Sabrina Jeffries - Una noche con el príncipe

Valoración:

Crítica realizada por Paciencia68

Digamos que tienes un libro que compras por terminar una serie, pero cuyo argumento no te llama en exceso, y decides dejarlo en el armario, ya encontrarás el momento para leerlo. Pero van pasando los meses y siempre hay otra novedad u otro libro que te interesa más, y ése se queda en el olvido, y una tarde de absoluto aburrimiento te castigas y dices: "ahora lo leo, porque sino es hoy, no será nunca". Y entonces descubres que te estabas perdiendo un libro como te gustan, y lamentas no haber comenzado antes a sumergirte en su lectura, eso es lo que me ha pasado con "Una noche con el príncipe". Tercera entrega de esta trilogía de Sabrina Jeffries.

Me acabo de encontrar con una historia divertida, con diálogos muy ocurrentes y con unos personajes que me han encantado.

Byrne es el tercero de los hermanos de la Real Hermandad de Bastardos y si bien en los libros anteriores ya había aparecido brevemente, y teníamos alguna idea sobre su duro pasado es en esta historia donde lo conocemos en profundidad. La escritora nos presenta a un personaje atormentado y con unas "heridas" que todavía no han cicatrizado. La dureza de su infancia, el saber que es hijo ilegitimo, no ser reconocido por su padre (el príncipe) y la pérdida de su madre a muy temprana edad, han marcado su carácter, convirtiendo a Byrne en un hombre duro, aparentemente sin sentimientos, con una única ambición en la vida, sobrevivir, llegar a lo más alto y hacerle pagar a su "padre" todo el mal que le ha provocado a él y a su difunta madre.

Y por otro lado tenemos a Catherine, viuda y que necesita con urgencia recuperar unas cartas que su marido vendió a Lord Stokely antes de morir para conseguir dinero. Una mujer todavía joven, que jamás ha disfrutado del amor, y que a pesar de haber estado profundamente enamorada de su esposo está dolida porque acaba de enterarse que él no le era fiel. La confianza que siempre tuvo en su esposo quedó rota en el momento que él decidió traicionarla y vender esas cartas que son tan importantes para el futuro de ella y de su padre, sin tener en cuenta nada más que la necesidad acuciante de dinero para seguir jugando.

Ambos personajes se conocen cuando Byrne intenta recuperar el dinero que el marido de Catherine le debe y ese momento ha quedado grabado en la mente de ambos, y no precisamente por ser un recuerdo bonito. Pasado el tiempo y una vez que ha fallecido el esposo vuelven a encontrarse y se dan cuenta que se necesitan mutuamente. Ella quiere recuperar las cartas y Byrne conseguir una " baronía", y parece que la única forma de lograr ambos objetivos es estar unidos y hacerse pasar por amantes. Es a partir de este momento, cuando la historia empieza a desarrollarse.

Dos personajes aparentemente contrarios y opuestos en sus formas de vivir, de pensar y de entender el amor, y sin embargo con muchos puntos en común, porque para ambos la familia tiene una gran importancia. Poco a poco se van descubriendo y conociendo, poco a poco se sienten irremediablemente atraídos,¿serán capaces de dejar a un lado sus diferencias y comenzar una relación basada en el amor y la lealtad?

Ya digo, me ha encantado, me he reído, porque hay situaciones francamente divertidas, otras que llaman la atención por diferentes y atrevidas. Unos personajes carismáticos, sobretodo Byrne que me ha hecho pensar en Derek Craven, tienen ciertas similitudes, pero me parece que Byrne es mucho más caradura y más desvergonzado, pero también tiene una infancia muy dura y poco superada. Y Catherine es una protagonista que a pesar de tener cierta timidez es capaz de "lanzarse" e intentar estar a la altura de Byrne, y francamente desde mi punto de vista, lo consigue y con nota.

Pues nada, si os gustaron los dos libros anteriores de la serie, seguro que éste no os defrauda. 


Crítica realizada por Dougless

3º de la Real Hermandad de los Bastardos.

En esta ocasión conocemos a Gavin Byrne, el propietario de unos de los club de juegos mas prosperos de la ciudad. Un hombre hecho a sí mismo que todavía está atormentado por su pasado. Un pasado donde su madre paso penurias y necesidad y fue criticada por la sociedad debido a sus amoríos con el príncipe. Un príncipe que nunca ayudo a Gavin y a su madre y que además renegó de esa relación y no ha reconocido nunca a su hijo.

En un complot para recuperar una cartas comprometedoras para el príncipe, se ve involucrado cuando sus hermanos le piden que ayude a una mujer a recuperarlas. La recompensa será una baronía, entregada por el propio príncipe en mano, lo que él cree que es una especie de venganza hacia su progenitor. Su intención es ayudar a recuperar las cartas y luego aprovecharse de ellas para venganrse del príncipe.

Claro que no espera que la mujer que tiene que ayudar sea lady Haversham, una viuda que ya le recibió con dos disparos cuando fue a cobrar la deuda que su marido tenia con él.

Lady Christabel, Marquesa de Haversham, se encuentra ante una verdadera encrucijada. Su padre, un importante militar inglés destinado en el extranjero, le confió unas cartas que, si salen a la luz, podrían hacer tambalear los cimientos de la monarquía inglesa. Y su difunto marido, un jugador empedernido que prácticamente la ha dejado en la ruina, no tuvo mejor idea que vender esas cartas a Lord Stokely , un jugador empedernido y ambicioso que cree que con ellas puede hacer algo grande. Necesita entrar en casa de Stokely y encontrar esas cartas, por no que tiene que aceptar la ayuda de Gavin. El cual tiene que introducirla en la partida anual de cartas que se juega en la mansión de Lord Stokely. Claro que para eso deberá hacerse pasar por su amante.

Christabel es todo un personaje, criada entre soldados es fuerte, decidida, atrevida y mucho más. Odia la sociedad porque no sabe comportarse en ella, sabe disparar y no se amedranta ante nadie. Descubre su lado mas sensual y pasional al lado de Gavin. El cual está hecho para ella. A pesar de su infancia, Gavin es un hombre hecho a sí mismo aunque el cree que por el camino ha perdido su alma. Al lado de Christabel concocerá por primera vez el amor verdadero, los celos, la pasión y un monton de cosas que no creía posible. Y es que esa mujer le va a volver loco, es todavía mas terca que él y encima le derrite con ese corazón tierno que tiene y que hace que quiera protegerla a toda costa. Es un hombre pícaro y muy sensual.

Me ha encantado la química entre los protagonistas, creo que están hechos el uno para el otro. Los diálogos entre ellos son apasionantes, divertido y pícaros. La trama de mucho juego aunque en lo que mas se basa el libro es en la relación de ellos. El entorno de la mesas de juego le da un toque distinto, siempre vemos a hombres perdiendo su dinero, pero aquí nos presenta a un grupo de gente adinerada y aficionada a jugar fuerte y a intercambiar amantes como si fueran anillos.

En este caso , el extracto de libro que se puede leer al principio de cada capítulo es el de "Memorias de una amante", muy apropiado.

Me ha gustado el final de la historia de estos hermanos tan particulares, cada uno a su manera ha sabido encontrar su camino en la vida y su compañera . No han perdido su personalidad en el intento y sí han encontrado una verdadera familia. 


Crítica realizada por Noabel 

Como ya viene siendo habitual en mí, el primer libro que leo de una saga...y resulta ser el último En fin, me ha gustado mucho. No es el primero que leo de Sabrina Jeffries y aunque por mis experiencias previas tenía dudas, pues la consideraba una autora algo "aburrida" y lenta, he de reconocer que la historia me ha atrapado de principio a fin y que, salvo algunas vueltas de rosca que me han sobrado, me ha parecido una buena novela.

Muy bien escrita, con unos protagonistas carismáticos y una historia que, por muy rocambolesca que parezca, está tan bien llevada que resulta creíble.También es cierto que me atraen las novelas en las que la damisela tiene que hacerse pasar por una mujer de vida alegre y demostrar sus dotes actorales. Me gustan estos argumentos porque disfruto con los momentos de encubrimiento y protección entre los protagonistas, me atrae observar su compenetración y el trabajo en equipo que terminan realizando.

El Sreñor Byrne es absolutamente encantador. Un truhán de esos que se hacen los duros e insensibles y luego resulta que son más tiernos que un cachorrito con chupete. Me ha encantado su negativa a admitir lo que iba sintiendo, sus intentos de autoengañarse y su estrepitosa caída final. Vamos, un personaje para chuparse los dedos .

El personaje de Christabel está muy bien desarrollado, me gusta su carácter y su fortaleza. Pero lo que más destaco de ella es su sinceridad. Me ha descolocado y encantado que descubriera sus sentimientos y fuera honesta desde el principio. Es una mujer que se conoce y sabe lo que quiere y cómo reaccionaría si fuera la amante de Gavin, así que cuando él se lo propone ella no duda en decirle lo que hay

Lo único que me ha podido "disgustar", como ya mencioné al principio, es que la autora le da algunas vueltas de más al tema, digamos que alguna escena de tira y afloja me ha sobrado. Tampoco me ha gustado que al principio del libro Gavin dijera tantas veces la palabrá "fémina", me daba repelús .

En resumen, creo que es una historia bonita y entretenida. 4/5


Crítica realizada por LadyZarek

"Una noche con el príncipe" es una entretenida novela de Sabrina Jeffries. Digo que es entretenida, nada más, porque no está a la altura de "En la cama con el príncipe", un libro más divertido que éste que voy a comentar. No ha sido una pérdida de tiempo, es entretenido y se deja leer, pero sin duda alguna, no es el mejor que he leído de Sabrina Jeffries.

Lo que menos me ha gustado de la historia es que es un poco lenta, y que no veo mucha pasión entre Christabel y Gavin Byrne. Y si la química falla, es que la historia no está del todo bien. Pese a estos dos "peros", la historia tiene sus momentos graciosos, y alguna que otra muestra de lujuria.

Los protagonistas son dos cabezotas que saben lo que quieren, y van a por ello. Mientras que Gavin se empeña en destrozar la reputación de su padre, quien no le reconoce como hijo suyo, Christabel está decidida a destruir unas cartas, que podrían perjudicar al suyo, un general del ejército. Vamos, dos misiones opuestas que podrían enfrentarles si se enteran de lo que pretende el otro.

Hay personajes secundarios que me han irritado, como el malo de la función y alguna que otra dama malintencionada y celosa de Christabel y su relación con Byrne. Me quedo con las breves apariciones de los hermanastros de Byrne, especialmente las de Alexander (me encantó su libro).

Hya una escena, bien larga, que se me ha quedado en la memoria: la escena en la que Byrne le enseña a Christabel a jugar a las cartas, con el incentivo de quitarse una prenda quien pierda cada mano. Me ha gustado cómo acaba y quién acaba tal y como vino al mundo... una escena graciosa, pero un poco larga.

Bueno, aunque este libro me sepa a poco, no significa que vaya a dejar de lado a esta autora, pues escribe muy bien, y los diálogos en sus libros son chispeantes y muy amenos. Lo recomiendo para una lectura ligera, sin pretensiones.

Nota: 3'25/5.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |