Teresa Medeiros - The Vampire Who Loved Me

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por Wanda

(Novela sin traducir)

Portia sigue enamorada de Julian, un vampiro. Ha pasado tiempo y Julian parece haberse rendido a la evidencia de lo que es, rindiéndose al lado oscuro. Pero ella no. Ella quiere luchar por salvarle y para eso deben destruir al vampiro que le creó.


El vampiro que me amó. Me suena a película de Bond, pero no tiene nada que ver con espías, sino con seres que viven en la lado oscuro. Con vampiros.

Para las que no haya leído la entrega anterior, Portia se enamoró de un vampiro, Julian Kane, hace años. Habían pasado una noche de amor juntos, en una cripta donde Julian había estado a punto de dejarse morir. Pero ella insistió en que bebiera de su sangre. Después de eso, Julian ha ido en busca de su verdadero yo.

Esta novela empieza años después de esa noche.

Hay una serie de crímenes en los barrios más miserables de Londres y se habla de que hay un vampiro en esa parte de la ciudad. Muchos intuyen, o saben, que Julian Kane está en Londres y los caza vampiros se ponen en movimiento.

Algunos están convencidos de que Julian ha desistido de luchar para recuperar su alma inmortal, que se ha dejado arrastrar por el lado oscuro, pero Portia no lo cree así, ella mantiene la esperanza, tiene fe en él y en su lucha y está dispuesta a ayudarlo como sea.

Julian se bate en duelo completamente borracho, pero aunque le disparan, no puede morir por una simple bala. Eso hace que Portia confirme que se encuentra en la ciudad y le busca para enfrentarlo y preguntarle acerca de los asesinatos que se están llevando a cabo. Intriga que él no diga nada respecto a ese asunto. No lo niega. No dice que no es el causante de los crímenes. Eso me puso alterada porque no le veía cometiendo atrocidades por muy vampiro que fuera.

Me sentí frenética cuando Julian da la impresión de caer en las redes de la mujer que le robó el alma y le convirtió en lo que es ahora. Ay, no, pensaba yo. ¡Cómo va a liarse con esa mujer y olvidarse de Portia!

No, claro que no, todo tiene su explicación, lo que pasa es que la historia tiene un ritmo trepidante, te la lees sin darte cuenta y parece que te faltan páginas para todo lo que sucede entre los protagonistas.

Portia me sigue pareciendo una heroína fuerte, con carácter, capaz e inteligente, arriesgada unqu se juegue su integridad por salvar a Julian de un destino desastroso y oscuro. Hace su santa voluntad y eso anima la novela.

Julian, a pesar de ser un vampiro –supongo que a algunas lectoras les será complicado ver el héroe en un personaje que se alimenta de la sangre de los demás-, es todo un héroe de novela. La autora sí que sabe la mejor manera de conseguir que un personaje nos caiga bien, independientemente de a lo que se dedico o lo que sea.

Julian es fabuloso, maravilloso, ese hombre con el que toda mujer sueña. Atractivo, muy varonil, con sentido del humor. Además, está enamorado de Portia. Te importa un pito que sea o no vampiro.

Desde luego recomiendo leer primero After Midnight, porque se llega a conocer mucho mejor a los protagonistas, el por qué de su lucha, el por qué de sus miedos y necesidades. El vampiro que me amó se puede leer de forma independiente, por descontado, nunca he encontrado una serie en la que no se pudiese apreciar un libro sólo. Pero soy de las que piensa que una serie debe empezarse por la primera entrega.

Para las amantes de las novelas de esta autora y los héroes oscuros, esta novela es imprescindible.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |