Yvonne Whittal - Cadenas de oro

Crítica realizada por LILIAN

PUEDE CONTENER SPOILERS

"Susan no deseaba volver a ver a Greg Delaney. La pasión que había existido entre ellos cuando eran adolescentes había terminado. El hombre del que se había enamorado era un extraño.

Cuando seis años más tarde, por razones de trabajo, Greg vuelve a formar parte de su mundo, ella le dice que no se puede revivir el pasado. A pesar de que Susan todavía le amaba, no dudó en buscar protección en brazos de otro hombre"

Tras un matrimonio que no llegó a cumplir ni doce meses, Susan y Greg llevan sin verse más de seis años. Sus caminos se separaron por la incapacidad de Susan de evolucionar. Se enamoró de Greg atraída por lo prohibido y cuando su marido quiso estudiar geología, le desechó. Sue pensaba que dejaba de ser un espíritu libre por querer trabajar en la mina de Western Ridges, como su padre. Pasado el tiempo, el buenazo de Greg vuelve a la vida de Susan con la esperanza de reconquistarla pero hay un tercero en discordia, Trevor. Trevor lleva dos años saliendo con Susan y no quiere soltar su presa...

A pesar de que la autora ha ideado un argumento de los rebuscados (y una sinopsis que nada tiene que ver con la realidad), la novela me ha gustado y todavía me estoy preguntando el por qué. No sé si me ha pillado el cuerpo aplatanado por el calor de agosto o simplemente es que estoy en modo "poco quisquilloso". Supongo que en otras circunstancias, saldrían de mi boca sapos y culebras porque Susan Brenner es de esos personajes infumables con los que todas nos tropezamos, de vez en cuando. Yvonne Whittal, nos presenta a una rebelde sin causa que tiene una personalidad insegura, soñadora y muy independiente. Se arroja a los brazos de Greg, simplemente por llevar la contraria a sus padres. Sue es hija única y se resiste titánicamente a cualquier consejo bienintencionado (venga de quien venga) y yo creo que ve en Greg un desafío-capricho. Además Susan es de esas personas que quieren que todo el mundo que está a su alrededor sean como robots, que les programas y dan las respuestas que esperas.

Aunque me enciendo pensando en Sue, tengo que reconocer que Greg tampoco es un santo las 24 horas del día. Hay una escena que me ha dejado perpleja y que no hay por donde cogerla: Cuando, por fin, Sue cede a los requerimientos de Greg y se entrega a él, no hay fuegos artificiales en el cielo sino un profundo rechazo por parte de Greg, que le pide groseramente que abandone su apartamento y que hasta que no lo haga, no va a poner un pie allí ni para dormir. Sin venir a cuento, la acusa de acostarse con él porque es el primero que tiene a mano, ya que, lleva seis años sin conocer varón. Salvo en esta ocasión, el comportamiento de Greg hacia Sue ha sido impecable algo que no puedo decirse a la inversa. Susan ni vive ni deja vivir. Sus sentimientos por Greg parece que están subidos en un cochecito de una montaña rusa. Primero le rechaza, luego parece que le quiere y por último -producto del inexplicable rechazo de Greg- acaba prometiéndose en matrimonio con otro.

Llegados a este punto sólo me falta, para terminar la crítica, puntuar el harlequin y ahí va mi 3/5

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |