Toni Blake - Déjate llevar

Crítica realizada por Melisma

Una joven dispone de cinco días para entregarse a una pasión exquisita mientras hace frente a sus más recónditos temores.

Cinco días antes de su boda con un hombre al que admira, pero del que no está enamorada, Katrina Spencer decide evadirse en una isla privada. Allí se puede relajar y tomar el sol mientras considera un futuro despojado de toda la pasión que ansía para su vida. Pero al abrir los ojos, en medio de aquel desasosiego, divisa a Brock Denton, musculoso y medio desnudo, el único hombre que le había provocado la excitación anhelada, el hombre que la rechazó en el pasado. Cómo Brock ha llegado hasta allí es un misterio, pero parece obvio que está en peligro. Kat también está amenazada, pero en sus brazos, él ha vuelto del pasado para liberarla de todas sus inhibiciones y hacerle sentir un placer inimaginable que le hará alcanzar el verdadero éxtasis.

Kat tiene por delante cinco días y cinco noches sensuales para decidir si volver a casa con un hombre al que no ama o satisfacer sus más locas pasiones con Brock y... dejarse llevar.

Estaba convencida de que esta novela me iba a dar, ni más ni menos, que aquello que prometía en la sinopsis. Dispuesta a pasar un rato entretenido y a disfrutar, además, de escenitas subiditas de tono, me arrebujé con mi mantita en mi sillón favorito y...

... Y me encontré con un fiasco que me puso de un humor de perros. Ni escenas tórridas, ni trama buena, ni nada de nada.

El protagonista, abandonado por sus progenitores y criado por su abuelo, ha conseguido labrarse un futuro estable y solvente . Pertenece al FBI. En el pasado no quiso saber nada de Kat, pero ahora, cuando ésta está pronta a contraer matrimonio con un hombre del que no está enamorada, no tiene ningún reparo en ir a por ella. Al fin y al cabo, se dice, si ese matrimonio no se realiza, estará evitándole que comenta un error.

Por su parte, Katrina ha tenido una vida fácila y sin complicaciones. Es la típica niña buena que hace lo que todos esperan de ella. Ese es el motivo por el que es incapaz de rechazar la propuesta de matrimonio que su prometido le hace. No está enamorada de él, claro que no, pero ¿cómo desilusionar a tantas personas que espera que esa boda sea una realidad?

Kat, en lugar de hacer la títpica despedida de soltera con sus amigas, decide tomarse unas vacaciones de relax de sol y mar. Y ahí es donde aparece Brock para hacerla sucumbir a sus encantos.

Una historia predecible hasta el hartazgo, con frases de jardín de infancia, pobres y ridículas... y poco más.

Resulta además de lo más cansino la repetición hasta el infinito y más allá, de plabras como "gatita" y "culito", que acabas de ellas hasta el gorro y con ganas de matar a alguien.

En definitiva, una novela que ni tiene historia, ni es erótica, ni sensual... No merece la pena ni perder el tiempo ni el dinero en ella.

Aburridísima.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |