: una es cuando Almudena, con trece años, pierde a sus progenitores, y la otra cuando va a parar a un orfanato:

"Los primeros días que pasé sin mi madre fueron horribles. Me sentía perdida en un laberinto; deambulando a ciegas, buscando sin hallar la puerta de salida. Lo que más anhelaba al acostarme, mientras apretaba el relicario entre las manos, era soñar con mis padres, mi hermosa vida junto a ellos y en nuestros largos y divertidos viajes. Pero eran las pesadillas de siempre las que seguían presentándose. Al despertar me ponía a rezar. Estaba aterrorizada experimentando la sensación de que una bestia salvaje me acechara por todos los frentes, enseñándome los dientes. La fría y seca amabilidad de mi tía aumentaba mi desdicha; ni un gesto de cariño… ni una caricia, ni una palabra de alivio. Nada de eso pude obtener de su parte; sólo ordenes, penitencias, largas sesiones de lectura religiosa..."

"A comienzos de octubre, en una desapacible mañana, después de un ligero desayuno, la tía Enriqueta me acompañó a mi nuevo «hogar». Yo iba vestida de riguroso luto, peinada con dos trenzas estiradas hacía atrás y un escaso equipaje compuesto por algunos recuerdos de mis padres, unos pocos libros pasados por la censura de tía Enriqueta y algunas fotografías. Tras una hora de camino, al paso lento de los dos viejos caballos de la casa, llegamos a los portales de un enorme y vetusto edificio carcomido por el tiempo.

Al contemplar los altos muros que lo sitiaban ocultando la vista del exterior, me estremecí, pues me dio la impresión de ser una cárcel. El cochero me llevó el equipaje hasta las puertas de la institución. Después cruzamos un amplio jardín rodeado de pinos y trazado por largos senderos, bordeados de parterres. Las monjas nos recibieron muy cordiales, y tras dos largas horas de papeleos, estuve inscrita. Tía Enriqueta se despidió de mí con frialdad, prometiendo venir a visitarme. La nuestra fue una despedida helada e impersonal, carente de cariño. Incluso su cochero resultó mucho más cordial y cariñoso. Al verla partir, el corazón se me encogió provocándome un estremecimiento de desamparo y de indiferencia hacía todo. ¿Tanto le costaba a esa seca mujer demostrar un gesto de ternura con su sobrina? Dos supervisoras, mostrando en sus rostros un gesto serio, me pidieron que las acompañara. Mientras las seguía me llegó un fuerte olor a comida, suscitando en mi estomago una ligera sensación de hambre. Llegamos a un enorme salón con varias filas de mesas. Mis ojos recorrieron el lugar observando a unas cincuenta o sesenta niñas, de entre los siete y los dieciocho años, de pie en una postura por demás tiesa, vistiendo uniformes grises cerrados hasta el cuello, el pelo exageradamente estirado, que hacía que sus ojos se vieran rasgados. Todas se giraron a mirarme con cierta reserva; después me ignoraron por completo. Sin pronunciar palabra me coloqué en el sitio que me indicaban, frente a una bandeja, donde permanecí quieta a la espera de nuevas órdenes. Una monjita muy simpática se me acercó y, después de darme la bienvenida, me presentó a todas las alumnas. Éstas, volviendo a posar sus ojos en mí, me saludaron en un retumbante murmullo que produjo, en mi torturado corazón, una ligera sensación de bienestar. Las supervisoras, antiguas alumnas, iban distribuyendo finas hogazas de pan negro de aspecto desagradable. Después de rezar, bendiciendo nuestros alimentos, comenzamos a comer en completo silencio..."

- Hace unos meses los internautas tuvieron la ocasión de poder votar por la palabra más bonita del español ¿cuál hubiera sido esa palabra para Laura Mercé? ¿Por qué?

¡En la lengua castellana hay tantas palabras bonitas!!! realmente me cuesta mucho decidir: eligiendo una de ellas creo que seria la palabra AMOR... amor romántico y amor universal; es la plabra que a mi parecer lo abarca todo.

- Construir un argumento de intriga supone en sí mismo un gran esfuerzo, añadir otras sub-tramas a la principal ha de ser aun más complicado y laborioso. ¿Cuál es su método de trabajo? ¿Escribe siguiendo un guión preestablecido?

En mi primera novela tuve un guión establecido y me costó mucho escribirla ya que escribía y escribía sin parar detallándolo todo. Pero en esta última fui mucho más rapido pero más cauta en la narración no dejándome arrastrar por la monotonía de las descripciones interminables. Siguiendo un consejo de una amiga mía muy querida que siempre me decía: "En la escritura menos es más." "El enigma del bosque" la escribí en tres años, quitándole horas al sueño en una pasión vertiginosa, incluso llegué a pensar que alguien me dictaba el argumento hasta cuando estaba dormida.

- La introducción de datos históricos consigue crear una ambientación racional, la carga de recuerdos la complementa de tal forma que nos lleva a sentirla como propia. ¿Cómo fue el proceso de documentación? ¿Ha incorporado en su obra fragmentos de sus propias vivencias?

Aunque a veces me cuesta creer en la reencarnación siempre tuve mucho interés en el tema, sobre todo por situaciones personales inexplicables, que no podia compartir con nadie, y que me dejaban completamente intrigada y sin respuestas. Para escribir el argumento del "El enigma del bosque" me documenté a fondo y también puse algunas vivencias.

- El enigma del bosque es un misterio pero también el relato de un amor más allá del tiempo. Si tuviera que elegir tres palabras para describir el sentimiento que encadena a sus protagonistas ¿cuáles serían?

Amor, misterio y asombro.

- ¿Qué tipo de lector cree que disfrutará más con esta obra? ¿Qué emociones le gustaría despertar en ellos?

Creo que esta novela puede gustarle a todo tipo de lectores (mayores), incluso a los muy escépticos en relatos paranormales.

- La lucha por ver publicada una obra supone en muchos casos un desgaste emocional ¿alguna vez pensó en abandonar el sueño de ver sus novelas en letra impresa? ¿Qué se siente al saber que por fin su trabajo va a ver la luz?

A mí me ha resultado muy difícil llegar a donde estoy y de verdad el desgaste emocional ha sido espantoso, sobre todo por el cambio brusco de vida y de país además de los inconvenientes personales, sumados al hecho de que nunca fui a un taller literario. Aún así jamas me permití "tirar la toalla" ,cuando más frustaciones se presentaban más fuerte me volvía; creo que mi terquedad me ha ayudado mucho. En la última pregunta solo puedo decir que me siento muy contenta y feliz. Además, quizás también vea publicada mi novela en la Argentina ya que "Ediciones b" de Buenos Aires, esta tramitando con la Editorial "El maquinista" los asuntos legales para tal fin.

- Nos podría adelantar cuál es ahora su proyecto más inmediato.

Tengo muchas novelas a medio terminar (algunas aún están escritas a mano) pero en la que me he volcado a fondo es con la primera que escribí, del genero épico-romántico contando las andanzas de un Don Juan andaluz en los tiempos de la invasión napoleónica a España; la hice tan larga que tuve que dividirla en dos partes. Hace unos cuatro años hice editar, pagando todo yo, la primera parte pero como tenia más de 600 paginas, me aconsejaron reducirla al maximo. Ahora la estoy reescribiendo iítegra centrándome el la segunda parte que tiene más tensión.

Ha sido un placer mantener esta charla con usted. No queremos despedirnos sin desearle mucha suerte con El enigma del bosque, esperamos que sea todo un éxito.

El placer ha sido mío. Gracias por vuestros deseos.

 

El Enigma del bosque

Sinopsis:

 

  Almudena nace entre algodones en el seno de una familia bien avenida. Crece con todos los lujos y facilidades que le brindan sus padres. No tarda en familiarizarse con el mundo de la magia y lo oculto, ya que su madre posee cierto tipo de capacidad de presentir cosas que no son perceptibles con los sentidos, aunque es muy católica, y su padre es masón, algo que no estaba muy bien visto en aquella época.

La joven tiene sueños extraños desde su niñez, y según le cuentan esos sueños que tiene son imágenes de una vida anterior: una reencarnación.

Pero la fatalidad quiere que todo de un vuelco y su vida de un giro de 180 grados.

El padre de Almudena fallece de manera repentina, dejándoles en la más absoluta miseria, sin dinero, sin casa y sin ningún apoyo. La tía de su madre les da cobijo en su casa, pero la madre de Almudena se muestra cada vez más ausente, y poco tiempo después fallece también. Cuando muere, la tía de Almudena no tarda en enviar a Almudena a una escuela de señoritas. Sus caracteres son totalmente opuestos y no pueden vivir juntas.

Almudena pasa en esta escuela muchos años, donde se forma para convertirse en institutriz. Sigue teniendo esos sueños extraños, y cada vez se hacen más nítidos y le muestran diferentes escenas. Consigue descubrir que la fortificación que aparece en sus sueños no es otra que la Alhambra de Granada. Y consigue descubrir el nombre del hombre que perturba sus sueños: Miguel.

Convertida ya en institutriz, el destino hace que una familia de Granada se interese por ella y le ofrecen trabajar para ellos. Almudena acepta, sabiendo que va a poder descubrir el enigma que se esconde bajo sus intrigantes sueños...
   

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |