Tadea Lizarbe - Comiendo sonrisas a solas

Crítica realizada por kkekka

La madre de Eloísa muere inesperadamente, y en su breve agonía señala a su otro hijo con un dedo acusador. Días antes de fallecer, le pidió a Eloísa que leyera un antiguo manuscrito del que no se separaba: el diario de Alona, una mujer fuerte y decidida que se vio arrastrada por el misterio de un amor imposible. Sin buscarlo, Eloísa encontrará en Alona un referente que le ayudará a superar sus miedos, pero también a preguntarse qué conexión existe entre dicho manuscrito y la extraña muerte de su propia madre.

En esta novela encontramos dos historias separadas en el tiempo, aparentemente sin relación y que se disputan la atención del lector.
Por un lado tenemos a Eloísa una joven licenciada en Biología que no sabe muy bien cómo encauzar su vida y que se enfrenta a la muerte de su madre. Esta, en los meses previos a su muerte, enferma sin que nadie sepa la razón. El día en el que le iban a dar de alta recibe la visita de un hombre extraño y mas tarde fallece señalando al hermano de Eloísa de manera acusadora. A eso hay que sumar el extraño libro que ha estado leyendo casi de manera compulsiva últimamente.
Tras la muerte de su madre Eloísa se encierra en si misma, absorta en sus pensamientos y centrada en lo ocurrido a su madre. Poco a poco decide leer el extraño libro. Esa lectura y algunas personas que aparecen en su vida, como un peculiar vecino, le harán replantearse su vida y su concepción de la misma.
También está la historia de Alona que acontece en el siglo XIX. En las primeras páginas tenemos a una niña que, tras la muerte de sus padres en un incendio, ha decidido no hablar con nadie. A su vida llega el señor Moret que se convertirá en su tutor y la procurará toda un educación. Moret ve en Alona un mente inquieta e inteligente y Alona, con los años, verá en Moret al hombre con el que pasar el resto de su vida.
Pero Moret es un ser extraño, con secretos y a Alona le aguarda una vida llena de pruebas como bien refleja el libro.
Estas dos historias están relacionadas de una manera que Eloísa poco puede imaginar, pero que a lo largo de la novela no parará hasta descubrirlo. Del mismo modo, veremos el viaje vital que supondrá para Eloísa el conocer la verdad de muchas cosas y la influencia que sobre ella tendrá la vida de una mujer que vivió hace más de cien años.

Comencé a leer el libro con muchas ganas, la sinopsis invitaba a ello. Pero se me hizo realmente pesada hasta más o menos la página 90, hasta el punto de casi dejar el libro. Si no lo hice fue por Alona.
La historia de Eloísa está narrada en primera persona y he de decir que no he conectado nada con el personaje. Además, la escritura depende mucho del estado de ánimo de ella. En las primeras páginas vemos a una Eloísa hundida y depresiva y la narración es lenta y con un ritmo bastante denso. La lectura se me hizo pesada y repetitiva. Los descansos procurados por la historia de Alona, narrada en tercera persona y en un todo bastante distinto, han sido los que me han hecho seguir adelante. Y es a partir de la página 90 o 100 cuando el relato de Eloísa comienza a cambiar junto con su estado de ánimo. Aparecen más diálogos y más acción, haciendo que la lectura sea más fluida y amena.
La historia de Alona me ha recordado a las narraciones de Isabel Allende o a novelas de ese estilo, tiene ese aroma. Es una historia bien narrada, con unos personajes interesantes y lo suficientemente complejos como para que el lector entienda la fascinación que ejercen sobre Eloísa, más allá de querer descubrir la posible relación con la muerte de su madre.
Mención aparte merece el final (parte de Eloísa), al que mejor prefiero no calificar.

Reamente, estoy pensando si la autora ha escrito la parte de Eloísa desde un punto de vista humorístico. Aunque sinceramente, aun así adolecería de muchos lugares comunes.
Esta bien la contraposición que hace de la relación de Alona-Moret y Eloísa con su pareja. Son dos amores diferentes, dos épocas distintas, dos pasiones incomparables. La normalidad de lo cotidiano frente a lo que Alona y Moret tenían. Pero el final con moraleja sobraba.

En definitiva, me ha parecido un libro que es una mezcla de muchas cosas y al que no consigo encontrar esa “frescura” de la que se habla.
Mi valoración es un Regular

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |