Verónica Mengual - Lady V. no quiere casarse

Crítica realizada por Maribel Moreno

Este es el primer libro que publica Verónica, una autora que sin duda nos va hacer pasar muy buenos momentos con sus historias.

Aunque a veces me resisto a leer libros de género histórico, más por pereza que por otra cosa, la verdad es que he disfrutado mucho con esta historia y con estos personajes que me han tenido en vilo todo el tiempo.

Lady Valery, V. para su gente de confianza, tiene veinte años y las ideas muy claras, nunca se casará. Está criada en una familia muy especial donde las mujeres tienen la libertad de escoger marido, o la vida que quieran llevar. V. ha decidido que no se casará, pero tampoco se negará los deseos carnales, solo que ha de encontrar al hombre perfecto para ella. Pretendientes no le faltan, aunque ninguno le ha hecho sentir todavía mariposas en el estómago.

Jason Sinclair, duque de Lennox, está buscando esposa, debe casarse y tener herederos como corresponde a su linaje. Ha visto alguna vez ya a Lady Valery e incluso también ha bailado con ella, pero no se ajusta al tipo de mujer que busca, una mujer dulce y sumisa.

Corre una apuesta que va de boca en boca que puede comprometer a la joven y Jason está dispuesto a rescatarla, ya que Patrick, su amigo y primo de V. no está haciendo nada. Pero cuál es su sorpresa al ver que ella solita se ha deshecho de su pretendiente, que no ha quedado muy bien parado.

En este encuentro Jason no puede evitarlo y la besa, pero V. lo encuentra demasiado frío, lo que no duda en comentarlo con sus buenas amigas, algo que llega a los oídos del duque, y aunque no debería importarle, le demuestra a Lady Valery, que para nada es el pedazo de hielo, que ella se cree. Pero entonces saltan chispas, algo ocurre con ellos, que V. está dispuesta a tener sus atenciones, pero con sus condiciones, algo que no le convence mucho al duque, que necesita una esposa.

Así que inician una relación y todo va sobre ruedas hasta que al duque se le ocurre pedirle en matrimonio, a partir de aquí la pareja se encontrará con muchos sentimientos y no todos buenos.

 

Para ser su primera novela debo decir que Verónica se lo ha trabajado la mar de bien, ha construido una buena historia y unos buenos personajes, que me han tenido con el corazón en un puño.

Valery es una joven liberal, adelantada a su tiempo, como casi todas las mujeres de la familia Manchester, buenos consejos por parte de su madre y el consentimiento del marqués, su primo Patrick, han hecho que ella quiera vivir su vida sin ataduras, pero sin privarse de los deseos carnales. Su grupo de amigas y ellas han decidido vivir la vida que quieren sin someterse a un hombre y ser su florero. Pero cuando llega a su vida el duque de Lennox, va a empezar a ver las cosas de otra forma ya que los sentimientos afloran rápidamente, sin embargo, la tozudez y el empecinamiento harán que su vida en vez de sencilla sea un infierno.

Jason es un duque como tal, serio, responsable y que quiere seguir el ejemplo de su padre, él busca una esposa sumisa, pero da con la joven más testaruda que hay en el planeta, y aunque se resiste no puede evitar irse enamorando poco a poco de ella.

Sin embargo, las malas acciones por parte de los dos les llevará a situaciones que ninguno de los dos tenía previsto y que no les hará nada felices.

Ambos personajes me han gustado mucho, aunque en un momento u otro los hubiera zarandeado para que se dieran cuenta de lo cabezotas que estaban siendo. Su relación es intensa, pasional, donde avanzan un paso y retroceden cuatro. Me han hecho sufrir bastante.

En cuanto a secundarios, hay bastantes, teniendo en cuenta que este es el primer libro de una serie, me imagino que sabremos de muchos de ellos, y la verdad es que de algunos me han quedado muchísimas ganas.

Tenemos a las excéntricas amigas de V., Lena, que parece que también ha tenido una historia especial, Gertrude, Emma, pero sobre todo han destacado la duquesa viuda, madre de V, que me ha encantado lo fuerte y valiente que es para su época, lo bien que entiende a su hija y como toma medidas cuando es necesario. Pero hay un personaje al que he adorado, Patrick, el marqués de Ailsa, un hombre que sirve a la corona, que es muy respetado y temido en todo Londres y que tiene que vigilar constantemente a su prima y sus amigas, ya que es el responsable de ellas.

En cuanto a la pluma de la autora me ha parecido muy correcta, sencilla, ha trabajado bien la ambientación y la narración es muy amena y ágil.

Lady V. no quiere casarse es una intensa y bonita novela ambientada en la regencia, una historia donde una joven casadera que no quiere casarse y un duque que necesita una esposa, tendrán que pasar por demasiadas obstáculos para poder alcanzar la dicha. Una historia de celos, malentendidos, rencor, pero también mucho amor.

 

Crítica realizada por Rocío DC

Valery es una mujer muy adelantada en su época. Ha sido criada entre algodones y con una educación bastante particular para la época. Su familia es bastante peculiar, no son de los que se dejan llevar por el qué dirán ni por algunas estrictas normas.

V por ejemplo, tiene claro que no quiere casarse, pero no por ello no poder disfrutar de todo lo que un hombre le puede dar. Así que tras tener esto claro, V decide buscarse un amante.

En medio de su búsqueda aparece en su camino cierto caballero correcto y algo insulso para su gusto, que sin saber si quiera cómo, le da algo que ella busca y la hace sentir verdaderamente poderosa.

Jason es un hombre intachable, correcto y cuerdo, que está en busca de esposa. Valery se ha cruzado en su camino y tiene algo que le llama inevitablemente la atención, pero sabe que es un imposible. Ella no es mujer para él. Pero el destino y la atracción hace de las suyas y los lazos entre Valery y Jason se unen irremediablemente...

La historia entre V y Jason es como poco, intensa. Muy intensa.

Decir que he devorado esta novela es quedarme corta. Horas me ha durado, no podía despegarse de ella.

La autora me ha sorprendido mucho con esta historia tan diferente, fresca y arriesgada. Y es que escribir de esta manera, en la ambientación en al que la adapta con tantas normas sociales, y no titubear a la hora de mantener la esencia de los personajes y su historia de principio a fin es de aplaudir.

La novela me ha ganado por muchos motivos, como decía por su riesgo. Estamos (o estoy) acostumbrada a leer novelas históricas de este tipo en las que en la mayoría, las protagonistas femeninas deben regirse por las normas y el decoro en una sociedad y época machista, pero cuando leo novelas que desde el inicio la protagonista está dispuesta a vivir en contra de esto me encanta, aún a saber que será una trama complicada.

Me encanta lo que la autora nos cuenta, con sus tira y aflojas y esas luchas de voluntades incluidas (aunque me hayan dado ganas de agarrar por las orejas a ambos personajes protagonistas en más de un momento). Pero escribir de tal manera que el lector recibe y siente tal intensidad de sentimientos y emociones, es un regalo para los sentidos. Y para mí sin duda lo ha sido.

Los diálogos, por ejemplo, es otro punto a favor, y es que los he disfrutado de lo lindo.

Esta novela es el pistoletazo de salida de lo que será una serie. ¡Y yo me muero de ganas de conocer más!

Los personajes secundarios de esta novela son fascinantes y prometen unas historias igual de maravillosas e interesantes que estas. (¡Ay, Patrick, qué ganas tengo de destriparte!)

Leer a Verónica Mengual ha sido todo un descubrimiento. Su pluma sencilla, directa y cuidada me ha ganado completamente. Tengo claro que le seguiré la pista, promete tenernos la mar de entretenidos.

La novela la recomiendo totalmente.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |