Ruth M. Lerga - Cuando el amor despierta

Valoración:

Crítica realizada por Esther Ortiz

Cuando el amor despierta cuenta la relación de Julian y April, a quienes conocimos en Cuando el corazón perdona. La peculiaridad de este libro es que, aunque ha sido escrito posteriormente, en realidad transcurre antes que la historia de Richard y Nicole.
Lo cierto es que nunca pensé que Julian pudiera robar mi corazón, porque lo consideraba un personaje bastante insípido y, de hecho, era el que menos me gustaba de los tres amigos. Dicho esto, debo confesar que al final me ha enamorado de la misma manera que conquista el corazón de April, despacito y profundamente. He vivido en primera persona cómo se iba rompiendo la coraza que tenía este personaje, hasta lograr conocerlo y amarlo, como nunca me ha pasado con un personaje de libro. Yo era muy reacia a coger cariño a Julian, y al final… Vaya sorpresa me he llevado con él. ¿Por qué? Pues no lo sé, porque tal y como son Richard y James eclipsaban totalmente la personalidad de Julian… pero claro, es que a Julian hay que conocerlo… y al final os pasará lo mismo que a mí, que quizás se convierta en vuestro mosquetero favorito.

Algo que me ha encantado de esta novela es la evolución y madurez que he vislumbrado en Ruth M. Lerga. Si bien en Cuando el corazón perdona se podía percibir un poco de frivolidad en sus personajes y un leve exceso de descripción en su escritura, en su segunda novela vemos unos personajes mucho más trabajados y una narración más sensata y fluida. Pero lo más importante de todo es que no ha perdido ni un ápice de su frescura, y mucho menos ha perdido su fantástico humor. Esta novela tiene momentos hilarantes, sobre todo aquellos  en los que están juntos Julian, Richard y James haciendo de las suyas.

Es una novela vibrante, conmovedora, apasionada e ingeniosa. Y aunque es más seria que Cuando el corazón perdona, contiene la esencia de Ruth M. Lerga. Hay frases que se quedan en la memoria, que tienes que leer más de una vez, de lo emocionantes y bonitas que son.

Ruth ha mejorado en el tipo de lenguaje que utiliza en los diálogos, ya que en su anterior novela, en ocasiones podía resultar un poco moderno para la época. En esta novela, sin embargo, ha logrado en todo momento que los lectores nos sintamos transportados a otro tiempo.

Me han resultado entrañables las escenas en las que aparece Nicole y se encuentra con Richard… mucho tiempo antes de que comience su relación. Y ver lo que pensaba el uno del otro en ese momento, no tiene desperdicio.

Veo que me estoy enrollando como las persianas y no os he contado nada sobre el argumento de Cuando el amor despierta. Pues aquí va:

Por un lado tenemos a Julian, quien después de la muerte de sus hermanos mayores se convierte en heredero del título de su familia. Pero él odia profundamente a su padre porque siempre les ha maltratado a él y a sus hermanos. Su padre incluso fue el culpable de la muerte de uno de sus hermanos por sus duros castigos.

La única manera de vengarse de su padre es no obedeciendo sus deseos respecto a lo que más le importa en la vida: sus títulos y la continuación de ellos y de su linaje. Por ese motivo, Julian decide que nunca se casará, y mucho menos tendrá hijos que puedan heredar los títulos que tanto ama su padre.

Por otro lado, tenemos a nuestra protagonista, April. Ella es una dama, que tras la muerte de sus padres tuvo que ingresar en un internado en Prusia. Su dote está a cargo de su tío, quien es un ser malvado y quiere quedarse con su dinero sea como sea. Cuando su tío intenta casarla con un viejo para poder quedarse con su herencia, April decide huir a Inglaterra y hacerse pasar por doncella, hasta alcanzar la edad adecuada y poder reclamar su herencia.

April, ya en Londres, se convierte en la dama de compañía de Lady Johanna, la tía de su mejor amiga. Y allí no tarda mucho en cruzarse con el sobrino de esta mujer y a sus descarados amigos: James, Richard y Julian. Pero es Julian el único que consigue hacerle sentir… en todos los aspectos. El resto de la historia tendréis que descubrirlo vosotros, porque no me gusta desvelar más de la cuenta.

April y Julian se van conociendo poco a poco y los lectores somos testigos de cómo se van enamorando el uno del otro. Hay muchísimo romanticismo, deseo y seducción entre ellos.

Julian es romántico a más no poder (¡quién lo hubiera dicho!), sin embargo es más formal que sus dos amigos Richard y James. Pero tiene un toque chispeante y una personalidad arrolladora. Atrapa, y no puedes evitar caer rendida a sus pies. Aunque en una determinada parte de la novela te dan ganas de hacerle ver las cosas desde el punto de vista de Apri. Si tuviera que encontrarle algún defecto sería que le falta empatía. Y eso hace que todavía tengas más ganas de seguir leyendo la historia para ver qué va a pasar entre ellos cuando Julian se dé cuenta de que no solo él sufre.

April es una mujer fuerte pero prudente, sencilla pero con las ideas claras, y decidida a conseguir todo lo que se propone, No tiene miedo, siempre afronta su situación y se hace responsable de las decisiones que toma, con sus consecuencias.

Los personajes secundarios son para quitarse el sombrero, desde James y Richard, hasta Lady Johanna… que es un personaje clave en esta historia y digamos que hace un poco de “Celestina” entre April y Julian. Se le coge tantísimo cariño a esta gran Dama…

En definitiva, me he encontrado con una historia mucho más madura que la primera, con unos personajes muy trabajados y, sobre todo… con un romanticismo exquisito. ¡Ah… y qué decir del epílogo! ¡Mi cara era todo un poema con el epílogo! 

 

Crítica realizada por Malory

Me ha encantado esta segunda novela de Ruth. Es evidente que tras esta preciosa historia de amor hay mucho trabajo de documentación y horas de faena sobre las teclas del ordenador y el resultado es sorprendente. El tono histórico es perfecto, el vocabulario, las expresiones, el lenguaje en general de toda la novela me ha cautivado.

La trama estupenda; una sencilla y bonita historia que nace entre los protagonistas y que se complica en el momento que los sentimientos entran en escena y lo hacen con tanta fuerza que es imposible no conmoverse.

Los protagonistas, April y Julian, me han gustado muchísimo. Sobre todo ella, que a pesar de las circunstancias sabe lo que quiere, es decidida y siempre se mantiene fiel a sus principios, incluso cuando la situación se torna complicada para ella. No es de extrañar que Julian se enamorara de ella. Y él, aunque en algún momento se merece un par de colejas, es un hombre serio, responsable y cabal que solo se deja cegar por el odio y el rencor que siente hacia su padre y que será el que les ponga las cosas difíciles, pero por suerte también es un hombre inteligente y sabe reaccionar a tiempo. Y aunque él dice que no es poeta, el muchacho tiene una labia que quita el "sentio", cada vez que la declara sus sentimientos consigue que te enamores un poquito más de él.

En cuanto a los otros dos personajes, James y Richard, que puedo decir. Lo primero que las personalidades de los tres amigos están muy bien definidas y diferenciadas, que los momentos que comparten son maravillosos, derrochan ingenio y en más de una ocasión me han robado una carcajada. Me ha gustado la forma en que Ruth los ha hecho participar de la historia, dándoles un protagonismo que sin duda se merecen. Las escenas entre estos tres son memorables y alguna de ellas sorprendente. Y confieso que de los tres me quedo con James...

Si hay algo que me gusta de Ruth es que cuando piensas que va a tirar de topicazo, porque la escena o los acontecimientos se precipitan de cabeza hacia él, te deja con la boca abierta porque resuelve de una manera totalmente inesperada y eso me encanta.

Sin duda una novela que merece la pena leer. Yo la he disfrutado desde la primera hasta la última página. Y después de lo que he leído en el epílogo, estoy deseando volver a reencontrarme con el trío, con mi James y esa mujer que será capaz de bajarle los humos al duque. Pero por el momento os recomiendo esta, que es maravillosa.

Valoración: muy buena 

 

Crítica realizada por Rocio DC 

Por fin he podido leer esta maravillosa novela de Ruth.
Enganchada me ha tenido desde la primera página hasta el final, desde ya digo que no tiene desperdicio, una novela que enamora que te atrapa entre sus páginas, que adoras a sus personajes, y más cuando ya los conoces un poco de antes...y que al final te deja una sonrisa en la boca.

Ya conocia a Julian, James y por supuestro a Richard, de la novela anterior, los Tres Mosqueteros, me encanta su apodo, y más me encantan ellos, estos hombres hacen que te enamores de ellos, al mismo tiempo que los hacen sus protagonitsas, y eso que Julian en Cuando el corazon perdona, no era mi favorito, aquí he cambiado totalmente, ese Julian me ha robado el corazón.

April una heredera Prusiana, es recluída en un colegio por su tío después de la muerte de sus padres, allí estará hasta que cumpla la edad que su tío cree conveniente para casarla con un hombre mucho mayor que ella. Pero allí su mejor amiga, le facilitará un modo de escapar y vivir una vida muy diferente a la que le espera.
Será la dama de compañia de su tía, April quiere guardar su identidad, pero su amiga tiene otros planes...

Allí conocerá a James, el sobrino de la mujer a la que acompaña, y sus amigos Richard, y Julian.
Ese primer encuentro, tampoco tiene desperdicio.
Y entre ellos primero la antipatia se abre paso, pero poco a poco se van conciendo y algo mucho más fuerte les atraerá...dejandonos escenas tan románticas como sensuales, que no se olvidan fácilmente, sobre todo viniendo ciertos detalles de un hombre como Julian...

Conforme la historia avanza, va dandos giros inesperados, en momentos se vuelve todo más duro y complejo, en otros rebosa de amor, pero falta de confianza...
Ambos tendrán que superar su pasado, para poder mirar hacia el futuro, algo que no será nada fácil, para Julian, un hombre que está marcado precisamente por el pasado...

Como he dicho es una novela que tiene de todo, esos guiños que hace Ruth, y que tan bien nos explica después, son maravillosos, un punto más a favor de la novela, y ver a nuestro Richard y Nick, en el pasado, mucho antes que lo suyo comience...eso, me ha entrado nostalgia y he empezadoa releer, Cuando el corazon perdona.

Si he de ponerle algún pero, ese sería, tal como me pasó en Cuando el corazon perdona, es que en momentos se me hizo un poco lento, hay párrafos, se me hacían parecidos a los que decían otros en un misma situación, y quizás me hubiera gustado más diálogos.... Y otro pero, para mí sería, que he notado en esta novela, hay muchas descripciones y palabras más técnicas o más "complicadas" de entender...supongo que para basarse mejor en la época, pero que a veces, deseaba palabaras más sencillas...

Y el epílogo...qué decir, pues que espero que no nos dejes así Ruth, y que pronto, nos regales la historia de James, por favor.

Mi valoracion 4,5/5.

 

Crítica realizada por Elsa

Es una novela muy ágil, tiene unos diálogos simpáticos, ingeniosos y chispeantes, aún así me ha costado entrar en la trama. Al principio se me ha hecho lenta y no porque este escrita con lentitud sino porque entre tanta broma de los amigos pasa un poco de tiempo hasta entrar en la historia, después la cosa ha mejorado considerablemente.

Pero no me ha terminado de gustar Julian, creo que ha quedado un poco eclipsado por las personalidades de Richard y James o que apenas aparecía en la primera novela. Además no sé si les pido demasiado a los héroes de las novelas, pero el hecho de que quisiera tenerla por amante porque era una criada, no dice mucho en favor de él, pese a que era la costumbre entre la sociedad.

He disfrutado mucho con el duelo, qué duda cabe de que Ruth M. Lerga sabe manejar muy bien las situaciones, ya lo demostró en su anterior novela.Me encanta los diferentes guiños que hace y el personaje de Lady Johanna me parece entrañable. Pero me gusto más Cuando el corazón perdona, la encontré con una historia más centrada en los protagonistas principales.

Eso sí estoy deseando leer la historia de James que me llamó mucho la atención desde el principio de la serie.

Pese a todo lo que he expuesto creo que es una novela buena y me apunto a todo lo que publique esta autora, que creo que aportará mucho a la novela romántica.

 

Crítica realizada por Katon

April perdió a sus padres siendo todavía una niña. Fue enviada a Prusia con el hermano de su madre que la inscribió en un internado. Ahora, con diecisiete años su tío pretende casarla con un hombre que podría ser su abuelo. Sin dudarlo, y ayudada por la única amiga que tiene en el internado, huye a Inglaterra y se esconde como dama de compañía de Lady Johanna. April debe esperar hasta cumplir veinticinco años para poder tomar posesión de la herencia de sus padres.

Julian ha jurado no casarse ni tener descendencia. El marquesado que algún día heredará morirá con él. Esa es la determinación de Julian, su fría venganza hacia un padre cruel que podría decirse mató a su propio hijo. Pero Julian no contaba con conocer a April. El flechazo entre ambos es inmediato, y la determinación del joven aumentará cuando descubra que es la dama de compañía de la tía de James. Los celos lo provocarán en un principio y la atracción hará el resto.

Aquí volvemos a ver a los tres amigos; Richard, James y Julian. Los diálogos y las situaciones en las que se ven envueltos los tres no tienen desperdicio, llenos de humor y que consiguen que el lector caiga un poco más en su encanto. Julian es el más serio de los tres, su infancia ha sido muy dura y se escuda en eso para arriesgar al máximo su vida y para creer que en algunos momentos es un poquito menos amigo que James y Richard ya que ellos fueron juntos al colegio. Ese pequeño aspecto, esa flagelación me ha parecido un poco reiterada en algunos momentos, además de un poco forzada, nadie podría decir que uno es más amigo de uno que del otro. Pero lo que más me ha gustado de este personaje es, además de su actitud hacia April, cómo va cambiando, cómo consigue enamorar a April y darse cuenta de lo que de verdad importa.

April es una mujer dulce y cariñosa con los que la rodean y también segura de sí misma, no le da miedo tomar decisiones y es consecuente con las consecuencias. Me ha gustado su actitud desde el principio, cómo se comporta con Julian y cómo no le exige nada aunque mucho esté en juego. No es ninguna de esas debutantes frívolas ni va a la caza de uno de “los tres mosqueteros” aunque al final se lleve el gato al agua sin siquiera planteárselo.

En cuanto a los secundarios, poco se puede decir de Richard y de James. El primero me ha parecido en algunos momentos igual de inmaduro, o más bien, de esa imagen que quiere transmitir de hombre frívolo que también se ve al principio de su propia historia. En cuanto a James, pues me sumo al resto de comentarios, ese epílogo te deja con ganas de más y de saber cuánto tendrá que sufrir James para acabar tan feliz como sus amigos. Mención especial se merecen los criados de Julian, sus comentarios no tienen desperdicio.

Con una ambientación sin excesivas descripciones y un vocabulario adecuado a su época, la autora consigue trasladarnos a esa época de 1818. Los personajes son el conjunto perfecto para esta historia y los diálogos, como ya he comentado, sobresalen por su humor y sus sorpresas en algunas escenas. La historia de amor es de esas que van creándose poco a poco, que superan la atracción inicial para convertirse en una preciosa historia de amor. Ruth consigue que cierres el libro con una sonrisa en los labios y las ganas de releer el libro de Richard y Nicole, Cuando el corazón perdona, a la espera de poder leer la historia de James.

Como habéis podido deducir por la crítica, esta novela me ha encantado, me ha hecho suspirar, reír, y desear y temer al mismo tiempo acabar con esta fantástica historia. Una novela que no decae en ningún momento y que es totalmente recomendable.

 

Crítica realizada por LadyZarek

"Cuando el amor despierta" es una maravillosa novela romántica histórica. He empezado el 2014 con una deliciosa lectura, que no quería terminar, pero ahora que la he terminado... ¡Qué bien escribe Ruth M. Lerga! Julian y April son la pareja protagonista, quienes nos deleitan con escenas sumamente románticas, y con otras más bien llenas de tristeza y tensión. La autora ha sabido recrear sus sentimientos de forma magistral, como se descubre a lo largo de sus más de 400 páginas.

La forma en la que April, hija de vizcondes en Prusia, pero que escapa a Inglaterra y se emplea como dama de compañía de Lady Johanna, y Julian, conde y futuro marqués, es bastante cómica. Julian y sus dos amigos, Richard y James, ayudados por el alcohol, se retan a ver quién es el que logra quitarse más ropa montando a caballo... Julian casi atropella a April, y aquí saltan chispas.

No sigo contando más de la trama, que es de las que enganchan. Merece la pena leer este libro, porque está lleno de elementos románticos. Libros así hacen que merezca la pena ser lector o lectora de romántica, porque es una auténtica joya.

Julian y April mantienen una relación más romántica y dura que la que comparten Richard y Nicole, los protagonistas de "Cuando el corazón perdona". Técnicamente, la historia de Richard es la última, aquí le vemos como un despreocupado vizconde que huye del matrimonio como de la peste. Julian y April deben luchar contra el orgullo, las heridas por una brutal pelea, y contra sus inseguridades y sus pasados.

Julian y April son unos protagonistas excelentes. A lo mejor les falta la pasión que desprenden Richard y Nicole, pero no por ello les quiero menos. Me ha gustado mucho que el orgullo no fuera tan grande como para que no se reconociesen mutuamente sus más profundos sentimientos. Normalmente, tenemos que esperar a que lleguen las últimas páginas para que los personajes se den cuenta de lo que sienten por el otro. Aquí no. Ruth M. Lerga da una lección magistral acerca de cómo no dejar todo para el final.

¿Fallos? Alguno pequeñito, en el final, pero no voy a publicar mi duda, porque sería un gigantesco spoiler. Además, tampoco tienen importancia, porque la obra, en general, es una joya indispensable para los que leemos romántica. La recomiendo.

Nota: 5/5.

 

Crítica realizada por Yluna

La historia de amor entre Julian y April me ha encantado. Es muy bonita, entrañable y llena de mucho amor. Los hilos de la novela son coherentes y todo lo que ocurre sigue unos pasos sin saltarse ninguno.
Los diálogos son ingeniosos y divertidos, las peleas con sentido (a veces).
Los protagonistas estan elaborados y te identificas con ellos al momento.
Los secundarios, ¿qué decir de los otros dos mosqueteros? pues que te enamoran.
Las escenas son inolvidables y divertidas. Hay que destacar que son muy divertidas las escenas de Julian, James y Richard, es que me he partido de risa.

Fallos. 1. Y lo voy a decir.
Creo que ha habido un exceso de descripciones de los pensamientos de los protagonistas y los secundarios. Por ejemplo se van a dar un beso y la descripción del preludio al beso es excesivo. En algunos momentos me los he saltado (llegando al final del libro).
El libro está escrito en tercera persona ¿o primera de los protagonistas o secundarios? Me he hecho un lío muy grande porque en un momento estaba leyendo los pensamientos de Richard y en otro momento los de Julian y en otro momento los de James y en otro momento los de April......Cuando hay muchas personas en escenas la autora quiere contar lo que piensa todos los integrantes de la escena y me parece bien, pero yo me he liado cuando lo estaba leyendo.

Este es el único fallo gordo que le encuentro, pero aún así ha sido un libro que no se me olvidará ya que la historia de amor me ha resultado preciosa.

 

Crítica realizada por Nieves Hidalgo

¿Qué se puede decir de una historia que te atrapa en la primera página y no te suelta hasta que te has leído incluso los sellos editoriales? No, en serio, que aquí es verdad porque me resistía a soltarla.

Me ha pasado una cosa curiosa tras acabar esta novela: mi médico me ha felicitado porque, según él, tengo más capacidad pulmonar. Debe ser cierto. ¿No dicen que el mejor ejercicio para los pulmones es respirar hondo, mantener el aire y luego expulsarlo despacio? ¡¡¡Caray, si es que es lo que he estado haciendo desde que me metí en "Cuando el corazón despierta"!!! Como para no tener más capacidad pulmonar.

Por otro lado, debo agradecer a la autora el ahorro en tabaco. Vamos a ver: yo fumo. Sé que es un vicio asqueroso y trato de hacerlo en solitario para no incomodar a los demás. Pero fumo. O fumaba, debería decir, porque durante la lectura de esta novela se me ha olvidado hasta echar humo, no quería parar de leer ni para encender el maldito cigarrillo. Yo lo que quería era saber qué pasaba con James, Richard y Julian, cómo iba a reaccionar April, si Nicole salía o no de la escuela... El resto del mundo me importaba un céntimo.

Lo malo es que he tenido a mi marido cuatro días a bocata de salchichón. De cocinar nada de nada. Lectura, lectura y lectura. Despacito, saboreándola, sin prisas. Lo siento, cariño, pero lo primero es lo primero, novelas como esta no se encuentran todos los días y a ti te veo a diario.

Los tres mosqueteros. Una definición perfecta para este trío increíble, maravilloso, juerguista, libertino y adorable. ¿Que la novela no se había publicado aún en esa fecha, como bien nos dice la autora al final? ¡A quién le importa!

En esta novela no te enamora solamente Julian, que es el protagonista masculino. No, no, no. Aquí te enamoran los tres por igual. Porque si James es algo engreído por su educación para duque, te dan ganas de comértelo a besos. Porque si Richard (al que ya conocía por su propia historia) es algo tarambana, te dan ganas de tirarte a su cuello. Porque si Julian es el más borde de los tres amigos, el que tiene peor carácter y hace sufrir a April, te dan ganas de quitárselo a la heroína y casarte con él (aunque sea bigamia).

No sabría qué parte de la novela resaltar. Toda la historia es maravillosa. Pero el capítulo 27 y 28 (que son la bomba, o la rebomba) me los he leído tres veces. Y es que no me cansaba de disfrutar una y otra vez de las locuras de estos tres caballeros, de reírme con sus trastadas, de deleitarme con una Amistad (sí, con mayúsculas) que hace las delicias de cualquier lector.
Las escenas románticas son preciosas, los diálogos divertidísimos, las situaciones por las que pasa cada uno de los personajes increíbles.

Entre suspiro y suspiro, se me escapaba una carcajada. Así que ejercicio completo: pulmones y muscular. Estoy pensando en leerla una vez a la semana y mandar a freír gárgaras al monitor del gimnasio, no os digo más.

Una historia perfectamente hilvanada, bien escrita, cuidada en todos los detalles. Te ríes, te acongoja, te intriga, te divierte y te enamora. Y como decían hace años: si encuentra algo mejor, cómprelo.

Las referencias a lugares conocidos son estupendas, los guiños magistrales (a mí me ha encantado el de los nombres de los protagonistas de la novela que está escribiendo la heroína- Ranuf y Reina-, nada más leerlos supe a qué hacía referencia porque esa historia es una de mis preferidas).

No dejéis de leer las notas de la autora, de verdad que merecen la pena.

Gracias a Ruth Moragrega Lerga por escribir una historia tan, tan, tan bonita. De las de antes, de las de siempre, de las que se guardan como un tesoro, de las que acaricias su lomo y sonríes cada vez que le quitas el polvo. Gracias al "Generalete" y a "la zumbada del boli rojo" por chinchar a Ruth. Por mí podéis seguir chinchándola durante muchos años y muchas más novelas.

Me ha emocionado el recuerdo a los abuelos.

Si no la has leído, ya estás tardando.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |