Miércoles, 24 Octubre 2018

Sofía Ortega - La melodía de la inocencia

Veces visto: 908

Comprar en...

banner-amazon-2017

Crítica realizada por Maribel Moreno

Hace poco comentaba Sofía que hace cinco años que publicó su primera novela, desde entonces (sabe que soy una fan suya) la he seguido los pasos y he leído todos sus libros, y desde luego, es siempre una delicia y un placer poder hacerlo.

En La melodía de la inocencia tenemos como protagonistas a Chiara y Guillermo, al que ya conocimos en Málditas las rosas, y aunque la autora nos pone en antecedentes y se pueden leer independientemente, es recomendable leer primero la historia de Helena y Martín.

Chia es una joven escultora que ya tiene su propia galería de arte y proviene de una familia italiana a la que está muy unida, aunque hace cinco años cuando sus padres perecieron en un accidente decidió marchar a Madrid para superar su pérdida. Comparte su piso con tres amigos, entre ellos Olivia, su mejor amiga, que la lleva de calle con sus manifestaciones sin permiso en las que siempre tienen que acabar corriendo perseguidos por la policía, y es así como conoce a su ídolo, Guillermo.

Guille lleva una vida gris y bastante aburrida, a sus cuarenta y cuatro años, ha viajado mucho y ha sido partícipe de muchas expediciones, pero desde hace cuatro se ha establecido en Madrid, dando clases de historia y cerca de sus amigos Helena y Martín.

Pero su vida está a punto de cambiar cuando casi atropella a una excéntrica chica vestida de rosa y azul, y que, por discutir con ella se encuentra en medio de la manifestación y acaba detenido junto a Chia y Olivia.

Chia y Guille no se han podido olvidar, pero no saben que sus caminos se volverán a cruzar precisamente en otra manifestación y que a partir de ese momento unos sentimientos muy profundos nacerán en ellos, pero ¿llevarán bien la diferencia de edad? Y ¿qué pasará cuando los Guzmán vuelvan para vengarse?

Como he dicho antes, leer los libros de Sofía siempre es una delicia, son muy románticos y con un punto de suspense, pero su punto fuerte son los personajes a los que siempre adoras, y ese ha sido el caso de Chia y Guille.

Chia es una joven alegre, desenfadada y con un corazón de oro, siempre apoyando a su amiga, aunque eso le cueste algunos quebraderos de cabeza. Desde hace cinco años sigue los pasos al explorador, de hecho una foto suya está bajo su almohada. Así que cuando tiene a su ídolo frente a ella echándole la bronca, no se lo puede creer, y aunque ese primer momento no es precisamente idílico, le hace falta poco para enamorarse de él.

Guille es un hombre gris que lleva una vida monótona, después de su último fracaso amoroso con Laura Guzmán, ya no cree que el amor pueda llegar a su puerta, por eso cuando conoce a Chia, con toda esa luminosidad y frescura, su vida se deja de ser gris para ser de vivos colores. A pesar de la diferencia de edad, son perfectos el uno para el otro.

Aunque Guille no lo tendrá fácil con el abuelo protector de Chia, que le tiene preparadas unas cuantas sorpresas.

En cuanto a secundarios, aparecen bastante Helena y Martín, me ha encantado ver como prospera su vida y lo bien que les va, también Olivia y Camila, amigas de Chia son importantes en la historia, y como no, la familia de la joven, un abuelo muy protector, un encanto de abuela y una bisabuela que ve cosas antes de que pasen, ninguno tiene desperdicio y todos me han encantado. Claro que también tenemos unos malos a los que odias en todo momento y que te hacen pasar malos ratos.

La narrativa de la autora, como siempre es sencilla, fresca y muy cuidada, está escrito en tercera persona desde diferentes perspectivas, lo que nos deja conocer bien a todos los personajes.

En esta ocasión le voy a poner un "pero" muy leve, aunque es una apreciación mía, me ha sobrado alguna escena de sexo, no es que la autora las alargue y mucho menos sean desagradables, al contrario, son siempre muy dulces y románticas, pero para mi gusto, muy seguidas, por lo demás, como siempre perfecto.

La melodía de la inocencia es una bonita historia, dulce y romántica, que además tiene un toque de intriga que te mantiene en vilo la mayor parte del tiempo. Con unos personajes opuestos, Chia es luz y vida, Guille es oscuridad, que se complementan perfectamente, y a los que adoras desde un principio, arropados por unos secundarios de lujo que los fortalecen más si cabe.

 

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2018 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |