Samantha James - Pasión secreta

Valoración:

Crítica realizada por Mencía

La sinopsis del libro muestra sin desvelar su contenido, es perfecta. Estamos ante una historia sencilla, deliciosamente previsible, cargadita de sentimientos encontrados y sensualidad.

Cierto es que nuestros protagonistas se ven abocados a un matrimonio no deseado, pero no parten del mismo punto de salida.

Para Annabel es la primera vez. Quiere amar y ser amada. Anhela algo tan sencillo como un esposo que llegue amarla y que le dé hijos fruto de ese amor. Desconoce el pasado de su impuesto marido y se enfrenta a su rechazo con entereza. Una y otra vez intenta encontrar su sitio y no dejarse llevar por el desanimo que la indiferencia de su esposo le provoca. Una y otra vez intenta romper la coraza tras la que se esconde Simon. Una y otra vez se levanta y lucha. Es joven, bella, fuerte y decidida, es su esposa. Y es una mujer...

Simon, sin embargo, apenas tiene fuerzas para algo más que sobrevivir a su dolor. Sabe lo que es amar profundamente, conoce la agonía de la perdida, el sabor de la derrota y la tortura del remordimiento. Su vida, su presente y su futuro, están atados al recuerdo. Para él no existe olvido, para él el tren del amor hace tiempo que pasó. Se niega hasta la esperanza de volver abrir su corazón, es un riesgo que no puede ni quiere permitirse. Por ello rechaza cualquier acercamiento y mantiene una postura que cree de educada indiferencia, por ello lucha con todas sus fuerzas contra el deseo, la lujuria y la pasión que le provoca Annabel...

Pasión secreta con una narración sencilla nos relata la historia de un amor. De un sentimiento recién descubierto o recuperado que se abre camino pese a todo. Mi vena maso ha disfrutado enormemente de la lucha de caracteres, de la tensión sexual, de la caída y la vuelta a la lucha. Hacía tiempo que una novela de Regencia no me dejaba tan satisfecha. Y sabiendo que es el primer libro de una serie espero con impaciencia los que han de llegar ( Dentro de los secundarios de esta entrega se encuentran los hermanos de la protagonista y ese duque apunta maneras).

Lo dicho: sencilla, tierna, pasional. Una novela de Regencia hermosa con unos protagonistas que se han sabido ganar su final feliz y a mí me han reportado una tarde deliciosa.

¡Ay! Pero qué bonito es el amor...

 

Crítica realizada por Mc2

Novela ambientada en Londres en 1848.

Lady Annabel McBride no estaba hecha para permanecer soltera, pero su genio vivo y su carácter habían alejado a más de un pretendiente. Lo que en principio parecía un bello y relajante paseo en compañía de su prima Carol y sus sobrinos, pronto se transformará en un desafortunado juego infantil que a punto está de acabar en tragedia.

Simon Blackwell estaba destrozado. Hacía años que había perdido a los seres que amaba y su vida se había convertido en un infierno de constantes pesadillas. No sólo no conseguía dormir, sino que el dolor de sus cicatrices todavía le incomodaban. Hacía mucho que no había mostrado nada más que hastío por su vida, pero ¿cómo podía haber permitido esa joven que el niño al que cuidaba se alejara de esa forma hasta el punto de que podría haber perdido la vida bajo los cascos de su caballo?

Pese a la oposición de lady Annabel, Simon resulta invitado a cenar como muestra de agradecimiento por la ayuda recibida. Y ésta no será la única ocasión en la que acuda. Lo que se suponía una apacible fiesta de cumpleaños para la tía de Simon termina prematuramente con un impulsivo beso en la terraza y una obligada y rápida boda.

Ya en Rosewood Manor, Annie descubre que apenas cuenta con una cocinera, un sirviente, el mozo de cuadras y el fiel Duffy lo que ha convertido a la mansión en una triste y poco acogedora casa con muchos secretos. Desconoce casi todo de su esposo, pero está decidida a devolverle a la mansión su anterior esplendor, así como convertir a su triste y solitario esposo en un hombre diferente.

Me ha gustado mucho la novela. Prácticamente la he leído de un tirón. Es sencilla y la relación entre ambos discurre poco a poco, pues Simon no deja de ser un hombre atormentado, serio, apagado y alejado del mundo. Intenta por todos los medios alejar a Annie de su lado, pero no lo consigue. Aunque la novela es predecible y poco novedosa hay escenas divertidas y un poco de misterio. Durante casi toda la novela tienes la incertidumbre de cómo murieron sus seres queridos, dónde y por qué, y cuando al final él se sincera se te saltan las lágrimas por su forma de narrarlo.

En cuanto a los protagonistas, Annie es aventurera, impulsiva y temeraria, con una lengua vivaz y un carácter difícilmente controlable. No la gusta estar ociosa ni teme el trabajo duro. Lo que más anhela es un amante esposo y unos hijos a los que criar. Simon es un hombre solitario que se ha convertido en un ermitaño desde la muerte de sus hijos y su esposa en un incendio del que se considera culpable. Lleva cinco años sólo, alejado de amigos y mujeres, encerrado en su propio mundo, ahogando sus penas en alcohol y soportando noche tras noche los recuerdos que le impiden dormir. Lucha continuamente por los sentimientos que Annie hace aflorar en él.

En conclusión, pese a ser tan predecible es una buena historia para leer este verano. Estoy deseando leer los otros dos libros de la trilogía McBride.

La puntúo con un 4/5.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |