William Somerset Maugham - El velo pintado

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por Nieves

Kitty Garstin es una joven esnob que como único objetivo en su vida es hacer una buena boda. Pero Kitty ha llegado a los 27 años soltera y sus muchos pretendientes se van reduciendo. Su hermana menor, menos agraciada en belleza, se casará con un barón y a Kitty preocupada por que su hermana se case antes que ella acepta la petición de mano de Walter Fane, bacteriólogo sumamente inteligente y que se vaticinaba un gran futuro. Al poco de casarse se trasladan a Hong Kong donde tendrá una placida existencia hasta que se cruza en su camino Charlie Towsend, hombre apuesto, inteligente y superficial. Con él Kitty mantendrá una aventura. Pero Walter un día llega a casa más temprano de lo habitual y descubre el engaño de su esposa. Walter le ofrecerá dos opciones: acompañarlo a una zona del interior de China afectada por el cólera o convencer a Charlie que se divorcie de su mujer y se case con ella. Tras el abandono de Charlie Kitty no tendrá otra opción que viajar con su marido a un destino que seguramente le ofrecerá la muerte.
Allí Kitty comprenderá lo que es verdaderamente la vida, conocerá gente que día a día ofrece todo lo que tiene para ayudar a otras personas y se convertirá en otra persona.

Voy a empezar diciendo que este libro no es una novela romántica, que nadie se llame a engaño. Es un libro de sentimientos, la historia de una mujer que tal vez comete un error, luego otro y acaba por darse cuenta de que la vida no es sólo apariencia. Es un libro de maldades, soberbias, penas, humillaciones, el orgullo mal entendido de las clases altas, la miseria de las clases humildes, el amor como único soporte para salir adelante entre tanta maldad.

No tengo nada en contra de los autores de novela sentimental, sería una estúpida cuando hay muchos y buenos, por eso este libro no lo he empezado como una la historia de una pareja, sino como la vida de la protagonista. Por otro lado, he leído alguna cosa más de este autor nacido en París en el siglo XIX, como Servidumbre Humana.

Kitty es la protagonista indiscutible de la novela. Una mujer que ha alcanzado una edad en que se le está empezando a ir de las manos tener un buen esposo. Su hermana se le adelanta y ella acepta la propuesta de un hombre del que no está enamorada, pero que tiene un futuro prometedor y un nombre. Totalmente frívola, pagada de sí misma, una mujer que pertenece a una clase acomodada y desconoce la miseria de los más necesitados. Rechaza todo el que le pide la mano porque según ella no están a su altura, no son dignos de emparentarse con su familia. Ella quiere un príncipe azul y no lo encuentra. Por eso cuando su hermana se adelanta y se promete con un barón, ella acepta lo primero que tiene a mano para no quedarse soltera: a Walter.

A pesar de todo esto, nada agradable para una protagonista de novela, consigue agradar al lector.

Walter no es el típico héroe de leyenda, todo lo contrario. Es un hombre apocado, que se reserva todo para sí, que no se abre a los demás por miedo. Muy inteligente y con un futuro bastante bueno. Lo mejor de todo, totalmente enamorado de Kitty. No le importa que ella sea superficial, es hermosa. Tampoco le da mucha importancia a que ella se haya casado porque no tenía más remedio, en el fondo está convencido de que conseguirá su amor.

Kitty no le es fiel, conoce a un hombre y a pesar del riesgo comienzan un romance. Hasta que Walter les descubre por casualidad. Roto por el dolor y la rabia acaba obligándola a irse con él a China. Es allí donde Kitty empieza a saber lo que es realmente la vida, la muerte, la miseria y la enfermedad. Es allí donde ve con claridad qué es el ser humano, conoce sus sufrimientos y sus anhelos –cuando los tienen entre tanta hambre y dolor-.

Haré una leve referencia al personaje de Charlie, el hombre con el que Kitty mantiene el romance. Engreído, soberbio y desagradable.

No voy a contar mucho más porque es un libro para leerse de principio a fin. Alguna sufrirá leyéndolo, hay escenas que no son agradables porque las penas nunca lo son, pero se puede sacar una buena lección de esta novela y por eso la recomiendo.

Un gran libro.

 

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |