Vickie Taylor - Deseos de sangre

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por Ealasaid

En los último años hemos asistido a un boom de la novela romántica paranormal, con incontables autoras nuevas e incluso con muchas escritoras de las de siempre que no han podido resistirse a probar suerte en este género; sin embargo, casi todo lo que se ha publicado han sido hombres lobos y, especialmente, vampiros. Pero en el verano del 2005, Vickie Taylor, conocida autora de Silhouette, se atrevió a probar con algo diferente, un mundo nuevo dentro de la novela paranormal y que muy pocas escritoras han explorado: las gárgolas...

A sus seis años, Rachel era una niña inocente y feliz que no creía en los monstruos, hasta la noche en que, escondida en una alacena junto a su hermano pequeño, vio a través de las sombras reflejadas en la pared como sus padres eran asesinados por unos seres con alas y cuernos. Veintisiete años después, Rachel es una agente de la INTERPOL que pese a no hablar del tema para evitar que la tomen por loca, no ha olvidado... ni perdonado.

Cuando se encuentra en una misión en Chicago, Rachel conoce al enigmático y atractivo Nathan Cross en una gala, y horas más tarde, vuelve a encontrarse con él en el escenario de un asesinato. Un escenario del que está casi segura que ha visto a una sombra huir volando. Además, Nathan tiene unos arañazos en el cuerpo que no han podido ser hechos por una mano humana, aunque su explicación de que probablemente se los haya hecho con unos cristales rotos resulta de todo menos convincente. Ahora, Nathan la intriga pero por motivos que nada tienen que ver con la atracción, o eso se dice Rachel a sí misma. ¿Quién es en realidad Nathan? ¿Podrá guiarla hasta los asesinos de sus padres?

Nathan es uno de Les Gargouillen, una raza nacida cerca de mil años atrás, fruto de la traición de un monje y la magia oscura. La esencia que les convierte en gárgolas, pasa sólo a los descendientes masculinos; por eso, la que una vez fuera una raza amplia y poderosa, venerada incluso por los humanos a quienes protegían, se ha convertido en poco más que una leyenda, una raza minoritaria que vive oculta. Ha vivido catorce vidas ya que al morir, si en la vida que dejan atrás han tenido un hijo varón, las gárgolas son "recompensadas" con la reencarnación, una nueva vida en la que recuerdan todas las anteriores. Nathan ha decidido que ésta sea su última vida, y por eso se niega a tener hijos, llevándolo al extremo de no querer relacionarse con ninguna mujer. Además, se ha desligado de su congregación pues no está de acuerdo con las antiguas costumbres que siguen, pero cuando descubre toda la información que Rachel ha recopilado a lo largo de los años, accede a trabajar con ella y ayudarla, con la intención de desviar su atención y proteger a los suyos.

Pero distraer a Rachel no es tan fácil como Nathan había pensado. Las gárgolas pueden entrar en las mentes de los humanos sin que ellos se den cuenta e influenciar el rumbo de sus pensamientos pero Rachel no sólo no se deja llevar sino que extrañamente parece consciente de la conexión mental ¡e incluso entra en la mente del propio Nathan! ¿Cómo puede ser posible? Pasar tiempo a su lado hace tambalear las ideas de Nathan de no volver a tener relaciones, y su atracción por ella cada día es mayor, pero si ninguna mujer podría aceptarlo si supiera la verdad acerca de él, ¿cómo va a hacerlo Rachel que tantos motivos tiene para temer y odiar a Les Gargouillen?

Taylor ha creado un universo fascinante, lleno de magia y misterio, con unos personajes bien desarrollados que te cautivan, haciendo que desees saber más sobre ellos.

La autora hace imposible que una no se sienta atraída por Les Gargouillen, una raza que lleva siglos protegiendo a la humanidad y que sin embargo tiene que ocultarse, pues sólo recibe a cambio temor y desprecio. Es increíble lo bien que Taylor lleva el tema, haciendo que Rachel se pare a reflexionar gracias a una jovencita; las gárgolas matan, es cierto, pero ¿quién es más monstruoso, el hombre que maltrata a su mujer e hija, el que asesina a sus padres para cobrar una herencia... o quien despacha a estos malvados humanos para hacer del mundo un lugar más seguro para quienes viven en él?

En cuanto a la relación entre los protagonistas, está llena de tensión sexual desde un primer momento. Al principio del libro, Taylor nos permite introducirnos en la mente de Nathan cuando conoce a Rachel y piensa "Los de sus especie tenían dos impulsos, proteger a los humanos del mal y procrear. Y en ese momento no veía a nadie que necesitase protección". Es una escena que te hace sonreír con picardía, y esperes con ansía su unión, pero luego y aunque no están mal, las escenas de sexo tampoco son nada del otro mundo, y esto ha sido lo único que me ha decepcionado del libro.

La novela nos presenta también a otros personajes: Teryn, líder de la congregación en Chicago , Connor, que odia a Nathan, o Von, un adolescente problemático.

Además nos permite ver que una amenaza se cierne sobre Les Gargouillen. Para ellos los niños siempre han sido sagrados, y sin embargo, otro grupo de gárgolas intenta secuestrarles. ¿Quiénes y por qué? Taylor deja las respuestas para la segunda novela de la serie, Sangra la Noche...

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |