Sherrilyn Kenyon - El guardián

Valoración:

Crítica realizada por LadyZarek

"The Guardian" es un nuevo libro de los Dream Hunters, los dioses oníricos creados por Sherrilyn Kenyon. Los protagonistas son Seth y Lydia, dos completos desconocidos, porque no han salido antes, pero que enamoran desde un principio. Además, sale alguno que otro que ya conocemos...

Seth vive en el infierno. Casi se diría que literalmente. Es esclavo, o más bien, la mascota de Noir y Azura, dos seres malvados como nadie (y que dejan a Stryker y Zephira como dos niños cariñosos). Seth tiene la misión de sonsacarle a un prisionero la verdad: quiere saber qué es la llave que lleva al Olimpo, y la quiere conseguir para Noir. Solin, el prisionero, se niega... hasta que Seth secuetra a Lydia, quien ha ido a rescatar a Solin.

Lydia no puede creer que el ser extraño que la ha secuestrado sea real. Aparece y desaparece cada dos por tres, siempre sangrando y molido a palos. Pero debajo de la pintura facial descubre a un hombre muy guapo, quien debe ocultar su belleza para evitar lo que ya le ha ocurrido en el pasado. Lydia se ve incapaz de odiar a alguien que se muestra amenazante, pero quien nunca la toca para hacerle daño... tanto es así, que ambos empiezan a mostrar sentimientos que nada tienen que ver con el odio. Lydia ve a un hombre que sufre muchísimo. Seth, quien no confía en nadie a tenor de todo lo que le ha ocurrido en su larga existencia, empieza a creer en Lydia.

Hasta aquí he llegado. El resto, a descubrirlo, que tiene mucha miga. ¡Menudo libro! Impresionante, duro a la vez que tierno... es de lo mejor que Kenyon ha creado, yo diría que estará en el top 5 mío, porque me ha dejado maravillada, a la vez que llena de tristeza por la mala vida del pobre Seth, un protagonista al que se llega a querer enseguida.

Seth es un protagonista inolvidable: aunque se nos presenta como un ser terrorífico que se pinta la cara para parecerlo aún más, descubrimos que lo hace porque es tan apuesto, que los demonios no le dejan en paz. Desconfiado con motivos para serlo, es adorable en su ingenuidad del mundo moderno, y de lo que significa amar. Sus cambios de humor desconciertan a Lydia, pero Seth es incapaz de creer que alguien pueda sentir algo por él, un ser insignificante para todo el mundo.

Lydia es una mujer fuerte y leal. No le importa el peligro que corre cuando va al rescate de Solin, alguien muy importante para ella. No duda en oponerse a Seth, hasta que descubre la verdad acerca de él... entonces, empiezan a surgir sentimientos de protección y cariño hacia el hombre.

Solin, Noir y Jaden son los tres secundarios más importantes, especialmente Jaden por lo que descubrimos y por su papel a la hora de dar a conocer a Seth. También gozamos de las apariciones especiales de Delphine, Jericho y Zarek, pero muy breves.

The Guardian, por cierto, es un título muy apropiado, ya que se refiere a Seth, así le llaman, con mayúscula incluída.

Una lectura más que recomendable para las que disfrutan de una buena novela paranormal. Eso sí, con una caja de pañuelos al lado, porque la vida de Seth es de las más duras que he leído en todos mis años como lectora de romántica.

Nota: 5/5.

 


Crítica realizada por Mc2

 

Novela número veintiuno de la serie Cazadores Oscuros.

Seth, ser inmortal esclavizado, encerrado en el infierno y sometido a un dolor atroz fruto de torturas continuas, podía acabar con todo ello si accedía a lo que quería Noir. Pero su experiencia inmortal, ligada a una traición, le había hecho dudar de todos los que le rodeaban.

Lidia Tsakali, cazadora de sueños, había acudido al inframundo para ayudar a Solin, su maestro, atrapado en Azmodea. Pero no había calculado bien el riesgo e iba a resultar más peligroso de lo que había supuesto; pues, en su búsqueda, no sólo había hallado el lugar de cautiverio del hombre que la importaba, sino también al que le tenía bajo su custodia... Y Seth no había tardado mucho en descubrir el punto débil de Solin, la mujer por la que el dios onírico estaría dispuesto a morir. Incluso sería capaz de revelar el paradero de la llave que da acceso al Olimpo y que Solin hizo creer a todos que había destruido, cuando en realidad la había ocultado en el plano humano. Una llave que guarda íntima relación con Lydia.

Pero Seth, que no ha tenido muchos momentos de bondad, ternura y compasión en su vida, no tarda en encontrarse deseoso de comunicarse con Lydia a la que le da la capacidad de hablar. Tampoco la joven podrá evitar sentirse atraída por Seth, a pesar de su actitud amenazante. Y juntos deberán huir hacia el Santuario para salvarse.

Me ha encantado esta novela de Sherrilyn Kenyon que tenía pendiente. Pese a que el final ha sido un poco precipitado me ha encantado como se ha ido desarrollando la historia de amor de Seth y Lydia, dos personajes que si no me equivoco no habían salido anteriormente en otras novelas. Sí que hay otros que no me resultaban desconocidos como Madoc y Jaden. De este último estoy deseosa de conocer su historia. Cada vez estoy más intrigada con la identidad del que protege a riesgo incluso de su propia vida.

En cuanto a loa protagonistas, Seth es un semidiós hijo de una mujer humana y del diós egipcio Set. Unos katagarios le secuestraron, vendiéndoselo a Noir (digno personaje de pesadillas) cuando tenía trece años. Siempre ha sido despreciado, rechazado y humillado y oculta su belleza bajo una capa de pintura que hace difícil también descubrir el tatuaje de una golondrina que ocupa su cuello y parte del torso.

Lydia es una mujer mitad katagaria y mitad cazadora onírica, compasiva y valiente, que temerá revelar su verdadera identidad a Seth. Sobre todo cuando descubra la desgraciada infancia del semidiós.

Valoración: muy buena.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |