Jueves, 22 Marzo 2012

Susanna Kearsley - Un amor contra el viento

Crítica realizada por Anasy

Tras la muerte de su hermana Katrina, una estrella de cine, Eva abandona California y se dirige hacia Trelowarth (Cornualles), donde las hermanas pasaban los veranos siendo niñas. Quiere esparcir allí sus cenizas para que pueda regresar adonde pertenece. En aquel lugar Eva tendrá que enfrentarse a los fantasmas de su propio pasado y a otros que pertenecen a una época muy anterior a la suya. La casa en la que vivió siendo niña no era solo el hogar de sus viejos amigos, los Haletts, también fue el hogar de otras personas que vivieron en el siglo XVIII.

Cuando Eva finalmente acepta que ella es capaz de deslizarse entre los siglos y ver y hablar con los habitantes de hace cientos de años, pronto se enamorará de Daniel Butler, un hombre que vivió - y murió - mucho antes de que ella naciera.

Eva comienza a cuestionarse su lugar en el presente. Dar descanso a su hermana la lleva a plantearse cuál es realmente el lugar al que ella misma pertenece, debatiéndose entre una vida que conoce y la vida de un pasado que la atrae.

Por fin otro libro de Susanna Kearsley, una autora que me sorprendió y encantó con su primer libro y a la que estaba deseando volver a leer.

En este libro nos encontramos en la costa de Cornualles y con una trama de viajes en el tiempo, narrado en primera persona por Eva y con esa manera pausada y fluida que tiene la autora que te envuelve desde el principio haciendo que las páginas vuelen.

Eva acaba de perder a su hermana Katrina , una famosa actriz que tras una dura enfermedad , muere dejando a Eva completamente sola en el mundo. Eva no sólo ha perdido a su hermana, sino también a su amiga, su confidente y a la persona más importante de su vida, su marcha deja un hueco en su vida que no es capaz de llenar. Por eso cuando el marido de su hermana le entrega las cenizas de Katrina, Eva decide esparcirlas por un lugar especial, Cornualles.

Tanto Eva como su hermana nacieron en Cornualles, pero luego se trasladaron a Canadá con sus padres, sin embargo Eva recuerda perfectamente los maravillosos veranos que pasaban en Trelowarth con la familia Holletts, y allí es donde Eva lleva las cenizas de su hermana .

En Trelowarth siguen viviendo los hijos de los Holletts, los amigos de infancia de Eva, Susan que está empeñada en abrir un salón de Té y su hermano Mark que fue el primer amor de la hermana de Eva y que sigue cultivando y vendiendo las famosas rosas que plantan, a parte la madrastra de ambos, Claire, que vive en la casita cercana a Trelowarth . Cuando Eva llega a Cornualles espera encontrar un poco de calma rodeada de los felices recuerdos de su infancia, y es recibida con una calurosa y agradable bienvenida, por lo que se instala a pasar el verano mientras ayuda a los hermanos Holletts a sacar adelante el nuevo proyecto.

Pero pronto las cosas dan un rumbo interesante a su estancia en Cornualles, Eva comienza a imaginarse a un hombre vestido de época que se difumina en seguida, empieza a ver senderos que en realidad no existen en la actualidad, oyes conversaciones que nadie más oye por lo que empieza a pensar que la muerte de Katrina la ha trastornado y que está teniendo alucinaciones, hasta que una noche no le queda más remedio que admitir la verdad, está viajando en el tiempo.

Del Trelowarth de la actualidad hasta el de principio de siglo XVIII, Eva irá viajando en el tiempo sin control envuelta en los entresijos de los hermanos Butler, Daniel el mayor y Jack el alocado, los dueños de Trelowarth en 1715 que además son contrabandistas y firmes defensores de Jacobo I que intenta hacerse con el reinado de Inglaterra. Pero los hermanos Butler cuentan con un enemigo temible, el condestable Creed , que los vigila a la espera de darles caza debido al odio que le tiene a Daniel. Los hermanos Butler además cuentan con la compañía de Fergal, amigo leal que se ocupa de la casa y del cuidado de Eva cuando aparece.

Para Eva viajar al pasado representa toda una aventura, pero se da cuenta de que se siente más a gusto en el pasado, que en la actualidad. La calma y la paz que pensaba encontrar cuando viajó a Cornualles, la encuentra en el siglo XVIII al lado de Daniel .

Eva tendrá que lidiar con sus viajes inesperados sin que nadie a parte de Daniel y Fergal se den cuenta, pero lo que empieza siendo una aventura, acaba siendo una cruz para Eva que al irse enamorando de Daniel, le resulta insoportable separarse de él.

Una historia preciosa, contada de manera sencilla y calmada, que nos relata una apasionante trama de saltos en el tiempo rodeada de una preciosa historia de amor, tierna y conmovedora con una ambientación maravillosa tanto en el agreste siglo XVIII como el bucólico paisaje actual que ha cumplido todas las expectativas que tenía puestas en este libro.

Muy bueno.

 

Crítica realizada por Irdala

A veces, cuando un libro me gusta tanto como este, me quedo sin palabras y soy incapaz de explicar, por mucho que lo intente, las sensaciones que ha producido en mí su lectura.

No me voy a extender contando de qué va la historia puesto que Anasy lo ha hecho estupendamente. Sin embargo, no puedo por menos que tratar de explicar, como pueda, qué he sentido leyendo esta novela.

Hay tres cosas que adoro en los libros y que si de dan todas juntas y están bien hechas, como es en este caso, significan para mí la lectura perfecta: las novelas narradas en primera persona, los viajes en el tiempo, y una narración impecable donde las descripciones y los sentimientos se cuentan con todo lujo de detalles de manera amena, sencilla y fluida.

Me gustan las novelas donde es el protagonista el que cuenta la historia porque me resultan muy íntimas. Me siento confidente, especial, única... como si lo que se contara fuera para mí sola. Llega un momento que, más que leer, escucho las palabras como si me hablaran directamente. En este caso, Eva me ha narrado su experiencia y yo he sentido su miedo, su angustia, su tristeza, su confusión y su enamoramiento. He pasado con ella de un siglo a otro. La he visto con sus vestidos de una y otra época. He olido la sal del mar y la fragancia del campo, y ambas cosas cambiaban en función del año en el que se hallaba, de la gente con la que estuviera y de las circunstancias que se dieran.

Trelowarth, se ha dibujado ante mis ojos con la apariencia de cada siglo, y los personajes que vivían cada tiempo me han resultado sumamente reales, cercanos y queridos u odiados.

Pero estas sensaciones no han sido sólo producto de la narración en primera persona, puesto que la manera de escribir de la autora ha tenido mucho que ver en ello. Susanna Kearsley escribe de manera primorosa. Su forma de relatar detallada, minuciosa y cálida, hace que sientas, veas, huelas, palpes y respires todo aquello que te cuenta.

Personajes de una y otra época han desfilado ante mí con una humanidad real; los he creído vivos y al alcance de mi mano. He sufrido y reído con ellos y me he implicado en sus cuitas. He seguido hasta el final su historia quedándome con una sensación de pérdida tremenda cuando he llegado a la última página. Horas después de acabar la lectura, aún los tengo conmigo, y sigo pensando, no puedo remediarlo, cómo habría seguido la historia, qué será de Eva, Daniel, Fergal, Mark, Susan, Claire, Felicity, Oliver...

Tal vez esta no sea una novela para aquellas que se cansan con las descripciones y prefieren diálogos ligeros que facilitan una lectura más rápida. Seguro que no será el libro ideal para quienes eso de viajar en el tiempo les parece una quimera estúpida. Las lectoras que aborrecen las historias donde el narrador omnisciente brilla por su ausencia tampoco hallarán en esta novela su lectura perfecta. Sin embargo, todas aquellas a quienes las palabras enlazadas de manera deliciosa les producen sensaciones en la piel y en el alma, quienes soñaron alguna vez, al estar en algún lugar, con poder verlo y vivirlo unos siglos atrás, o aquellas que disfrutan escuchando contar historias, ésas... ésas encontrarán una novela estupenda que colmará de gozo y dicha su rato de lectura.

 

Crítica realizada por Dougless

Eva ha perdido a su hermana Katrina. Ahora está sola y decide ir a Polgelly, en Cornualles donde pasó tantos veranos en su infancia con la familia y allí esparcir las cenizas de Katrina.

Allí está Trelowarth, la mansión familiar de los Hallet donde pasó los veranos más felices. Se encuentra con Susan y Marck y con la tía Claire y se siente un poco en paz. Pero unos hechos inexplicables van ocurriendo y sin darse cuenta Eva va viajando en el tiempo trescientos años atrás. Aparece en la misma casa pero esta está ocupada por los hermanos Jack y Daniel Buttler y por Fergal. No puede controlar su apariciones y desapariciones y aunque en el mundo actual vuelve exactamente al mismo sitio donde estaba en el pasado, cuando desaparece pasa el tiempo.

Poco a poco le va cogiendo cariño a esos hombres y en especial a Daniel y aunque la situación no es muy idónea, su amor parece puro y eterno. Ellos son contrabandista, algo muy normal en la época y en el lugar en el que viven pero también están relacionados con un duque que apoya la causa de Jacobo Estuardo por lo que su vida corre peligro.

El libro atrapa desde el primer momento. Aunque parece que no ocurre nada y que es un poco lento casi sin darme cuenta estaba acabando el libro, como no sabes cuándo ni cómo puede ir Eva de una época a otra no puedes dejar la lectura ya que sus apariciones pueden ocurrir en un momento muy inoportuno y en el siglo al que vuelve, la brujería está muy perseguida.

Esta escrito en primera persona, es Eva la que nos va contando todo lo que sucede y sus sentimientos tan contradictorios respecto a lo que va sintiendo por Daniel. Se vislumbra un amor puro y eterno y aunque no se dan un beso hasta la pagina 272 se nota por la forma de describirlo la autora la química que les une.

Hay personajes secundarios como Susan, Paul, Oliver que apoyan a Eva y también me ha gustado la historia que parece fraguarse entre Marck y Felicity. Mención aparte para Claire que me ha dado mucho que pensar en la parte final del libro.

La forma de narrar de la autora me ha gustado mucho y estoy deseando leer mas de ella. Describe muy bien el ambiente y las constumbres de las dos épocas, ha sido como estar allí, al borde del acantilado mientras el mar y el viento azota mi cara.

Le pongo un muy bueno.

 

Comentarios (1)

  • Dolores

    10 Octubre 2012 a las 17:53 |
    Este libro me encantó, la forma en la que la autora hace que la protagonista cambie de un tiempo a otro es increíble, y la parte más encantadora del libro.
    Muchas gracias por la reseña!

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2018 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |