Érika Gael: Entrevista

Jueves, 24 Junio 2010

El 14 de Abril salen a la venta tres novelas inéditas de tres fantásticas escritoras: Mariam Agudo, Érika Gael y Ángeles Ibirika. Tres novelas de muy diferente temática, pero estamos seguras que se van a convertir en tres joyitas de nuestro género predilecto.

Suponemos que ahora estás en una nube de colores. ¿Soñaste ver publicada tu novela?

Érika Gael: Claro que sí, aunque los sueños y la realidad se viven de manera diferente. La nube de colores sólo existe en las fantasías, igual que cuando era pequeña y me dedicaba a escribir discursos para cuando recibiera mi primer Oscar. La realidad es hermosa, sí, pero viene rodeada de presión, nervios, incertidumbre, expectativas y, sobre todo, de más trabajo. Ahora es cuando no debo confiarme y seguir esforzándome por ser un poco mejor cada día.

Compatibilizar familia y/o estudios con escribir es complicado. ¿Cuántas horas dedicas a la escritura?

Érika Gael: Ahora mismo, y aunque suene triste, ninguna. Cuando me planteé seriamente esto de escribir, dedicaba una hora y media antes de la cena, las tardes de los domingos, los viajes en tren o autobús… En épocas de inspiración máxima he llegado a escribir escenas completas durante las clases, haciendo como que tomaba apuntes, jeje. Nunca tuve problemas para sacar adelante mi carrera académica y mis novelas al mismo tiempo, pero este año las circunstancias han cambiado y la facultad me absorbe por completo. ¡Sólo espero que esta situación no dure mucho!

¿Qué piensas que has conseguido al publicar?

Érika Gael: Una inyección de motivación. Ahora, supongo que tendré que buscarme una nueva meta, y también un nuevo deseo que pedir al soplar las velas.

¿Qué quieres conseguir dentro del mundo editorial?

Érika Gael: Mantenerme en él, que no es poco. Y hacerlo gracias a factores como la calidad de mis obras, el apoyo de los lectores o el esfuerzo constante.

¿Crees que tu historia tiene lo que buscan las lectoras de romántica?

Érika Gael: Diría que sí, aunque quizás haya más de lo que las lectoras esperan. Es una novela de amor, eso no se puede negar, pero un amor ambientado en un escenario distinto al que estamos acostumbradas.

¿Te has planteado escribir otro género?

Érika Gael: Desde luego. No sólo me lo he planteado, sino que lo he hecho. No concibo mi vida sin libros de otros géneros y, por eso, tampoco la imagino sin escribirlos. Adoro la novela romántica, pero el que ahora me dedique a crearla lo considero algo plenamente circunstancial. Además, con lo que a mí me gustan los finales tristes…

¿Cómo se ha llevado a cabo la elección de la portada de tu novela?

Érika Gael: Pues todo ha sido muy rápido y fácil. He tenido la suerte de que el equipo de diseño de Zeta diera con una imagen muy acorde con la historia desde el principio. Es tan perfecta que ni siquiera me había permitido soñar con algo así; cuando Marta (la editora) me preguntó qué idea tenía para la cubierta, le comenté que un bosque mágico sería suficiente. El día que abrí el archivo y me encontré a Xesa cotorreando con un simbólico Quelo (pronto conoceréis a ambos), no me lo podía creer.

¿En qué te has basado para crear el argumento?

Érika Gael: Vivo en Asturias, resulta lógico que haya crecido rodeada de leyendas y que éstas formen parte de mí misma. Si a eso le añadimos unas cuantas dosis de imaginación en punto álgido, obtenemos la imagen difusa de una xana pelirroja corriendo por un bosque mientras un hombre vestido con kilt desea alcanzarla. Que la mitología celta encajase como las piezas de un rompecabezas en esa trama que tomaba forma poco a poco, fue un auténtico regalo del destino.

¿Con qué párrafo o frase de tu novela te quedarías?

Érika Gael: Es curioso, pero aunque en Faery predomina el humor, hay un párrafo que despierta mi lado más melancólico:

No hay nada en el mundo más triste que una xana llorando. Nada más doloroso que ver llorar a alguien que ha sido creado para sonreír bajo cualquier circunstancia. Es como un puñal que te retuerce el alma hasta convertirla en astillas, y ya no puedes borrar esa imagen de tu memoria. ¿Nunca te has preguntado cómo llora una xana? Técnicamente su llanto es igual que el de cualquier humano, o el de cualquiera de nosotros. Pero recuerda que ellas están formadas de agua, así que es su propia sangre la que acude a sus ojos y se derrama por sus mejillas. Pase lo que pase, y decidas lo que decidas, nunca la hagas llorar. Por favor.

¿Qué opina tu familia?

Érika Gael: Están tan emocionados que empiezan a ponerme nerviosa, jajaja.

¿Quién fue la primera persona a la que le dejaste leer tu trabajo? ¿Por qué? ¿Qué te dijo?

Érika Gael: Pues yo creo recordar que fue mi padre, porque la curiosidad ya no le dejaba vivir. Siempre he sido muy recelosa de las cosas que escribo y, salvo las típicas redacciones del colegio y algún relato corto, nunca nadie, ni de mi familia ni de mis amigos, había llegado a leer ninguna obra de gran envergadura escrita por mí. De hecho, se la pasé a él por puro interés: es profesor de literatura y esperaba que me diese una opinión lo más objetiva posible. Olvidé que, antes que maestro, es mi padre. Le gustó tantísimo que di por sentado que había perdido la objetividad por el camino, jeje.

¿Cómo definirías el amor?

Érika Gael: Un profesional al que admiro mucho me dijo una vez que el amor no es encontrar a tu media naranja, sino luchar para convertirte en una naranja completa y, entonces, buscar otra con la que poder rodar juntas. No hay, para mí, una definición mejor.

¿Por qué escribes romántica?

Érika Gael: Porque es la mejor forma de perpetuar ese amor que todos, en algún momento de nuestra vida, hemos sentido, sentimos, o anhelamos sentir.

¿Resulta difícil escribir las escenas “hot”?

Érika Gael: Para mí es agotador, siempre que les pongo el punto y final me siento como si hubiera corrido los cien metros lisos. Y antes de que mis palabras sean obviamente malinterpretadas, las voy a aclarar, jajaja: probablemente no haya ninguna otra escena en la que te impliques de una forma tan cruda. Los personajes están desnudos y tú, de alguna forma, te sientes desnuda también.

¿Qué banda sonora le pondrías a tu historia? ¿Qué color y olor te inspira tu obra?

Érika Gael: Como banda sonora, el equilibrio adecuado entre música disco y los acordes más sinceros de una gaita. Respecto a la vista, Faery es un estallido cromático. Una mezcla imposible de colores que van más allá del espectro que el ojo humano puede percibir. Y de olor, me quedo con el olor del agua. Con esta novela descubrí que el agua tiene su propio y especial aroma.

Y después, ¿qué?

Érika Gael: Seguir poniendo empeño en mis proyectos actuales, la saga de los Príncipes del Infierno, y esperar que la musa no me abandone nunca.

Un deseo inmediato

Érika Gael: Que las personas que han confiado en mí no se sientan defraudadas.

Unas palabras paras las foreras de RR.

Érika Gael: Creo que pocas me conocéis, pero también sois muchas las que me habéis hecho llegar vuestro cariño y vuestros ánimos en los últimos meses. A todas os doy las gracias por estar ahí y por confiar en la novela romántica de esa forma incondicional en que lo hacéis. Espero que, si os animáis a leer esta historia tan peculiar que un buen día decidí escribir, os haga disfrutar a lo largo de sus páginas.

Gracias Érika.

Un abrazo

Comentarios (1)

  • Dolores

    01 Septiembre 2012 a las 11:41 |
    Erika es una joven autora que tiene mucho talento y con su libro me ha enamorado ?
    La verdad es que además, gracias a esta entrevista, podemos conocerla mucho mejor, porque además es la primera que leo de ella.
    Gracias por hacérsela y acercarnos un poco más a ella.
    Besos.

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |