Teresa Medeiros - Un beso inolvidable

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por Mencía

Argumento:

La respuesta a las plegarias de Laura Fairleigh aparece como llovida del cielo, cuando encuentra, inconsciente en el bosque, a un hombre increíblemente apuesto. Justo lo que necesitaba: si no se casa en pocas semanas, perderá la casa donde vive, que pasará a su anterior dueño, el engreído duque de Devonbrooke. Como en un cuento de hadas, no puede evitar besar al desconocido en los labios, y el hombre despierta… para descubrir que ha perdido totalmente la memoria. Laura decide aprovechar la oportunidad, y le convence de que es su prometida. Un juego que resultará demasiado peligroso, sobre todo teniendo en cuenta la verdadera identidad del aparecido...

ELLA DECIDIÓ FABRICARSE A SU MARIDO IDEAL…
Laura ha rechazado más propuestas de matrimonio de las que recuerda. Sigue soñando con el hombre ideal, caballeresco y obsequioso, pero ahora está desesperada por encontrar marido para no perder su hogar, lo único que tienen ella y sus dos hermanos. Cuando se cruza en su camino aquel joven sin memoria, Laura intentará convencerle no sólo de que ambos están prometidos y a punto de casarse, sino de que él posee todas las cualidades que ella siempre ha soñado encontrar en un hombre.

PERO ENCONTRÓ UN HOMBRE MARCADO POR SU PASADO
De niño, Sterling fue vendido por sus padres al duque de Devonbrooke, que precisaba un heredero. Aquello endureció su corazón y ahora, convertido ya en duque, es un hombre poderoso y despiadado. Un día, cuando se disponía a expulsar a una familia de su propiedad, sufre un accidente. Incapaz de recordar quién es, acepta la palabra de aquella muchacha que dice ser su prometida. Aunque, a pesar de lo que ella diga, él no está muy seguro de que los impulsos que siente sean precisamente los de un hombre bueno y gentil.

Opinión:

Pocos libros en mi humilde opinión contienen los ingredientes necesarios para hacer de ellos una obra única. Sin embargo Un beso inolvidable es sin duda uno de ellos, y en gran medida se debe a sus atractivos personajes.

Laura Fairleigh es una bella, práctica, soñadora e impulsiva mujer que sabe llevar las riendas en su hogar de acogida. En ella recae la responsabilidad del buen funcionamiento de la casa y la educación de sus hermanos menores. Cuenta con el apoyo y el cariño de los criados, a los que considera como su familia, y que con sus acciones o comentarios nos arrancaran más de una sonrisa.
Desde el primer momento queda claro que es una mujer despierta, con un hondo y sincero agradecimiento  hacia la persona que los recogió, y a la que llegó a respetar y amar como a una madre. Su responsabilidad le lleva a comunicar al duque el fallecimiento de esta en una sincera y mordaz misiva, provocando con este gesto su mal genio.

Sterling  Harlow Duque de Devonbrooke: Duro, frío y cínico caballero, que regresa de la guerra con toda la prepotencia de su condición de duque, a pesar de los sacrificios que le llevaron hasta ella. Inteligente y sarcástico hace tiempo que cerró su alma. En ella no parece quedar espacio para sentimientos y mucho menos para el amor. Toma sus decisiones con la precisión de un cirujano y parece que nada pueda llegar a conmoverle. La carta de la señorita Fairleigh  consigue sacarle de su laureada indiferencia y le lleva a tomar represalias. Con este fin, se dirige hacia Arden Manor ahora de su propiedad.

Eleanor Harlow: Madre de Sterling,  la conoceremos brevemente en el prólogo y posteriormente por los recuerdos de aquellos que compartieron parte de su vida. Una vida marcada por el desarraigo de la cesión de su hijo a manos del anterior duque. Decisión que si bien ella no tomo libremente, abrió un vacío que nunca se pudo superar en vida. A la muerte de su esposo intentó, sin rendirse nunca al desánimo y la fatiga, tender un puente entre ellos. Un lazo que solo después de su muerte los volverá a unir.

Diana y Thane: Prima y amigo de Sterling respectivamente. Su búsqueda hace que deban reencontrase, pese a estar  enfrentados por el final de su pasado amor. Son personajes con garra que nos harán disfrutar de otra historia con final feliz. El temple de ella y el cáustico humor de él, bien los haría acreedores de una novela en exclusiva, pero como no es el caso, disfrutaremos de lo que su valiosa colaboración aporta a la novela.

George y Lottie: Hermanos de Laura, ocurrentes divertidos y tiernos, son de los que propician algunas de las mejores escenas cargadas de humor, sinrazón y ternura. Por una vez los personajes infantiles han conseguido que eluda el hechizo, que en otros casos, despierta en mí la figura de Herodes.

Conociendo un poco a los integrantes habrá que adentrarse en la trama. La novela se divide en dos partes:

La primera se desarrolla dentro de una sociedad rural y se nos antoja llena de color. Cuando Laura encuentra un caballero inconsciente y se rinde al impulso de besarlo, no podía prever la cadena de mentiras que tendría que tejer para lograr sus propósitos. Al prestar su ayuda se deja seducir por la idea de que con él, un nuevo y seguro futuro está a su alcance. La amnesia y el consiguiente desconcierto, le ayudan a implantar en el hombre una nueva personalidad que responde a un nombre: Nicholas Radcliffe gentil soldado retirado, amante de la vida sencilla que regresa a los brazos de su prometida. Un hombre sin tacha, tierno y galante con su dama, y paciente y cariñoso con los niños. Vamos todo lo contrario de lo que nuestro “Nicholas” presiente que es. Él puede oler las mentiras de la mujer, pero por otro lado es capaz de reconocer el entorno, con lo que se siente impotente para desacreditarla y cede o reniega, según le vengan las cosas. Solo una está mas que clara, sus impulsos pasionales son lo suficientemente voraces y evidentes como para ni siquiera intentar eludirlos, pese a lo que diga o piense la dama.
Tras su boda se descubrirá el engaño y  el duque de Devonbrooke recobrada su memoria, se deshace de la personalidad de Nicholas como una serpiente se desprende de su piel.

En la segunda parte lo que fue luz se torna oscuridad. Atrás quedan las risas, el calor, el humor y la ternura. El entorno se vuelve hostil, los personajes mudan a seres cargados de dolor, furia y orgullo. Contemplar la transformación de Sterling mas, tras una noche cargada de pasión; hace que Laura se rebele. Su dignidad de mujer la lleva a  despreciar su ofrecimiento, su sentido del deber a aceptar su chantaje. Los días se tornan lucha, las noches unión. Sterling intenta mantener su hielo y Laura la llama que consiga fundirlo. Dos personajes fuertes y decididos, dos voluntades enfrentadas conscientes que sea cual sea el resultado, no habrá vencedor. La decisión queda en manos de Sterling, sólo enfrentando su pasado, conseguirá superarlo; sólo abrazándolo, recobrará la mujer que ama; sólo entregando, merecerá su amor.

Ya veis, una trama relativamente sencilla en su propuesta, pero de una profundidad en emociones arrolladora.
Es una obra que te sobrecogerá con un recuerdo y sabrá consolarte con un gesto. En la que vivirás su derroche de pasión, expectante, y con su calor abrirás el camino a la esperanza que ahoga el rencor. Recorrer sus páginas es el reconocimiento y aceptación de un amor que se tiñe de ternura o de ira, se viste de orgullo o desenfrenada lujuria, celebra con risas sus victorias y salpica de lágrimas su dolor. A todo ello mi alma romántica se rindió sin condición.

Atrévete a vivir una historia que te colme de sentimientos, busca entre sus líneas la experiencia de vida que llevas dentro, a veces aun sin saberlo, y cuando vuelvas su última página, creerás que has vivido uno de esos hermosos sueños… que nacen tras un beso.
Un beso inolvidable.

Puntuación: 9


Crítica realizada por Katon

Este es el primer libro que leo de Teresa Medeiros y estoy segura que leeré más en el futuro. En esta novela nos encontramos con dos protagonistas muy diferentes. Sterling se ha convertido en un hombre duro, frío, que busca solo su propio interés. Ahora que ha vuelto de la guerra sabe que tiene que buscar una esposa, pero desde un principio afirma que no se casará por amor. Solo dos personas conocen al verdadero Sterling, su prima Diana, que es más como una hermana, y Thane su amigo y antiguo prometido de su prima. Sterling lleva toda su vida con el estigma de que sus padres lo vendieron cuando tenía cinco años al duque de Devonbrooke, pariente de su padre, era un hombre cruel que no dudaba en pegar al joven para moldearlo a su imagen y semejanza. Sterling renegó de su madre siendo un niño y aunque en los últimos años ella le enviaba cartas con regularidad él nunca las ha abierto. Así que cuando Diana le leyó una carta llena de sarcasmo informándole del fallecimiento de su madre decidió acercarse a la que fue su casa de la infancia y dejarle las cosas claras a la mujer que le envió la carta.

Laura es una joven que se hizo mujer cuando sus padres murieron en un incendio y ella se tuvo que hacer cargo de sus hermanos pequeños. Aun así no ha perdido la esencia de la juventud, la inocencia de la niñez y los sonrojos de una joven doncella. Pero también posee una lengua mordaz y un carácter que no se rinde ante nada. Varios meses atrás su protectora y amiga falleció, legándole la casa en la que vivían, Arden Manor. Pero para conseguir la casa debe casarse antes de su próximo cumpleaños, lo que le deja muy poco tiempo para encontrar un candidato pasable. En su desesperación le ruega a dios le envíe un hombre apropiado. Así que cuando se encuentra a un apuesto caballero inconsciente en el bosque, junto a su árbol favorito, está tan asombrada que solo se le ocurre besarle para ver si se despierta, y se despierta. Sería una lástima en circunstancias normales que él no recordara nada, pero para Laura es una bendición. Creyendo en parte que es una señal divina le dice al joven que su nombre es Nicholas y que están prometidos. A partir de ahí las situaciones irán creciendo en hilaridad.

Nicholas no recuerda nada pero sí recuerda la casa y sabe dónde están las cosas. También le sorprende la actitud de Laura con respecto a su compromiso y la fe que deposita en él. Laura se enamorará del hombre que su propia imaginación ha inventado y que está perfectamente representado en Nicholas. Las insinuaciones del joven, su trato hacia los hermanos de ella y los criados, junto con la pasión que despierta en Laura hará que esta deje a un lado los remordimientos y se case con él. El día de la boda traerá más de una sorpresa, o más de un susto.

Sterling me parece un personaje complejo, que realmente muestra su verdadera naturaleza cuando es Nicholas Radcliffe, es una persona comprensiva, algo pícara y atento, nada que ver con el frió y arrogante duque de Devonbrooke. Aunque la traición de Laura le duele no puede pensar en alejarse de ella. Haciendo ver a los demás que lo quiere es castigarla la lleva junto a él a Londres, donde dará un poco de luz a esa lúgubre casa con horribles recuerdos. Aunque el lector es consciente que Laura ha actuado mal, muy mal, yo por lo menos no he perdido en ningún momento la simpatía por el personaje, a veces parecía que lo estaba pasando peor ella que Nicholas. Laura traerá el cambio a la vida de Sterling, además de obligarle a escuchar recuerdos de su madre.

Solo hay un pero que le puedo poner a esta novela, y es Lottie, la hermana pequeña de Laura. Me ha parecido una niña malcriada y que aunque ha hecho algo malo no recibe ningún castigo ni amonestación. Aunque reconozco que conforme avanzaba el libro la actitud de la niña ha ido mejorando, en un principio me parecía un aspecto negativo más que divertido de la historia. Pero, a pesar de ello, me ha gustado mucho. La pequeña historia de Diana y Thane creo le da dinamismo a la historia de Sterling y Laura, viendo también la transformación de la, aparente, seria prima a una mujer apasionada.

Una historia de amor con todas las letras, con pasión, ternura, nostalgia, risas, que me ha enganchado desde el principio y con la que me he reído y suspirado.


Crítica realizada por dougless

1º de la serie "Hermanas Fairley"

Laura Fairley es la hija de un párroco , junto con sus hermanos, Lottie y George, se va a vivir con lady Eleonor cuando sus padres mueren en un incendio. Por desgracia también Eleonor muere y se quedan solos y sin casa porque aunque Eleonor les prometió la casa si Laura se casaba antes de cumplir 21 años, faltan apenas unas semanas y ella ha rechazado a todos los hombres que le han propuesto matrimonio. Viven en la casa, que tuvo épocas mejores, con solo dos sirvientes, Cookie y Dower , deseando el hijo de Eleonor, al que no conocen porque nunca visitaba a su madre, se olvide de ellos y les deje vivir allí.

Claro que Sterling Harlow , duque de Devonbrooke no perdona a su madre que de pequeño le vendiera a su tio, el anterior duque , él cual se encargó de hacerle la vida muy dura y al cual odiaba. Peligroso, arrogante y sin escrúpulos, Sterling decide que Laura y su familia se pueden ir por donde vinieron y en un arrebato parte hacia Arden Manor para decírselo personalmente.

En un bosque cercano tiene un accidente y queda inmóvil en el suelo. Así se lo encuentra Laura, que después de que se le pase el estupor de la sorpresa se da cuenta de que es la respuesta a todas sus plegarias. Y es que Sterling ha perdido la memoria y Laura le hace creer que es su prometido.

De cómo discurre todo y de cómo se destapa el pastel y sus consecuencias es de lo que trata esta novela que me ha gustado mucho. Ha sido una grata sorpresa, me decidí a leerla porque está en la lista de que han hechos las foreras de las mejores novelas romanticas y porque fue uno de los que primero encontré en la librería .

Me ha gustado todo, la trama es un poco fantasiosa pero la autora ha conseguido llevarla muy bien, me encanta cuando él no recuerda y ella le moldea a su antojo. Sterling está confuso porque no le pega que él sea tan gentil, caballeroso y que quiera ser párroco, claro que si le suena la casa y los alrededores, así que no sabe que pensar. Luego el dia de la boda es caótico, se destapa todo el pastel y la historia da un giro totalmente diferente. Lottie y George tiene bastante protagonismo y sus trastadas te dejan una sonrisa en la cara. Cookie y Dower son geniales, oyéndolos das carcajadas seguras. Diana y Thane tienen una historia preciosa que yo creo, personalmente, podía haber tenido su propio libro, aun así me ha enamorado los dos.

Coincido con todas las lectoras que la han votado como una de las mejores.


 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |