Toni Blake - El diario rojo

Crítica realizada por Mariam

Lauren Ash escribe un diario, pero no un diario cualquiera, sino uno en el que recoge sus deseos y fantasías sexuales más íntimos. En sus páginas, retrata la imagen de un hombre oscuro y misterioso al que no puede poner rostro ni nombre, pero con el que vive todas y cada una de sus fantasías eróticas.

Los hombres tienen una imagen distorsionada de ella; Lauren no es en absoluto como su amiga Carolyn, una mujer alocada, inestable emocionalmente y que cambia constantemente de acompañante. Lauren es joven, bella y sexy, pero no es propensa a cambiar de hombre como de camisa, ni de entablar relaciones simplemente basadas en el sexo. En todas y cada una de las pocas relaciones que ha mantenido hasta la fecha, ha existido amor de por medio. Sin embargo, ninguna de ellas ha prosperado. Y en la actualidad, a los veintisiete años sigue soñando con conocer a un hombre especial: el que sea el definitivo.

Nick es el joven propietario de una pequeña empresa de pintores. Pese a que un día gozó de una buena posición económica, en la actualidad es un humilde pintor que trabaja hasta la extenuación para mantener a su hermana Elaine y su hermano Davy. Su padre es un alcohólico que no ha superado la muerte de su esposa, acontecida veinte años atrás. Desde entonces ha convertido la vida de sus hijos en un auténtico infierno. Elaine jamás se ha casado y desde la infancia Davy sufrió un accidente que lo dejó mentalmente discapacitado, con lo que cuenta con veintinueve años, pero piensa y actúa como un niño de diez.

En el pasado los padres de Lauren y Nick fueron socios a partes iguales de la empresa que en la actualidad dirige Ash. Pero a raíz de la muerte de la madre de Nick, John, su padre, se hundió y nunca logró salir a flote. Abandonó su trabajo y se dio a la bebida y en el proceso arrastró a sus hijos a la ruina, la miseria y la degradación. Henry Ash, aprovechando las frecuentes borracheras de su socio, y al ver que éste no cejaba en su actitud autodestructiva, lo engañó para que firmara la cesión de su parte en el negocio común.

Con lo que desde muy joven, Nick se vio obligado a trabajar sin descanso por sacar adelante a su familia. La amargura ha pasado a ser un rasgo indeleble de su carácter. A menudo ha pensado con odio en Ash y en la vida de lujos que ellos también habrían disfrutado si el ex-socio de su padre no les hubiera engañado.

Con ese pensamiento en mente, logra un encargo para pintar la lujosa casa de Lauren, a la que imagina la niña mimada y caprichosa de papá. Las habladurías dicen de ella es que ligera de cascos, atolondrada y promiscua.

En cuanto la ve por primera vez, descubre que es hermosa y su imagen le deja sin respiración. Pero, bajo la superficie, descubre a una mujer sensible, dulce y que no se corresponde con esa imagen de femme fatale que se ha creado de ella.

Casualmente, descubre el diario de Lauren e, incapaz de resistirse a la tentación, lo lee. Desde entonces se convierte en una obsesión cumplir todos y cada uno de las fantasías que éste contiene.

La atracción no tarda en estallar en ambos. Pero Lauren busca algo más que sexo y Nick, pese al deseo de cumplir esas fantasías eróticas, no desea lazos de ningún tipo. Ellos no pueden ser más diferentes. Y además, ¿cómo va a entablar una relación con la hija del hombre que más odia?

El diario rojo es una novela contemporánea que si bien relata abundantes escenas eróticas, es un libro que resuma sensibilidad e incluso dulzura.

El sexo es un ingrediente muy presente en la trama. Es el punto de inicio del libro. El diario rojo es una descripción de escenas eróticas, las fantasías sexuales de Lauren. Pero descritas con tal grado de sensibilidad y erotismo que no resulta cansino.

Lauren es una mujer joven, decidida, audaz y que sobre todo ha sufrido por amor. Sus relaciones anteriores fueron todas un fracaso. De todas salió con el corazón roto. No quiere que le vuelva a suceder, pero desde el principio está dispuesta a luchar por Nick, pese al miedo a volver a resultar herida.

Nick ha vivido rodeado de gritos, golpes, alcohol y miserias. La muerte de su madre truncó su infancia feliz. El alcoholismo de su padre y la trampa de Ash contra John, destrozaron su futuro. Sólo es capaz de mostrar cariño hacia Davy, un hombre que es como un niño grande. Alguien a quien es imposible no querer.

La aparición de Lauren en su vida trastoca sus planes. Poco a poco, sin darse cuenta se va envolviendo en una relación, no sólo sexual, sino también sentimental con ella y llega al punto de desnudar su alma.

Un personaje muy entrañable es el de Davy Armstrong. El joven discapacitado psíquico es realmente dulce y uno de esos protagonistas que se hacen querer. Hasta la aparición de Lauren, es el único que nos muestra que Nick es humano, que siente y padece como todos.

Davy posee una sensibilidad especial. Es el único capaz de ver que bajo el rostro huraño de Nick se esconde soledad y tristeza. La relación entre los hermanos es preciosa, así como la naciente atracción entre Davy y Daisy, una joven con espina bífida. La pena es que apenas se dan las primeras puntadas de esta relación, pero es muy bonito verla a través de los ojos de Davy y su visión especial; ver cómo va enamorándose de ella.

Tal vez la concepción preconcebida que se pueda tener del libro es que es muy físico, muy erótico. Ciertamente abundan las escenas de sexo, pero son abordadas con sensualidad y belleza. Transmiten sensibilidad, erotismo e insinúan en todo momento que está naciendo un sentimiento más profundo entre los protagonistas, Lauren y Nick.

Creo que es una novela que puede hacer las delicias de las lectoras apasionadas por novelas de tinte más erótico. A mí, sin ser una apasionada del género, me ha sorprendido muy gratamente.

 

Crítica realizada por Soraya

Cuando Nick acepta pintar la casa de Lauren Ash, la hija del hombre que tantos años atrás engañó a su padre para quitarle la mitad de la empresa que ambos compartían, piensa que es una forma sencilla de conocer la vida que ésta lleva, y que él debería haber llevado si el traidor del padre de ella no hubiese jugado sucio. Nick culpa de todas las penurias y malos momentos que ha vivido su familiar al padre de Lauren, y se acerca a ella movido por malas vibraciones, aunque no pretenda hacerle daño.

Cuando murió la madre de Nick, la vida de los tres hijos se vio interrumpida por un padre que no sabía llevar la muerte de su mujer de otra forma que bebiendo, y haciéndoles daño a sus hijos. La gota que colmó el vaso fue el hecho de que le hicieran firmar unos documentos en los cuales cedía su parte de la empresa a su por entonces socio, el padre de Lauren. Ahora tantos años después, Nick tiene su propia empresa pequeña pero que mantiene a toda la familia, pero él no olvida y desde luego no está dispuesto a perdonar.

Los primero encuentros entre los dos están llenos de tensión, él la juzga mal y ella lo juzga aun peor, es por eso que ninguno de los dos se tiene en muy alta estima, aunque están "obligados" a tratarse hasta que éste termine de pintar la casa de ella, lo cual va a llevar su tiempo porque se está encargado él solito de todo el exterior de la pequeña mansión que ella tiene.

Desde el principio sentimos la atracción que ambos sienten, aunque intenten ocultársela al otro, pero será cuando Nick descubra por casualidad el diario secreto que ella esconde y en el cual cuenta sus más íntimas fantasías, cuando se de cuenta de que quiere hacer realidad todas y cada una de ellas.

La verdad es que me ha gustado bastante. Yo que no soy de erótica, me gusta encontrar mucho amor en una novela cuando la leo, y he sentido que ésta lo tiene. No voy a negar que sea erótico porque el argumento se sostiene por las continuas fantasías que la protagonista escribe en su diario, pero ni de lejos es tan erótico como otros. Aquí no encontréis tríos, ni orgías, ni escenas demasiado subidas de tono. Podría estar catalogado como novela romántica contemporánea sino fuese por el número de escenas sexuales que contiene entre sus páginas. Incluso el lenguaje utilizado es bastante normal, no recuerdo ninguna palabra soez, lo cual, en mi opinión, lo favorece.

Lauren, la protagonista, es una mujer que a pesar de vivir rodeada de lujos, es bastante cercana. Es una mujer trabajadora, que tiene al alcance prácticamente todo lo que se puede comprar, pero que no es feliz. Lleva la vida sin vivirla, siempre teniendo que asistir a fiestas en las que no se siente cómoda, y rodeada de gente poco afín a ella. Al contrario que sus amistades, ella quisiera encontrar la seguridad en una pareja estable, llegar a casa y sentirse amada por un hombre que la cuide, mucho más que el sexo sin sentido del que parece disfrutar incluso su mejor amiga.

Me ha parecido una mujer muy inteligente, que tiene claro lo que quiere en la vida, y no se conforma con menos. Para ella el sexo sin amor es como el jardín sin flores, no le dice nada, así que renuncia a él mientras que no aparece la persona adecuada. Entonces es cuando conoce a Nick que representa todo cuanto siempre ha soñado, incluso hace y dice cosas que ella misma había escrito en su diario. No tiene otra cosa que pensar que es cosa del destino, que de verdad es algo cósmico lo que hay entre ellos dos. Este último aspecto me ha parecido demasiado inocente, cogido demasiado por los pelos. No entiendo como una mujer que es tan lista para tantas cosas, no se pare a pensar que su pintor se la está dando con queso, y que está leyendo su diario. Yo, con tanto dinero como ella tiene, habría puesto una cámara oculta para pillarlo in fragante.

En cuanto a los personajes secundarios, destacaría a Davy, el hermano de Nick, un personaje que se gana el cariño del lector desde el segundo en que entra en escena. Es increíblemente dulce el modo en que tiene de ver la vida, y creerá unas escenas muy bonitas con Daisy, una chica que conoce en un supermercado.

También me gustaría destacar el personaje de la hermana de Nick, que a tanto tuvo que renunciar para cuidar de su familia. Aunque no aparece demasiado, le da un toque hogareño a la novela digno de agradecer. En cuanto al padre de Lauren, aunque actuó mal, llegas a entender que lo hiciese, lo cual no puedo decir del padre de Nick que no merece ni el término de padre. Es una mala persona que hizo mucho daño a sus hijos, y para mí ha sido el verdadero culpable de todo lo malo que le ha ocurrido a su familia. Aunque hacia el final del libro la autora lo intenta suavizar, para mí no tiene perdón lo que hizo.

Creo que es una novela que merece la pena leer. Por un momento me recordó a Pasión de Lisa Valdez, no porque el argumento o los personajes tengan algo que ver, sino porque a pesar de estar catalogada como erótica, creo que es una bonita historia de amor. Yo si la recomiendo y mi puntuación es un bueno alto. Le habría dado más nota si el final no hubiese sido tan precipitado, sinceramente me habría gustado un epílogo o que las últimas escenas hubiesen sido más largas.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |