Gloria V. Casañas: Entrevista

Martes, 16 Agosto 2011

Hola, Gloria, antes que nada, quiero agradecerte por darme unos minutos de tu tiempo para responder mis preguntas. Quiero que las lectoras españolas y de los demás países que formamos el equipo de El Rincón puedan conocerte y conozcan tu obra, que puedo decir que es preciosa. 

 Al contrario, Carolina, la agradecida soy yo, por darme la oportunidad de ponerme en contacto con las lectoras de este foro.

¿Siempre te gustó escribir? ¿O como nació en ti la pasión por la escritura?

Escribir fue para mí algo natural, que hice desde muy chica. Recuerdo estar sentada en los recreos del colegio con mi cuadernito, componiendo versos. Lo primero fue la poesía, luego incursioné en los cuentos cortos, y siempre intentaba escribir novelas, sobre todo después de haber leído alguna que me conmovía. Pero nunca mostraba nada de lo que escribía, era un secreto guardado bajo siete llaves, no sé por qué, supongo que por timidez. He escrito muchas cosas que nadie leyó jamás. Recién en la madurez entendí que, si tanto me gustaba la literatura, debía ser para algo, y que no tenía sentido que nadie pudiera disfrutarla. Es necesaria la mirada del otro.

-Eres abogada, ¿eso influye a la hora de escribir tus novelas?

Creo que el estudio del Derecho me enseñó a pensar de cierta manera. Es una carrera que habilita para varias actividades, y hay muchos casos de abogados que escriben. Supongo que el hecho de trabajar sobre todo con las palabras ayuda. De todas maneras, la Abogacía no fue mi único interés a la hora de estudiar, me gustan mucho la Antropología y las Ciencias Naturales.

- "La maestra de la laguna", es histórica, mientras que "En alas de la seducción" es actual. ¿Con que subgénero te sientes más cómoda a la hora de escribir?

En realidad, “En alas de la seducción” es contemporánea, pero como transcurre en un ambiente retirado, a veces resulta algo atemporal. Me gusta situarme en lugares alejados de las grandes ciudades. Si tuviera que elegir, diría que el contexto histórico me atrae mucho en el momento de escribir. Me encanta investigar y trasladarme a otra época, hacer hablar y actuar a los personajes como se hacía antes. Por ejemplo, en “La maestra de la laguna” me divertía “vestir” a Elizabeth, pensar cómo se peinaría para domesticar esos rizos rebeldes que tiene.

-¿Cuál es tu personaje favorito de las novelas que has escrito?

¡Uy, qué difícil, estoy encariñada con todos! Puedo decir que Newen Cayuki refleja todo lo que me gusta en un protagonista masculino, por ejemplo, pero es cierto que en cada uno hay algo que me atrae. Y no me refiero sólo a los principales, también me sucede con los secundarios.

-¿Alguno de tus personajes femeninos, ya sea principal o secundario, tiene algo de ti?

A veces, las protagonistas femeninas tienen cualidades que no tengo pero me gustaría tener, combinadas con otras con las que me identifico. Mis amigas me han dicho que encuentran cosas mías en Cordelia, de las que no me doy cuenta…

-Como lectora, ¿qué es lo que más te gusta leer?

Me apasionan las novelas donde se combinan la aventura, el romance, lugares exóticos…y también aquéllas en las que la acción se reduce a pocos personajes, enredados en conflictos intensos. Disfruto mucho de las historias de piratas, de vaqueros (tengo debilidad por estos), de escoceses medievales, pero cualquier historia bien contada, que profundice y sepa sacarle el jugo al tema y a los personajes, me cautiva. El único género que no me atrapa demasiado es la ciencia ficción.

-En "La maestra de la laguna", nos presentas a una protagonista decidida, que sabe lo que quiere en la vida y se anima a ir por ello. ¿Te inspiraste en alguien conocido para crear una heroína con estas características?

Me puse en el lugar de una maestra con vocación y agallas como para arriesgarse a viajar hacia lo desconocido, en realidad. No es nadie determinado, pero supongo que las maestras norteamericanas que vinieron a la Argentina en aquella época deben de haber reunido algunas de esas cualidades. En general, a mis personajes protagónicos los invento, aunque se filtren en ellos características que alguien pueda tener.

-El protagonista, Francisco, es un hombre atormentado por su condición de bastardo y por su enfermedad. ¿Te costó crear un protagonista que fuera tan duro por sentirse así, tan autocompasivo por llamarlo de alguna manera, sin que llegara a ser pesado?

Sí, con Francisco tuve que pisar con pie de plomo, para que mantuviese el equilibrio entre la debilidad y la virilidad. Es un hombre duro pero padece algo que ante sus propios ojos lo disminuye, y eso en un varón es terrible.

-A la hora de escribir esa novela, ¿tuviste que documentarte mucho sobre el lugar en el que la situabas, y la época en que transcurre?

¡Muchísimo! Acumulé tanto material de lectura, que al principio me parecía imposible lograr que todo eso apareciera en la novela. Lo que ocurre es que se lee mucho más de lo que se puede plasmar. La novela es el resultado de una asimilación de lo leído. La etapa de investigación es muy rica, la disfruto tanto como la escritura misma.

-Cuando te sientas a escribir, ¿dejas volar la imaginación, o tienes ya una base prediseñada de antemano?

Siempre tengo una idea general de lo que quiero que suceda y de los personajes principales, pero a medida que escribo, van surgiendo más ideas. A veces paso días pensando, sin escribir, y cuando me siento frente a la compu, escribo sin parar.

-¿Crees que la literatura romántica es solo para mujeres aunque haya hombres que también la lean?

Yo creo que las mujeres disfrutamos sin pudor de la novela romántica, aunque no es exclusivamente para nosotras. Los hombres también desean el romance, y sé de hombres de toda edad que leen nuestras historias. No todos lo reconocen, algunos hacen hincapié en el elemento histórico, pero estoy segura de que se conmueven con el romance también. ¡Es que el amor es lo más importante!

-¿Te costó mucho que te publicaran tus libros? ¿O lo lograste de buenas a primeras?

Fue una conjunción del destino y la oportunidad. A veces siento que las cosas llegan a una cuando tienen que suceder, no antes. Porque cuando presenté a la editorial mi primera novela, justo estaban tratando de abrir un espacio para autoras locales de novela romántica. A lo mejor, en otro momento, no me habrían leído.

-¿Que puedes decirle a todas aquellas personas que escriben, y que sueñan con poder publicar algun día?

Que los sueños se cumplen si uno persevera en ellos. Que no dejen de escribir, porque es un oficio que se aprende practicándolo. Cuanto más escriban, mejor lo harán. Y que si tienen que mandar sus escritos a veinte editores distintos, ¡que lo hagan!

-¿Puedes contarnos un poco sobre el proyecto en el que estás trabajando ahora, adelantarnos algo que pique nuestra curiosidad?

Puedo decirles que es también una novela romántica histórica, que transcurre entre Argentina y Paraguay, que el contexto es muy intenso y que los personajes principales son para mí un desafío.

-Por último, ¿puedes dedicarles algunas palabras a las foreras de El Rincón?

Me encanta compartir este espacio con las lectoras, así como me gusta que me escriban a mi casilla de correo. Yo soy una lectora también, ávida de descubrir nuevos títulos, y siempre me gustó conocer las intimidades de mis escritoras favoritas, así que estoy a vuestra disposición. Ojalá podamos enriquecernos juntas.

Les mando un gran beso a todas.

-Ha sido un placer poder compartir esta pequeña charla con vos. Te deseo mucha suerte en tus proyectos futuros, y espero que puedan publicarte también en España.

¡Gracias, Carolina! Un gran abrazo.

 

Entrevista realizada por  Carolina Cancelarich

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |