Sofía Ortega - Segunda estrella a la derecha

Crítica realizada por Maribel Moreno

No me cansaré de decir que leer un libro de Sofía es una delicia, me encantan sus historias y me encantan sus personajes, que aunque a veces me pongan de los nervios, siempre me enamoran.

En esta ocasión los protagonistas son Eugenia y Felipe, aunque hay un gran elenco de secundarios que los acompañan y que nos dejan deseando la próxima historia.

Eugenia ha ido a la boda de su hermana a Barcelona, tiene que coger el avión a Madrid, si o si, pues tiene el tiempo justo para llegar al trabajo. Pero todo empieza a salir mal cuando el señor de seguridad la retiene un buen rato y cuando al final la deja marchar se le cae la maleta y se abre, haciendo que pierda el avión.

La joven, desesperada porque su jefe no es que sea nada comprensivo, rompe a llorar en el pasillo del aeropuerto, pero no hay mal que por bien no venga y será un joven al que conocía muy bien, el que acude en su ayuda.

Felipe vuelve a Madrid cuando se encuentra a una joven llorando en el suelo, al acercarse ve que es su Nana, la joven a la que hacía siete años y once meses que no había vuelto a ver y que había extrañado cada uno de esos días.

Eugenia no puede estar más feliz de encontrarse con Felipe, y éste caballeroso donde los haya la hace viajar con él, sabiendo que ella tiene terror a volar en avión. En esta ocasión es Richi, el mejor amigo de Felipe el que pilotará el avión y él podrá abrazarla para que esté tranquila durante el vuelo.

Para los jóvenes el reencuentro vuelve a reavivar sentimientos que han estado escondidos durante mucho tiempo, pero si Eugenia tiene algo de esperanza al volver a encontrarse con Felipe, la dura realidad le hará poner los pies en el suelo, porque su amor de toda la vida está comprometido.

Sin embargo, Felipe tiene algo de tiempo antes de cambiar su vida totalmente, y una propuesta a Eugenia hará que los dos pasen tiempo juntos, aunque al principio tengan que guardar las distancias, pero ¿cuando acabe el mes, serán capaces de decirse adiós?

Como siempre, espectacular, bonita y repleta de sentimientos, y unos personajes a los que he adorado completamente.

Eugenia es una joven dulce y sencilla que perdió a sus padres cuando era muy joven, su hermana salía con Felipe y él cuidaba de ellas, pero la joven era incapaz de verlo como a un hermano y sufría al verlos juntos . Hasta que algo pasó y Felipe desapareció de sus vidas, dejándola desolada.

Su relación con su hermana es de tolerancia pero adora a su sobrino, sin embargo Eugenia cuenta con otra hermana aunque no sea de sangre, Sofía, su amiga incondicional que desde hace muchos años siempre está a su lado.

Eugenia ha intentado olvidar a Felipe durante todo este tiempo, sin embargo, nunca ha tenido una relación que le hiciera sacarlo de su corazón, así que ahora que se le presenta la ocasión intentará convencerlo que el destino los ha vuelto a unir por algo.

Felipe es un hombre que disfruta con su trabajo, pilotando aviones y dejando uno de papel en cada vuelo que hace (algo que solo sabe descifrar Eugenia), lleva enamorado de la joven desde que esta cumplió los diecisiete años, pero la diferencia de edad y la maldad de terceras personas hicieron que se apartara de ella, aunque nunca ha podido dejar de pensar en ella.

A sus treinta y siete años le están presionando para que se case y cambie los aviones por un despacho en la empresa de su suegro, pero la aparición de Eugenia en su vida, hará que se replantee en que se ha convertido su vida y si vale la pena seguir mintiéndose.

Durante un buen tramo del libro me hubiera gustado darle algún que otro zarandeo y decirle que espabilara, pero luego, lo he adorado completamente porque es un amor.

Me ha encantado la relación que mantienen, se nota que se adoran pero están condicionados a tratarse como hermanos, cómo poco a poco van abriendo los ojos y valoran lo que tienen y lo que vale la pena luchar por ello.

En cuanto a secundarios hay un buen elenco y todos son muy interesantes, Carlota, la novia de Felipe, sus padres, todos valen mucho la pena, su gran amigo Richi, que enseguida que pone sus ojos en Sofía se queda prendado de ella, un hombre que siempre está ahí para nuestro protagonista y que nos da alguna que otra sorpresa.

Pero sobre todo Sofía que es la que siempre está dispuesta a ayudar a Eugenia y que tendrá su historia paralela, aunque la autora nos ha dejado con un ¿qué ha pasado aquí? y muchas ganas de que nos lo cuente.

Tampoco podían faltar las personas dañinas que quieren hacer la vida imposible a nuestra parejita.

Como siempre la narrativa de la autora es sencilla, cercana y adictiva, sabe cómo manejar los sentimientos y te lleva por todos los estados posibles, sufres, se te cae más de una lágrima, pero también ríes y disfrutas con los personajes.

En este caso nos lleva de la mano por un tour por Asia, pasando por unos cuantos países y viviendo la aventura que viven Eugenia y Felipe.

Segunda estrella a la derecha es una historia preciosa, dulce, emotiva y adictiva total, ya que a pesar de sus casi quinientas páginas se lee muy rápido. Con unos personajes maravillosos, que se aman desde hace mucho tiempo y el destino ha vuelto a darles otra oportunidad, aunque para alcanzar la felicidad que se merecen deben luchar contra muchas adversidades, pero sobre todo contra sus propios complejos y temores.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |