Stella Gibbons - La hija de Robert Poste

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por Anasy

Ganadora del Prix Femina-Vie Hereuse en 1933, y míticolong-seller, La hija de Robert Poste está considerada la novela cómica más perfecta de la literatura inglesa del XX.

Brutalmente divertida, dotada de un ingenio irreverente, narra la historia de Flora Poste, una joven que, tras haber recibido una educación «cara, deportiva y larga», se queda huérfana y acaba siendo acogida por sus parientes, los rústicos y asilvestrados Starkadder, en la bucólica granja de Cold Comfort Farm, en plena Inglaterra profunda. Una vez allí, Flora tendrá ocasión de intimar con toda una galería de extraños y taciturnos personajes: Amos, llamado por Dios; Seth, dominado por el despertar de su prominente sexualidad; Meriam, la chica que se queda preñada cada año «cuando florece la parravirgen»; o la tía Ada Doom, la solitaria matriarca, ya entrada en años, que en una ocasión «vio algo sucio en la leñera». Flora, entonces, decide poner orden en la vida de Cold Comfort Farm, y allí empezará su desgracia.

OPINIÓN:

Hace muchos años que quería leer este libro, uno de los más famosos de la autora, pero por algún motivo lo fui dejando hasta hace unos meses, un error por mi parte pues disfruté de este libro más que de cualquier otro de la Gibbons.

Flora Poste ha recibido una educación envidiable, cara y deportiva, así que cuando se queda huérfana a la temprana edad de veinte años se supone poseedora de un sinfín de cualidades para desenvolverse en la vida, pero viendo la escasa renta que hereda y las pocas ganas que tiene de ponerse a desempeñar un oficio, Flora decide vivir a costa de alguno de sus parientes, de hecho ella misma le dice a su más íntima amiga que va a ser "un parásito", y con ese fin decide escribirle a todos los parientes que tiene a cada rincón de Inglaterra y escoger con cuál se quedará a vivir.

Flora caerá en una remota población de Sussex en la granja de unos parientes que por algún motivo sienten que tienen que hacerse cargo de la joven por alguna ofensa acaecida contra su padre de la que la joven nada sabe. Así pues, Flora, acostumbrada a los saraos, fiestas y lujo londinense, se ve viviendo en una remota granja en un ambiente opresivo y desolador con unos parientes un tanto peculiares. Desde la anciana que controla todo lo que pasa en la granja y a los que todos temen que vive recluida en su habitación comiendo y repitiendo "vi algo sucio en la leñera", pasando por la hija de esta que quiere con una devoción desesperada al más díscolo de sus hijos, con un marido que predica contra los pecadores con una pasión sin igual, pasando por sus tres primos, el díscolo amante del cine, el que quiere llevar las riendas de la granja y la jovencita enamorada que corretea por los páramos, hasta el anciano ayudante amante de sus vacas. Todos en conjunto, sin olvidar a la joven Flora, forman uno de los elencos más peculiares que te puedas encontrar en un libro.

Desde su llegada a la granja la joven Poste amañará y manipulará a su antojo a todos los habitantes de la granja para que todo salga como ella desea.

Una narración cínica y llena de humor que no deja bien parado a ninguno de sus personajes a los cuales es inevitable no cogerles cariño o cierta simpatía y que satiriza un poco a ciertos núcleos sociales de aquella época. Los tejemanejes de Flora y los cambios que se producen en la granja desde su llegada te mantienen pegado al libro todo el tiempo, pero no es un libro que recomiende a la ligera pues creo que es de esas historias que te gustan o no te gustan. A los que hayan leído más libros de Setella Gibbons conocerán su estilo y su manera irónica y cínica de escribir y los que no, sólo espero que les guste tanto como a mí.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |