Teresa Medeiros - Duelo de pasiones

Crítica realizada por Zurine

El valiente Lord Bannor de Elsinore necesitaba con urgencia de una mujer sensata que cuidara de sus hijos huérfanos y le mantuviera alejado de la tentación carnal. Mientras tanto, la joven Willow soñaba con un príncipe encantado que la librara de su mezquina familia. Ambos contraen matrimonio, pero ninguno de los dos encuentra lo que buscaba. Willow se siente como una intrusa en el castillo, con un apuesto marido que no la quiere en su lecho. Pronto descubrirá que no es la indiferencia lo que anida en el corazón del impetuoso guerrero, sino un deseo tan poderoso que acabará por derribar todos los muros, una pasión tan ardiente que ningún río podría apagarla.

ENTRE EL ARDOR DE LA BATALLA
Aceptar una oferta de matrimonio era la única manera que tenía Willow de escapar de su detestable familia. ¿Cómo adivinar que lord Bannor, su guapo marido, era ya dos veces viudo y padre de una caterva de chiquillos, legítimos y naturales, de los que ella tendría que cuidar? Decepcionada y herida, convencida de que no guarda ningún atractivo para su esposo, Willow se rebela. Con feliz asombro, descubrirá que su enemigo cuenta con armas secretas y es capaz de convertir la rendición en el mayor de los placeres.

Y LA DULZURA DE LA RENDICIÓN
Lord Bannor de Elsinore, el más temible guerrero de Inglaterra, no sabe cómo enfrentarse a sus indomables retoños. La única solución es buscar para ellos una madre, una mujer sensata que sepa educarlos, pero que sobre todo no suponga para él una tentación carnal que le lleve a aumentar la familia. Decidido a mostrarse frío y distante, encarga a su fiel colaborador que le traiga la mujer adecuada... Y así aparece Willow, la joven más atractiva, sensual y deliciosa que Bannor ha visto jamás.

Hace años que Willow ha olvidado lo que es el calor familiar. Tras el segundo matrimonio de su padre, su madrastra y los hijos de estos la anulan como persona y la tratan como si fuera una más de la servidumbre, olvidando el hecho de que ella es la única hija de su padre y el respeto que eso conlleva.

Los años pasan, Willow crece, y la ausencia del amor crea cicatrices en su personalidad. La vuelven vulnerable aunque lo oculta mejor que nadie. La poca confianza que tiene en ella misma provoca un suave rencor hacia su progenitor, que no tuvo el valor suficiente de marcar el lugar de su propia hija delante de la pérfida e interesada de su mujer.
Por eso ve una salida luminosa cuando una oferta de matrimonio proveniente de un misterioso caballero se presenta ante ella. No lo duda ni un instante, al fin y al cabo, ¿no podría ser una segunda oportunidad para vislumbrar la felicidad?

Ilusionada, llega al castillo donde espera encontrarse con su príncipe azul. No le importa si es viejo o joven, si es apuesto o no tan atractivo... sin embargo, al bajar del carruaje en el que viaja, todas y cada una de sus esperanzas se desvanecen cuando observa el panorama que tiene en frente y vuelve a sentir la vulnerabilidad de su infancia...

Diez niños, nada más y nada menos, la esperan frente al hombre con el que ha contraído matrimonio. ¿Acaba de salir de un hogar en el que no ha sido valorada por ella misma, para acabar en otro y tener que percatarse de que la quieren como niñera?

Cuando Bannor, el padre de los críos, observa atónito cómo la muchacha se da media vuelta y le cierra la puerta del carruaje frente a las narices... sabe que acaba de meterse en un buen lío... y que la vida, a partir de entonces, no será lo mismo...

Este es el principio de un infierno para ambos. Por un lado, Willow tiene que enfrentarse a las travesuras endiabladas de unos niños que no conocen en límite de sus fechorías. La verdad es que a medida que vas leyendo, no puedes parar de reír. Porque son unos auténticos demonios.

Y por el otro, está Bannor. Que sufre remordimientos de lo más incómodos cuando observa sin mover un sólo dedo la situación que vive su mujer. Se ha percatado de su error al contraer matrimonio con esa muchacha. Él quería una mujer que aplacara el carácter de sus hijos, y no la belleza y la dulzura de alguien que puede hacerle brincar el corazón. La única forma de librarse de ese temor es logrando que Willow se vaya por su propio pie.

Hasta que se forma una divertida guerra entre Bannor y sus guerreros, y la propia Willow y los niños (que al fin encuentran un punto intermedio: su enemigo, para unir sus fuerzas)... y ambos protagonistas luchan para ver la rendición del otro...


Nunca había leído nada de Teresa Medeiros. El argumento de este libro me atrajo y decidí probar con esta autora. No ha sido para nada un desengaño. No es lo que me esperaba, cierto, pero los toques de humor de este libro me han ofrecido algo que llevaba tiempo sin encontrar en un libro.

Sin ser una gran historia, de esas que te marcan a fuego, Bannor, Willow y esos diez endemoniados críos me han mostrado la otra cara de una historia de amor. La de una familia que se puede ir solidificando al mismo tiempo que el amor de un matrimonio.

En diversos puntos, la trama me ha parecido exagerada. Una guerra entre guerreros y niños... cuando Bannor permite que sus hijos vayan con él acudiendo así al rescate de Willow... Todos han sido puntos divertidísimos, pero también exagerados...

Una trama bien escrita, sólida y con coherencia. Unos personajes definidos. Unos sentimientos relatados de la mano de una autora que sabe como manejar la pluma de sus historias.

Mi calificación: un 7. Pero de esos 7 que te dejan un sabor de boca dulce... y con ganas de volver a leer algo más de Teresa Medeiros.

-----------------------------------

Crítica realizada por Sandrayruth

Bueno, ante todo decir que me he encontrado con una autora que a partir de hoy se encontrará entre mis preferidas pues aunque es una autora a la que tampoco conocía, me prestaron este libro y la verdad es que me ha encantado.....

El libro se centra sobre todo en la vida de Willow, una chica que vive con su padre, pero el cual se vuelve a casar con una mujer y ella que la espera con mucha ilusión pues cree que va a tener una nueva mamá. Cuando llega la nueva mujer de su padre al castillo, se da cuenta de que trae un montón de alborotadores niños y se da cuenta también de que su padre ahora no va a poder estar más con ella todo el tiempo....

Cuando empieza a crecre, se da cuenta de que su madrastra sólo la usa para cuidar de sus hermanos y para que haga las labores del hogasr, vamos lo que se vendría a considerar como una Cenicienta...
Willow sueña con que las cosas vuelvan con su padre a ser igual pero se da cuenta de que nunca volverá a ser lo mismo....

Cuando van al castillo ofreciendo casar a Willow con un hombre que no conoce, ella misma dice que sí creo que para escapar ante todo de esa vida que ha conocido...

Su sorpresa es mayúscula cuando al llegar a su nuevo hogar se encuentra con que allí la quieren para exactamente lo mismo.... cuidar de los hijos de su nuevo marido, y es ahí cuando empieza toda la aventura de la novela. Se centra enm las trastadas de los niños hacia Willow y hacia Bannor, su padre.

La historia es muy divertida, creo que como ya han dicho por aquí, me parece excesivo que los niños vayan con su padre a la búsqueda de Willow, pero todo lo demás me ha gustado mucho... Cómo ella cree que Bannor no está enamorada de ella, y cómo él se enamora desde el principio hasta que se lo declara....

Dejando de lado a los protagonistas me han gustado mucho los secundarios..... Me han gustado mucho Netta, con lo que hace para que sus hijos se crien bien, me ha gustado Beatriz cuando dice que Willow ha sido como una madre para ella, pero sobre todo me ha gustado mucho Desmond.... ese muchachito la verdad es que me robó el corazón desde el principio, desde que Willow le reprende por lo que ha echo y cuando él se sincera, hasta cuando declara sus intenciones con Bea....

Mi puntuación es de ....... 9/10.....

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |