Victoria Álvarez - Hojas de dedalera

Valoración:

Crítica realizada por Crishi

Londres 1888...

Annabel Lovelace es una niña que vive que vive con sus tíos Tom y Heather en el cementerio de Highgate donde su tío trabaja como guarda del lugar. La pequeña, víctima del abandono de su madre -una prostituta de Whitechapel- y de una enfermedad cardíaca, pasea encantada sobre las tumbas y panteones que se encuentran entre los senderos enraizados de Highgate. La soledad y su pequeño ataúd, son sus mejores amigos hasta que descubre la capacidad que posee para conectar con las almas en pena que vagan en el Asfódelo, con las que podrá compartir juegos y secretos... La posibilidad de poner en práctica los conocimientos que adquiere la niña sobre el Más Allá, hace que su tío Tom se aproveche de ello... Incluso de su inocencia.

La muerte violenta de Rosalie, la madre de Annabel, cuyas pesquisas policiales tratarán d relacionar posteriormente con Jack el Destripador, el primer contacto con la familia Willoughby, que le permite conocer al pequeño Nathan, el cual, quedará prendado con Annabel desde el mismo instante en que la ve... Y su Caballero sin Nombre, que le ayuda a escapar del cementerio y al que volverá a ver aunque le cueste la vida... son los cimientos sobre los que están construidos esta bella historia fantasmagórica de intriga y amor.

Con el paso de los años, Annabel se convierte en una famosa médium que se codea con la flor y nata de la aristocracia londinense. Por otro lado, Nathan es ya un apuesto inspector de Scotland Yard que está comprometido con Juliette, pero su corazón pertenece por completo a Annabel. Un amor no correspondido que recordará hasta el fin de sus días. Nathan se verá obligado a llevar a cabo una investigación policial sobre la propia Annabel que le producirá emociones dolorosas debido a los sentimientos que alberga por ella.

Es a través de los Willougby, cuando vuelve a entrar en la existencia de Annabel el que siempre ha sido y será su amor eterno: Victor, más conocido como lord Rosenfield, cuya presencia colma sus sentimientos y que estará a su lado hasta que Annabel descubra el misterio que rodea su muerte.

Unos crímenes por resolver...

Una intrigante red familiar que oculta sucesos del pasado...

El amor de dos hombres y una mujer...

Un amor sobrenatural...

OPINIÓN PERSONAL

Respeto mis horas de sueño pero, cuando un libro me absorbe, no soy capaz de ponerle límites al tiempo... Si digo que me ha gustado me quedo corta.

Con una narrativa elegante y descriptiva, esta autora novel, nos introduce en una historia gótica a caballo entre dos mundos: el de los vivos y el de los muertos.

La primera parte del libro se hace lenta ya que utiliza unas descripciones muy detalladas para crear el ambiente oscuro y opresivo que caracteriza la historia a lo largo del libro pero que, luego, conforme avanza y va confluyendo el suspense, me ha mantenido sumamente intrigada mediante un clima expectante hasta el final del libro. Un final conmovedor. Sinceramente, a mí me ha encantado. La capacidad de la autora para mezclar hechos reales y ficticios, así como una buena documentación, me han hecho "vivir" una época decimonónica que, de algún modo, me ha recordado Cumbres borrascosas.

Los personajes están muy bien construidos e insertados en la historia por lo que me son creíbles. Annabel me ha parecido una protagonista valiente que no se amedrenta ante las adversidades y que toma las riendas de su propio destino. Mientras que Victor, del cual pensé en un principio que sería el típico calavera -que equivocada estaba-, me atrajo de tal manera que yo misma caí en sus redes... Un amor atípico que rompe y supera barreras invisibles creando su propio espacio, donde los sentimientos y las pasiones de los protagonistas los envuelven como una crisálida y son libres para manifestar unas declaraciones de amor de lo más profundas y emocionadas...

En definitiva, un libro muy cuidado que guardaré entre mis preferidos.

Valoración: Muy bueno.

---------------------------

Crítica realizada por Merche

Annabel, una huérfana que vive con sus tíos en el cementerio londinense de Highgate, posee el poder de ver a los muertos y de hablar con ellos. Con los años se convertirá en la médium más famosa de Londres y conocerá el amor de la mano de un hombre algo etéreo...

Por lo que he leído esta novela es la primera que escribe esta autora, es un romance de los llamados góticos y se ha buscado una época buena, finales del XIX, en Londres.

Me han gustado sobre todo las descripciones de las casas y los cementerios de la época, porque nos sitúa bastante bien en el entorno de la historia. Se ve que se ha documentado bastante. Por eso, ya tiene un punto a su favor, odio las novelas en que me tengo que imaginar los lugares porque son poco descriptivas.

La novela comienza cuando Annabel es pequeña y se da cuenta que puede ver a los muertos. Me ha recordado un poco a una serie de televisión, Entre fantasmas, que aunque no es una serie de las mejores, es intrigante y a veces te pone los pelos de punta. Eso es uno de los puntos que me decidieron a comprarla.

Annabel no sólo puede ver a los muertos, sino que se puede comunicar con ellos. La cuestión es que se marcha del lugar en el que vive y emprende una nueva etapa. Me hubiera gustado que esa nueva vida comenzara un poco antes, porque se me ha hecho demasiado larga la primera parte del libro, aunque no por eso he perdido la atención.

Yo estaba deseando ver lo que sucedía, me imaginaba más rapidez en la narración, más acción, pero me he atascado ligeramente porque la autora empieza a alargar aún más la historia sin acelerar en la misma, como si no hubiera sabido el modo de continuarla. O como si hubiera tenido que meter páginas en medio para completar las necesarias. No sé, me ha resultado lenta.

La parte romántica, como os podéis imaginar, es entre la chica y un fantasma. También aquí esperaba otra cosa, más sensualidad sobre todo. Comprendo que es la primera novela y que seguramente mejorará en las siguientes. Lo deseo de veras porque imaginación no le falta, escribe bien y eso se agradece.

La aclaración de todos los hechos llega al final, pero de un modo que te deja a falta de algo, demasiado rápido. Cuando las novelas acaban así, deprisa y corriendo, tengo la impresión de que la autora se ha cansado de escribirla y busca empezar otro tema. No sé si aquí ha pasado eso, pero debería haber alargado más el final, quitando en todo caso páginas de la primera parte que, como digo, se hace un poco larga.

Demos un margen de confianza a una novela que a las amantes de lo gótico va a entretener, aunque no así (creo) a lectoras avezadas que llevan mucho tiempo a la conquista de buenas obras. Con un poco menos de descripciones y un poco más de ritmo, la historia podría haber resultado muy decente, a fin de cuentas algunas cosas de las que pasan (aunque no sean lógicas) forman parte de un entramado de fantasía y la autora siempre puede poner algunas licencias.

No está mal pero no ha sido lo que esperaba.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |