Samantha James - El conquistador

Valoración:

Crítica realizada por Isahol

El conquistador, de Samantha James

Alana de Brynwald, una campesina salvaje e impetuosa, es la hija de Lord Brynwald, pero es su hija bastarda. Su madre era una campesina de la que se enamoró el lord, pero éste ambicionaba tierras y nunca se casó con ella. Pero no rechazaba a su hija. El lord se casó con una mujer que poseía tierras y tuvo una hija llamada Sybil. La cual odia a Alana por poseer dulzura, belleza y el amor del padre de ambas.

Son tiempos de guerra entre Normandos y Sajones. Alana es sajona y han sido vencidos por los Normandos. El que ha conseguido el feudo de Brynwald es un hombre llamado Merrick. Le llaman Merrick de Normandía. Es un hombre fuerte, moreno, impetuoso, tozudo, pero que esconde un gran corazón.

Se conocen cuando Alana y un anciano de su aldea se dirigen a cazar para poder comer. Son rodeados por un grupo de normandos, liderados por Raoul, el cual enseguida queda prendado de Alana. Pero esta siente repugnancia por todos los normandos en especial por éste. Cuando todos están pensando en violarla y compartirla, aparece Merrick. El cuál aparece en las pesadillas de Alana en los últimos meses. En ese sueño Merrick aparece en su corcel negro, ataviado con su traje de guerra y levantando su espada y ella interpreta el sueño como si Merrick fuese a matarla. Al verlo tiene miedo. Este nota que se ha quedado pálida, como si hubiera visto al mismo demonio.

Ella intenta matarlo y él decide llevarla a la fortaleza de Brynwald, donde vive su hermana Sybil, trabajando como sirvienta. Pero Alana será tratada de distinta manera por Merrick. La hará compartir su lecho y deberá atender sus necesidades. Esto hará crecer la envidia en su hermana, aunque Alana no se da cuenta.

Enseguida entre ellos surge una gran pasión, pero Alana se resiste a consumar la relación; aunque Merrick le asegura que caerá.

Mientras empiezan a urdirse en el castillo diferentes maldades: aparecen animales muertos, profanación de la iglesia,... etc. Y todos culpan a Alana. Esta tiene visiones, y siempre ha sido considerada una bruja por su gente, los sajones. Y pronto empezarán a considerarla lo mismo, los Normandos. También tiene la habilidad de ser curandera. Su madre lo había sido y le había enseñado todo lo necesario a su hija.

Merrick cree en ella y siempre está pendiente de protegerla, aunque siempre desconfía de que quiera huir, e ir contra él.

Al castillo llega la hermana de Merrick y pronto se hará amiga de Alana. Sintiéndola más hermana que su propia hermana. La cual también tiene su propia historia. Esta es viuda y tiene un hijo Simon. Este está al cuidado de su tío, Merrick.

La relación de ellos poco a poco se va estrechando, pero siempre hay un tira y afloja entre ellos.

No os cuento más, pues creo que sino os cuento ya todo el libro.

Me ha parecido una historia preciosa. Hacía tiempo que no leía nada medieval. Lo que más me ha sorprendido es como cambia de registros la escritora. En la saga de los Sterling me pareció una escritora un tanto ñoña. No encontré nada sorprendente en su escritura, pero este libro si. Sus escenas hot son muy buenas.. Hay de todo. Además me gusta el tira y afloja que tienen los protagonistas. Pues aunque no hay sexo nada más empezar, si que hay sexo implícito. Es decir, se palpa una atracción física que traspasa el libro y la llegas a sentir.

Me gustan sus discusiones. Ella es un personaje fuerte, no se deja amilanar por el carácter de él. El cual no deja de repetir: "eres mía. Soy tu amor y señor y tu Conquistador..." Me hace mucha gracia.

Aunque pueda parece un burro, Merrick, en el sentido de Soy tu amor y señor, esconde un corazón tierno y sabe ver el buen corazón de las personas, así como la maldad de otras. Y enseguida hace un despliegue de ello hace Alana. Siempre está pensando en protegerla de todo y de todos.

Yo os lo recomiendo. A pesar de algunas erratas que tiene el libro, es una lectura ligera y muy amena.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |