Wendy Lindstrom - Una cuestión de honor

8.0/10 rating 1 vote

Crítica realizada por Irdala

Desde que leí la sinopsis de esta novela ya estaba convencida de que me iba a gustar y mis expectativas se han visto cumplidas con creces.

Radford Grayson es un ex soldado yanqui que una vez acabada la Guerra, pasa cinco años trabajando en el ferrocarril. Después de todo este tiempo, por fin vuelve a su casa, algo a lo que ha estado dando largas porque no quiere enfrentarse a ello. 

Su familia posee un aserradero y Radford  durante toda su vida ha sabido que algún día tendría que hacerse cargo de él.

Por fin ha llegado la hora de poner rumbo a su casa con su pequeña hija Rebeca, la cual ha sido rechazada por su madre, y él espera empezar una nueva vida con su familia donde ambos puedan sanar sus heridas.

Sin embargo, durante su larga ausencia su hermano Kyle se ha hecho cargo del negocio familiar y no tiene ninguna intención de dejar que Radford tome las riendas puesto que no se fía de él.

Radford no ha vuelto para enemistarse con su hermano, así que prudentemente se retira y se dedica a ayudar en su negocio a quien fuera buen amigo suyo durante la guerra, William Tucker, y cuyo trabajo no puede ahora llevar a cabo. Es la hija de éste,  Evelyn,  quien está haciendo esa labor, algo, por cierto, muy pesado para ella sola. William necesita ayuda para moverse y Radford y su hija se quedan a vivir con él y su hija.

Evelyn, a quien Radford saca unos cuantos años, sólo es recordada por éste como la niña que jugaba con su hermano Kyle, sin embargo, ahora se ha convertido en una estupenda mujer que, además, se lleva maravillosamente con hija y le está haciendo mucho bien y él... bueno, él también está prendado de ella. Para terminar de complicar las cosas, Evelyn, desde el primer día, también se siente muy atraída hacia él… pero está prometida a Kyle.

Su situación es muy difícil puesto que disfrutar de sus deseos y su felicidad implica dañar a la persona que ambos quieren. Si además Kyle fuera el típico malo de los libros, todo sería muy fácil, pero no es el caso, así que ¿cómo resolver el dilema para que los protagonistas de esta historia acaben juntos y la novela termine bien? Sin ninguna duda es una de las mejores novelas que he leído en los últimos tiempos.

Soy de las que disfruta por encima de todo con una buena historia, y la verdad es que ante eso, me importa bastante poco las características físicas del prota de turno.
En este caso, la novela tiene una elaboradísima trama donde los principales protagonistas son los sentimientos de todo tipo y de los que no te puedes inhibir en ningún momento porque son la esencia del libro. El amor, el orgullo, la impotencia, la rabia, los celos, el miedo, los recuerdos, la responsabilidad, la angustia..., impresiones y retazos del alma de todos los actores de la novela (tanto protagonistas como secundarios), que te hacen sumergirte en esta historia y leerla con fruición, sin descanso. Un libro que cuando lo terminas, colocas con mimo en tu estantería y que guardas como oro en paño por siempre y para siempre.

Mi valoración: Muy bueno

 

Crítica realizada por LILIAN

Tras leer la sinopsis esperaba más de este libro, aún así, he pasado un rato entretenido leyéndolo y lo valoro como bueno.

Radford, regresa a la casa familiar con su pequeña Rebecca de cuatro años. Allí no todos le esperan con los brazos abiertos. Su hermano Kyle, le ve como una amenaza en el liderazgo del negocio. El resto de los hermanos le apoyan, pero no quieren plantarle cara a Kyle porque ha trabajo muy duro al frente del aserradero.

La relación entre Kyle y Evelyn es tranquila y sin pasión. Parecen más dos amigos que dos personas, que pasarán pronto por la vicaría. El trabajo es siempre lo primero para los dos y su amor parece ocupar un segundo plano. Evelyn, se mata a trabajar en las caballerizas, mientras cuida de su padre enfermo. La vuelta de Radford llenará a Evelyn de preguntas, que no encuentran respuestas. Empiezan a anidar en ella unos sentimientos la mar de confusos hacia su futuro cuñado. Radford, quiere alejarse de Evelyn a toda costa para no traicionar a su hermano. ¿Lo conseguirá?.

Una cuestión de honor, es un libro sobre el amor en su sentido más amplio. Habla del amor fraternal entre los hermanos Grayson, de su lucha para levantar el aserradero tras la muerte de su padre, de la amenaza que supone para uno de los hermanos el regreso del heredero natural del negocio, del amor que siente Kyle por Evelyn su amiga de la infancia...

También me ha gustado mucho la ambientación en plena postguerra americana.

Mi puntuación es 3,5/5

 

Crítica realizada por Yluna

Radford se fue a la guerra de secesión americana y peleó con el norte. Tras la finalización de la misma decide no volver a casa, conoce a una corista, tiene una hija y se dedica a trabajar en el ferrocarril. Mientras tanto, en su pueblo, sus tres hermanos pequeños, principalmente Kyle, se han tenido que hacer cargo del aserradero de su difunto padre. Kyle tuvo que dejar sus estudios universitarios para sacar adelante el aserradero, y por tanto está un poco enfadado. Por eso cuando Radford llega después de 5 años de ausencia, Kyle, que se ha hecho el dueño y señor del aserradero, decide Radford no puede trabajar en el aserradero sino en las caballerizas de su prometida, Evelin. Por tanto, Radford, para evitar enfrenamientos con Kyle, se pone a trabajar con su futura cuñada.

Evelin se ha criado con los hermanos Grayson y su mejor amigo, Kyle, se ha convertido ahora en su prometido. Es una joven algo insegura, le gustan los caballos, siempre está trabajando en las caballerizas de su padre y por tanto no va muy bien arreglada, pero es bella, inteligente y llena de mucha pasión escondida. Cuando su futuro cuñado empieza a trabajar con ella, empiezan a sentir atracción hacia él, unos sentimientos que no tiene hacia su novio, el cual tampoco le presta mucha atención ya que trabaja mucho y la tiene dejada de lado.

Cuando Evely y Grayson comienzan a convivir la atracción no tarda en aparecer y cuando el amor surge cada uno intenta impedir sus sentimientos, ella porque es su cuñado y él porque es su cuñada y porque tiene demonios de la guerra escondidos.

La historia de amor es bonita, no voy a negarlo, se me parece mucho a Dos veces amada y Promesas (él llega al pueblo, familiar enfermo, el mote que le pone él a ella, el trabajo en la caballeriza y la carpintería, un triángulo amoroso), pero mientras estas dos últimas novelas me encantaron, a esta historia le ha faltado algo, no sé lo que es, si pasión, química entre protagonistas, brío, fuerza, profundidad, no lo sé, lo único que me ha parecido es que no ha terminado de captar mi interés, ni me ha hecho penetrar en ningún momento dentro de los protagonistas.

Puede que el ritmo de la historia tampoco me haya gustado, es un ritmo lento y muy constante, sin sobresaltos, sin escenas impactantes que dejen huella.

Además hay un tema secundario, que no me ha gustado mucho, que ha sido el tratamiento que se le da a los malos tratos vividos por la hija de Radford. En las primeras 90 páginas se centra principalmente en este tema, pero después se centra en el tema amoroso, de soplo y porrazo ya no importa la niña. Esto tampoco me ha gustado.

En fin, que es una historia bonita, sucedáneo de Dos veces amada y Promesas. Aunque no es una historia memorable si la comiendo como lectura.

Nota: 3 de 5

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |