Tahereh Mafi - Al otro lado del océano

Crítica realizada por Ruth

Es el 2002, un año después del 11 de septiembre. Políticamente hablando, es un momento extremadamente turbulento, en especial para alguien como Shirin, una adolescente musulmana de dieciséis años que está cansada de ser estereotipada.

A Shirin no le sorprende lo horrible que puede ser la gente. Está cansada de las miradas groseras y los comentarios denigrantes —incluso de la violencia física— que sufre como consecuencia de su raza, su religión y la hiyab que viste todos los días. Por lo tanto, construyó sus paredes protectoras y se rehúsa a dejar que alguien se acerque lo suficiente como para lastimarla. En lugar de eso, ahoga sus frustraciones en la música y pasa sus tardes bailando break con su hermano.

Pero entonces conoce a Ocean James. Es la primera persona en una eternidad que parece querer conocerla realmente. Eso la aterra —parecen venir de dos mundos irreconciliables— y Shirin tuvo su guardia alta durante tanto tiempo que no está segura de si alguna vez podrá ser capaz de bajarla.

Tahereh Mafi es una autora que me enamoró con su trilogía (ahora saga al haberse expandido a cinco libros) Destrózame; me encantó su pluma, su manera de contar historias y de meterte en la piel de sus personajes. Tengo apuntados un par de libros más de ella, publicados en inglés, y este entraba entre ellos cuando se publicó: la gente seguía hablando maravillas de su pluma, decían que era una historia dura, realista y que todo el mundo, de todas las edades, debería leer para entender mejor el racismo. Tantas expectativas hicieron que para mí el libro fuera una decepción.

Al otro lado del océano es un libro narrado en primera persona de mano de nuestra protagonista, Shirin, una adolescente iraní que se ha pasado la vida de ciudad en ciudad sin establecerse en un lugar concreto debido al trabajo de sus padres. Ha pasado un año desde los atentados del 11-S y la situación hace que se sienta menospreciada, vejada y víctima de diferentes tipos de acoso. Junto con Ocean, su compañero de biología y que es el americano perfecto (jugador de baloncesto, blanco, alto y guapo), forma la pareja protagonista del libro, que me ha gustado bastante.

Este es un libro con muy pocos personajes, y eso es algo que me ha chirriado un poco: la historia se centra en Ocean y Shirin, y los demás estaban en un segundo, incluso tercer, plano. El único así que sobresale es Navid, el hermano mayor de Shirin y del cual conocemos poco a poco: le gusta mucho bailar hip-hop y quiere formar su propio grupo de baile, para presentarse a concursos; los amigos de él apenas salen en un par de ocasiones, y a mí me habría gustado que tuviesen más importancia porque podían haber llegado a aportar muchas cosas.

Volviendo a nuestra pareja, ya que son compañeros de biología se conocen en clase; todos discriminan o ignoran a Shirin de una u otra manera, así que no es raro saber que ella no le presta atención al chico en ningún momento, hasta que ve que él es el único del instituto que se preocupa por su bienestar y por su comodidad. Esto la trastoca, ya que no es algo que le haya pasado antes. Ahí es cuando empezamos a ver el poder inocente que tiene Ocean de cambiar todo por donde pasa.

La narración de la historia se me ha hecho amena y entretenida: era coger el libro diez minutos y leer muchas páginas, porque los capítulos se quedan muy abiertos y con incógnitas que te animan a seguir leyendo para terminarlo; aunque no he conectado con la protagonista (a veces se me hacía demasiado impetuosa y otras veces algo inmadura) sin duda es un libro muy fácil de leer y recomendable cuando quieres leer algo ligero.

Personas que han leído el libro dicen que se refleja mucho el racismo y la discriminación hacia la gente musulmana, pero yo no sentí eso hasta las últimas páginas; me explico: se cuentan situaciones por las que ha pasado Shirin pero yo las catalogaría más como recelo que como discriminación como tal. Tal vez sí que se tratase de una situación de acoso y de menosprecio, pero se profundizaba tan poco en esos detalles que quedaban muy en el aire y muy a la imaginación.

El desenlace de la novela se me ha hecho algo precipitado: el libro tenía un ritmo medio, entretenido y ameno y de repente en las últimas cincuenta páginas sucede algo que te deja descolocado y que se soluciona de una manera muy abrupta que me ha sacado de la historia. Además de que soy una persona a la que le gustan los finales cerrados y este es uno muy abierto, de esos de los que se necesita una segunda parte para aclarar conceptos.

En conclusión, Al otro lado del océano es un libro del que me esperaba muchísimo y que no logró estar a las alturas de mis expectativas (tal vez por eso me decepcionó). Me esperaba una historia más dura e impactante, y para ser de Tahereh Mafi mejor desarrollada. Lo mejor del libro: el principio y Ocean (cuyo personaje me ha gustado mucho). Lo peor: cosas que se dejaban muy en el aire, el final del libro y la escasez de personajes.

 

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |