Terri Brisbin - La esposa de Dumont

Crítica realizada por Mc2

Había tenido que pasar por un infierno para pagar por los pecados de su padre.

Quizá aquel mandato real por el que se tenía que casar compensaría a Christian Dumont por todo lo que había perdido, pero aún no sabía a qué precio. Porque, aunque casarse con la bella y rica Emalie Montgomerie no parecía suponer ninguna dificultad, la condesa tenía un secreto que podría destruirlos a ambos. Aunque su corazón seguía siendo puro, Emalie Montgomerie sabía que haber perdido la castidad antes del matrimonio era un pecado imperdonable para una mujer noble. Y el deseo que veía en los ojos de Christian le daba esperanzas, pero, ¿aceptaría al bebé de otro hombre como si fuera suyo?

Primer libro de la serie Honor y pasión, está ambientado en Inglaterra a finales del siglo XII.

En el castillo de Greystone, bastión de los Montgomerie, lady Emalie disfrutaba de la compañía de una dama muy especial. La Reina Leonor había acudido a Greystone con un único fin. Descubrir la identidad del hombre que había deshonrado a una de las herederas más codiciadas del reino de los Plantagenet. Temía que fuera una más de las mezquindades de su hijo Juan. Para evitar caer en sus redes, Emalie sólo tenía una solución posible. Aceptar como esposo al desconocido caballero que tenía la reina Leonor en mente.

Christian Dumont sabía que a su hermano y a él les quedaban pocas posibilidades para sobrevivir en las mazmorras del castillo de Anjou. No les quedaba más que el anillo familiar para comprar algo de comida sobornando a los guardias de la prisión. Pero una misteriosa carta de la reina solicitando su presencia en Inglaterra puede ser la única posibilidad para los Dumont. Si Christian accede a lo que se le pida, le serán devueltas su fortuna, sus posesiones y su título. Algo que sabe que ni puede ni debe rechazar.

Emalie no recibe con ansiedad a un prometido que le resulta arrogante, escuálido y está cubierto de llagas y heridas de procedencia incierta. Relevada de las labores principales del castillo no puede evitar aborrecer al conde de Langier, con el que se niega a consumar el matrimonio. Sin embargo, los secretos no harán más que aumentar su desconfianza mutua, pues Christian empieza en seguida a sospechar que tal vez su esposa no sea tan casta como aparenta.

Una novela más con los Plantagenet como secundarios. Recuerdo que en una ocasión señalé a Artemisa como el secundario más malvado, pero creo que me había olvidado del príncipe Juan. Un ser rastrero, codicioso, hipócrita y carente de sentimientos. Menos mal que hay otros secundarios que resultan muy gratos para su lectura como Sir Luc y su esposa Fátima, o Walter, el capitán de la guardia. Tampoco hay que olvidar a Geoffrey, cuya historia me he animado en seguida a leer La prometida sin nombre. Pese a ser una historia medieval más, con un tema recurrente en este tipo de novelas, me ha hecho pasar un buen rato durante su lectura. Emalie es una mujer que ha sido criada de forma atípica. Acostumbrada a tomar decisiones que no le competían por ser mujer no tolera intromisiones de ningún tipo por parte de Christian. Por eso le aborrece en seguida. Además, tampoco confía en él para contarle su secreto, ni las implicaciones que podría acarrearles de saberse. Christian es un hombre caído, avergonzado por su pasado, uno que no está dispuesto a revelarle a su esposa. Cuando averigüe el secreto de su esposa se considerará traicionado y herido pero ya estará irremediablemente enamorado de ella. Un dato curioso, a la autora se le ocurrió la idea de esta historia escuchando My own prisión de Scott Strapp y Creed. La curiosidad me ha hecho escucharle y leer la letra en español.

La valoro con un 4/5.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |