Vincent Maston - Tú, yo y la vida de los otros

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por Anasy

A veces querrías cambiar el mundo. A veces querrías gritar y en cambio callas. Sin embargo, hay momentos en los que la vida te ofrece pequeños instantes de justicia. Momentos en los que puedes decir no a los prepotentes o a los indiferentes y eres como un héroe invisible. Así es Germain. Vive entre dos mundos: en uno es un muchacho serio y trabajador, apasionado por la música, un poco introvertido por su tartamudeo y enamorado secretamente de Clotilde, su logopeda; en el otro, asume las dimensiones tentaculares del metro parisino y se transforma en un superhéroe tomándose pequeños gestos de justicia, jugando al azar entre los límites del bien y del mal y divirtiéndose adivinando la vida de los otros.

OPINIÓN:

Tú, yo y la vida de los otros, da poca explicación en su sinopsis de la trama que nos vamos a encontrar en el libro, y cuando lo empecé estaba un poco perdida sin saber si estaba ante una comedia o un drama y cuál era el drama. Pero es de esos libros que gracias a un comienzo incierto y a su narrativa envolvente te atrapan casi sin darte cuenta.

Germain es uno de los tantos parisinos que coge todos los días el metro para desplazarse por la gran ciudad, Germain es tartamudo, de una manera que condiciona mucho su día a día tanto en la vida como en el trabajo donde sólo puede ejercer de cajero a pesar de sus conocimientos sobre electrónica, acude todas las semanas a una logopeda, Clotilde, de la que está enamorado pero a la que no se atreve a decirle nada, y cuenta con pocos amigos o casi ninguno.

Germain tiene muy mal carácter, es de esos que cuando se impacientan se vuelven cortantes o malhumorados, no insulta ni agrede de ninguna manera, simplemente es un hombre enfadado con la vida en general, es un carácter que intenta disimular en la medida de lo posible, pero que inevitablemente termina por mostrar, sobre todo con su familia o los conocidos más íntimos. Tiene momentos donde la irritación que siente necesita salir, y esa salida la encuentra en los empujones que da en el metro a cierta gente, a ese gente que normalmente hace algo molesto sin importarle el resto del mundo. Él se contenta con esos pequeños momentos de emoción para desahogarse, hasta que un día descubre que hay más como él.

Puede parecer extraño que alguien alivie su frustración en la vida dando empujones a la gente, pequeños roces que son como un aviso para esas personas egoístas y ensimismadas en sí mismas que van por la vida como si todo les perteneciera y no existiera nadie más, pero Vincent Maston lo plantea de tal manera que puedes llegar a comprender, más o menos, la emoción o el tenue alivio que siente Germain con esas pequeñas trastadas para seguir enfrentándose a su día. Pero lo que puede parecer una comedia, está lejos de serlo, no todo el mundo hace las cosas tan inocentemente, a veces suceden accidentes y a veces te dejas llevar por los demás sin pararte a pensar en lo que está bien o lo que está mal.

Me ha gustado mucho este libro del que no esperaba nada y que es difícil definir, Germain es un personaje lleno de defectos como persona, como todos, pero se condiciona él solo por la inseguridad que su tartamudez le provoca haciendo que se enfade con el mundo y con la vida, como si todo fuera una broma de mal gusto o una injusticia contra él, cuando realmente no se da cuenta de lo que puede llegar a conseguir si deja de lamentar su tartamudez, o de pensar que todos se burlan de él o lo compadecen, como tampoco se da cuenta de la cantidad de gente que lo aprecia.

Muy bueno.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |