Teresa Medeiros - Ojos de ángel

Crítica realizada por Katon

Emily Scarborough lleva los últimos siete años encerrada en la escuela de la señorita Winters, su padre murió poco después y su tutela recayó en el mejor amigo de éste, Justin Connor, heredero del duque de Wyndham. Solo el futuro título de su tutor ha evitado que la señorita Winters la echara a la calle cuando solo recibía unas pocas libras para su manutención. A cambio, Emily fue trasladada al desván y empezó a trabajar para costear su estancia. Ahora, con dieciocho años se encontrará con Justin Connor, el hombre al que ha jurado odiar, de la forma más inesperada. Arrojada al mar, aparecerá desnuda en la playa por la que pasea Justin.

Justin Connor lleva siete años purgando la muerte de su amigo David y retrasando el momento en que deba encontrarse con su protegida, la hija de David y que él cree aún es una niña. La llegada de Emily traerá luz a su vida y empezará a tomar decisiones. Conforme conviva con él y con Penfeld, el mayordomo de Justin, Emily comprobará que su tutor es un hombre atormentado por la muerte de sus dos mejores amigos. A pesar de la diferencia de edad, Emily se va enamorando de ese hombre lleno de contrastes; lo mismo adopta como mascota a un reptil prehistórico, que compone música, o lee la biblia a los maoríes. Todo se precipita cuando Justin tenga que volver a Inglaterra tras su nombramiento como duque y éste aprovechará su estancia para ir en busca de la hija de David, sin saber que ya la ha conocido.

No he leído muchas novelas de Teresa Medeiros, pero hasta ahora todas me habían gustado. Ojos de ángel no es que no me haya gustado, pero sí se nota que es de sus primeras novelas, además de estar publicada por primera vez en el año 93. La novela está muy bien escrita, acorde a cuando fue publicada, claro. La narración pasa por diferentes fases, la primera, cuando están en la isla, se lee muy rápido, los pequeños detalles que introduce de los maoríes son muy interesantes y agilizan la lectura. Cuando la acción se traslada a Londres es como si la novela sufriera un cambio muy acertado entre el verano de Nueva Zelanda y el invierno en Londres, donde Justin descubrirá que Emily es la hija de David. Reconozco que con el cambio de escenario, pierde parte de su encanto, o por lo menos es lo que a mí me ha parecido. Justin mantiene su fuerza pero no me convence cómo se comporta Emily en determinadas situaciones.

La pareja central está bien definida pero para mi gusto en cuanto a los secundarios, exceptuando al mayordomo Penfeld, se han quedado cosas en el aire, o detalles que no he terminado de entender, como por ejemplo que las tres hermanas de Justin, ya casadas, sigan viviendo en la casa ducal ¿es que ninguna se ha casado con un aristócrata? También he echado en falta más escenas con ese humor que caracteriza a Teresa Medeiros, es una novela más serie, bien desarrollada pero que no ha terminado de gustarme tanto como otras. Una ambientación diferente, unos personajes imperfectos y atormentados y más de un giro inesperado forman una novela con la que disfrutarán las incondicionales de la autora.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |