Verónica Mengual - Un coronel para lady Briana

Crítica realizada por Maribel Moreno

Un coronel para Lady Briana es el primer libro de una nueva serie de Verónica, una joven autora que ha irrumpido hace poco en el mundo de la novela romántica, y lo ha hecho con fuerza. Parece ser que tenía que ser una trilogía, ya que son tres amigos los que parten para luchar contra Napoleón, pero un pajarito me ha dicho que a lo mejor se extiende un poco más la serie.

Cuatro años atrás Frederick, Kirk y Ryan se unían al ejército para luchar contra las fuerzas de Napoleón, en realidad eran cinco amigos pero Thomas recién se había casado y Samuel acababa de heredar su título, por lo que no pudieron marchar con ellos.

Frederick acababa de sufrir un gran batacazo emocional y sus ánimos estaban por los suelos, Briana no había podido evitar escuchar lo que había acontecido y estando enamorada como estaba desde años atrás, no podía consentir que marchara sin antes saber que podía contar con ella, que su corazón le pertenecía.

En la actualidad, Lady Briana tiene veinte años, su hermano Samuel, conde de Monty, ha decidido que ya es hora de presentarla en sociedad, o acabará convirtiéndose en una solterona. La joven no quiere casarse si no es con su amor de toda la vida y no piensa ir a Londres, así que su hermano ha decidido llevar la fiesta a su casa y ha invitado a los mejores partidos que buscan esposa.

Frederick ha vuelto marcado de la guerra, tanto física como psicológicamente y quizás no sea merecedor de una joven como Briana, pero no ha podido quitársela de la cabeza en los cuatro años que ha estado fuera y acaba de recibir una invitación para la fiesta, ¿tendrá alguna posibilidad con ella?

Antes de continuar con la reseña debo decir que si esperáis una novela en la que se hace hincapié a los problemas físicos y mentales con los que vuelven los soldados después de cuatro años en el frente, os diré que esta no es vuestra novela. Si lo que buscáis es una historia divertida, desenfadada, con situaciones hilarantes y atrevidas, esta es la adecuada.

Los personajes, protagonistas y secundarios, me han encantado. Bri es una joven inocente y dulce, aunque también rebelde e independiente, disfruta dando clases y jugando con sus sobrinos y es feliz viviendo en el campo, alejada de fiestas y pretendientes. Tiene dos buenas amigas Elisabeth y Olivia, que igual que ella tampoco son el canon de las jóvenes casaderas y sobre todo cuenta con el cariño y apoyo de su cuñada Ángela.

Bri desde que recuerda ha estado enamorada de uno de los amigos de su hermano, pero Frederick nunca la ha visto más que como la hermana pequeña de Samuel. Me ha encantado Bri y sus descabelladas ideas para ahuyentar a los pretendientes, me he reído a carcajadas con ella.

Frederick fue rechazado por una mujer años atrás por no tener título alguno, es el segundo hijo del conde, pero en los cuatro años que ha estado fuera, aparte de hacer una buena cartera, su padre y su hermano han fallecido y se ha convertido en conde y en un buen partido.

Pero él solo quiere conquistar el corazón de la joven que se le declaró antaño, sin embargo, las dudas, el miedo al fracaso a veces lo hacen retroceder en el acercamiento hacia la joven.

La relación de Briana y Frederick está repleta de encuentros y desencuentros, de malentendidos, cada vez que avanzan un paso, retroceden dos, pero nunca se dan por vencidos.

En cuanto a secundarios, la verdad es que no tienen desperdicio, empezando por Samuel y su esposa Ángela, esta desde luego es de armas tomar, y cuando decide algo no hay quien la pare. En cuanto a las amigas de Bri, tiene bastante papel Beth, que también tiene mucho que contar de su historia con el capitán, sin embargo a Olivia apenas la conocemos. Pero tenemos a Kirk que ha vuelto de la guerra un poco tocado del ala, y también Ryan, que como Olivia aparece poco. Otros personajes muy divertidos como el duque de York, un mujeriego encantador, que sin ser soldado ¿tendrá su propia historia? ya nos lo contará Verónica.

La pluma de la autora, como ya comprobé en su anterior libro, es sencilla, directa y muy correcta, ha creado una historia con diálogos muy divertidos y situaciones en las que ha apostado fuerte, y no me refiero a nada sexual que la novela es más bien blanquita.

Un coronel para Lady Briana es una novela amena, divertida que engancha desde la primera página, una historia de dos personas que se aman pero que no hacen más que dar traspiés en una relación que quiere avanzar pero que está marcada por los malentendidos. Con unos protagonistas que se ganan el cariño a pulso y unos secundarios que nos dejan con ganas de conocer su propia historia, que espero no tarde en llegar.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |