Rowyn Oliver - La marca del guerrero

8.0/10 rating 1 vote

Crítica realizada por Roslynn

Magnífica, espectacular, sublime... perfecta. La marca del guerrero contiene la esencia más pura de la novela romántica histórica.

¿Qué tiene de especial? En realidad, lo único especial que tiene es que es ni más ni menos que una novela romántica de las de toda la vida. Ese tipo de novelas con las que comencé a leer y que me transportaban a tiempos remotos, que me hacían vivir mil y una aventuras y pasiones desenfrenadas con sus maravillosos protagonistas.

La trama no tiene nada novedoso: una guerra entre dos clanes de las Tierras Altas escocesas, los dos lairds, Ronald y Edora, enfrentados, pero el destino les tiene preparada una sorpresa.

La historia está muy bien hilvanada, hay mucha aventura y acción. La tensión sexual entre los protagonistas es maravillosa y la historia de amor entre ellos es preciosa, muy romántica y pasional, con celos, miradas que abrasan, discusiones, y un sentimiento profundo y puro que va naciendo poco a poco. Pasan de odiarse a conocerse lentamente y darse cuenta que están enamorados hasta las trancas.

Sobre todo me ha encantado la personalidad de ellos dos, de fuerte carácter, pero leales a sus clanes y sus gentes. Son muy parecidos y por ello chocan continuamente. Ronald me ha enamorado con su personalidad y su forma de actuar, es un Highlander de los que nos enamoran a las lectoras de romántica, no le falta nada: protector, fiero guerrero cuando debe, y amante tierno pero posesivo cuando está con Edora.

El resto de personajes secundarios son extraordinarios, como por ejemplo la bisabuela de Ronald, que da mucho juego y aporta un toque de humor ácido a la novela. Broderick, el amigo de Edora, es fantástico y su historia se queda en el aire como si pudiera ser otra entrega de la serie que comienza con "La marca del guerrero". Broderick juega un papel muy importante en esta novela, y casi me ha enamorado más que el propio protagonista. Me encantaría leer una novela con Broderick de protagonista.

Hay escenas preciosas en el libro, que me han emocionado hasta casi saltarme las lágrimas de la emoción. Y las partes donde se describen las batallas o las incursiones me han resultado adictivas, no como en la mayoría de novelas que se me hacen muy pesadas.

Creo sinceramente que esta novela le encantará a toda aquella lectora de novela romántica histórica, a todas las que nos encantan las novelas de highlanders. No es más de lo mismo, es una novela preciosa que bien merece el premio Vergara-RNR. 


Crítica realizada por Irdala

Partiendo de dos protagonista fuertes pertenecientes a dos clanes distintos y con un matrimonio entre ambos ordenado por el rey, la autora de esta historia desarrolla una novela intensa, adictiva y deliciosa cuya esencia es "una novela romántica de las de toda la vida".

No hay nada más maravilloso en un libro que sentirte atrapada desde que lees el primer párrafo, y esta novela, desde que inicias su lectura, te hace sentir así. Lo mejor de todo es que no puedes soltarla hasta el final porque tanto la trama como los personajes principales y los secundarios, te agarran de tal manera que sólo quieres saber lo que va a acontecer después.

La autora no "innova" para salirse de tópicos y desvirtuar (como desgraciadamente se lleva tanto ahora) lo que siempre ha sido una novela de este género. Por tanto, no es una historia novedosa, ni sus protagonistas destacan por su originalidad, pero la creadora de este libro sabe muy bien lo que es una novela romántica y con esas pautas ha creado una preciosa historia de amor ambientada en una guerra entre clanes, con un matrimonio forzado entre dos seres que se odian y en la que nos deleita con aventuras, pasión, celos y un dulce y tierno final.

Los dos protagonistas son personajes de carácter fuerte, fieles y leales a sus gentes. Ambos orgullosos y acostumbrados a mandar, sus voluntades están en continua batalla. Sin embargo, la atracción mutua es poderosa y aun cuando creen que eso es lo único que les une, tienen demasiadas cosas en común como para que no acaben admirándose y valorándose mutuamente.

Guerras dialécticas, robos de ganado, incendios de granjas, proscritos que viven en el bosque, un malo malísimo, mazmorras, luchas con espadas, malentendidos... La tensión está servida a lo largo de toda la novela.

Y por si todo esto no fuera suficiente, cuenta con unos estupendos personajes secundarios, un par de ellos, espero y deseo, protagonistas de entregas posteriores que, todo sea dicho de paso, te deja con unas ganas inmensas de leer sus historias.

La marca del guerrero creo que es un libro que puede hacer las delicias de todas aquellas que aman y añoran las novelas románticas de siempre.


Crítica realizada por Patufet

Me gustan las novelas de escoceses y me gusta probar la lectura de las nuevas escritoras que tenemos en nuestro país y en este caso he quedado muy satisfecha.

Edora es la señora del clan McKenzie, aunque por derecho era su hermano el que tenía que asumir el liderazgo , el padre lo desterró por la maldad con que actuaba . Ronald es el Laird del clan Kinnon y entre los dos clanes existe una gran rivalidad, ya que se suceden las incursiones en ambos lados.

En uno de los enfrentamientos Edora reduce a Ronald y le marca con su inicial en el pecho, para él supone una gran humillación ante sus hombres y la venganza no se hará esperar.

Ante la guerra abierta que hay entre los clanes tiene que intervenir el rey castigandolos a ambos y que mejor que casarlos y así unir los clanes.

A partir de aquí empezará una lucha de voluntades, ya que nuestros protagonistas son los típicos escoceses , orgullosos y cabezones.

Los highlanders siempre han sido mi debilidad, así que me lo he pasado muy bien con la lectura de este libro.

Edora es una joven orgullosa de fuerte carácter que quiere demostrar a su clan que es merecedora del liderazgo, es guerrera por naturaleza y no se amedrenta ante nadie.

Ronald es un fiero guerrero , pero muy cabezón y orgulloso también y aunque entre los dos la relación en un principio es de odio se atraen como el imán y poco a poco se irán enamorando sin reconocerlo en voz alta.

En cuanto a los secundarios hay que destacar a Tamy, la bisabuela de Ronald que interfiere entre ellos dos y tiene mucha relevancia en la historia igual que Broderick , del clan McKenzie, que espero que tenga su propia historia, por que promete incluso más que Ronald.

Es una novela sencilla y amena que te engancha desde el principio, con unos diálogos divertidos y muy bien escrita.

Mi valoración 3,5/5 


Crítica realizada por Katon

La animadversión entre los Kinnon y los McKenzie se remonta a años atrás. tras la muerte de su padre, Edora fue elegida como líder del clan McKenzie, aunque ella decide siempre escucha las opiniones de los tres guerreros más admirados por los hombres y mujeres de su clan. La situación se complica cuando los Kinnon hagan incursiones en las granjas de sus tierras. En un enfrentamiento con unos cuantos guerreros Kinnon, Edora marcará con su espada al orgulloso jefe del clan enemigo.

Ronald Kinnon hierve de furia cada vez que ve la marca en su pecho. Una marca que llevará durante toda su vida, y de la que ha jurado vengarse. Solo vive para capturar a Edora McKenzie y hacerle sufrir tanto como lo ha hecho él. Pero cuando rapte y lleve a la joven a la fortaleza Kinnon las cosas no serán tan fáciles ya que el mismísimo rey tomará cartas en el asunto.

Qué decir de esta novela que no hayáis dicho ya. He disfrutado con una verdadera novela histórica, la ambientación me ha gustado mucho. Los enfrentamientos entre los hombres del clan, la descripción de las fortalezas, las costumbres y lo que Edora va cambiando en la fortaleza Kinnon, y las relaciones escondidas que surgen a pesar de las prohibiciones me han parecido el decorado perfecto para esta novela.

Para mí el gran peso de la novela lo lleva Ronald, ese hombretón tan fuerte y furioso pero que no puede evitar la lujuria y otros sentimientos que lo invade cada vez que está cerca de esa mujer a la que querría odiar. Mención aparte se merece la tatarabuela de Ronald, el humor que hay en la novela es gracias a ella y es uno de esos personajes a los que se les coge cariño casi inmediatamente.

Solo ha habido dos cosas que no me han gustado tanto; una de ellas es que me hubiera gustado que el epílogo fuera algo más largo, me ha sabido a poco, además creo que Ronald espera demasiados meses para ir tras Edora. Pero bueno, eso no desmerece al resto de la novela.

Aunque para mí lo peor ha sido parte del comportamiento de Edora, me explico. No veo coherente que si ella es la jefe del clan, lucha con sus hombres y ha demostrado que es una mujer muy valiente, se pase más de media novela llorando o reprimiendo las ganas de llorar, además expresado con las mismas expresiones una y otra vez. Si hubiera sido una damisela virgen e inocente lo podría entender, pero en Edora me ha parecido un poco incoherente. Ese ha sido para mí lo único que ha deslucido a esta novela que tanto me ha gustado.
Como todas las demás espero la historia de Broderick que promete mucho.


Crítica realizada por Teresa

Clásica novela de highlanders, de clanes enfrentados, de batallas por el poder que, sin embargo, se hace distinta. Yo no sabría decir la causa, pero a mí me ha parecido estupenda, no la he encontrado fallos, me he metido de lleno en la historia y sus personajes son una delicia.

Edora es una heroína llena de coraje, pero a la vez llena de ternura hacia los suyos, a los que defiende a capa y espada y por los que se juega ya no solo la vida, sino una vida terrible teniendo que aceptar el matrimonio con el hombre al que más odia. Poco a poco la vemos ir cambiado, vemos cómo el clan al que cree enemigo le va robando el corazón hasta legar a un punto en que, de tener que posicionarse a uno u otro lado, no sabría en cuál hacerlo.

Me ha gustado, sobre todo, el no dejarse avasallar por los varones, ni incluso cuando se enamora locamente.

En cuanto al protagonista, Ronald, ¿qué puedo decir? Un hombre como pocos, un guerrero dominante que parece muy fiero pero que es un pedazo de pan mojado en leche. Valiente como pocos, capaz de sacrificarse por los que están bajo su mando y, eso sí, enamorado al final como un merluzo. Ah, y guapo hasta decir vale ya, por descontado.

Me he reído de verdad con las picias entre el uno y el otro, pero sobre todo con un personaje al que destaco efusivamente: Tamy, la bisabuela de Ronald. Menuda mujer de carácter. Bisabuela o no, a ella no le tose ni siquiera el más guerrero de los guerreros, ordena y manda, da collejas a su bisnieto y le pone las peras al cuarto. Un encanto de señora, de veras, con la que te tronchas. Es ese personaje que incita, ayuda, cabrea al temible Ronald pero, al mismo tiempo, consigue ganarse el cariño de todos.

Los episodios de pelea están estupendamente descritos. La personalidad de los protagonistas clara como el agua, sin trampas ni cartón ellos dos van a las claras y dejan ver tanto su odio, al principio, como su amor posterior.

Es curioso pero, a pesar de que las descripciones del castillo Kinnion no son demasiado explícitas, he tenido la sensación de que estaba allí, de que veía cada cosa y notaba el calor del fuego del hogar o subía por las escaleras.

Los malos, son muy malos, pero bien puestos.

Hay una cosa que no me ha gustado nada y es la muerte de... No lo digo, pero que conste que no me ha gustado. Seguro que estaréis de acuerdo conmigo.

Quiero la historia de Broderick y de la guapísima adivina rubia, que seguro resulta maravillosa.

Y quiero la historia de Marcus, me da la impresión de que puede dar mucho juego ese personaje.

Francamente, lo he pasado de cine leyendo esta novela.


Crítica realizada por Rociodc

Dos clanes enemigos desde hace años, se atacan mutuamente sin piedad,Los McKenzie y los Kinnon.

Edora McKenzie es la señora de los suyos desde que su padre murió, aunque su malvado y despiadado hermano Bernad la quiere quitar de ese lugar. Conspirando tras sus espaldas para hacerse con el poder.

En una de esas batallas, Edora pondrá sin saberlo un antes y un depués en su vida al marcar al Señor del clan enemigo, Ronald Kinnon. En un momento de cólera y venganza Edora lo humilla y marca su pecho con su inicial, para asi hacerlo llevar el nombre de su enemigo de por vida.

Ronald reclama su venganza días después, consigue hacerse con ella y llevarla a sus tierra, la humillará y la hará pagar bajo las miradas de los Kinnon, pero algö sucede en su interior, pues eso no será suficiente, y la retiene en su fortaleza.

Días despues reciben la visita del propio rey para poner orden, y para castigarlos a ambos, los une de por vida... Ahora ninguno de los dos sabrá cómo enfrentar sus vidas en comun, pues aparentemente se odian, aunque sienten algo más fuerte. Pero para ninguno será nada facil, vivir asi.

Es una preciosa historia, me la he leido de un tirón, y aunque no le sobra ni le faltan paginas, se me ha hecho corta.

Me han gustado los protagonistas, la ambientación es muy buena en detalles, pero sin ser demasido  pesado, y la trama está muy entretenida. Lo único que no me ha terminado de convencer es que a pesar de que el amor-odio que sienten el uno por el otro, da mucho juego y hace reir o ganas de llorar según qué momentos, me hubiera gustado ver más amor entre ellos, creo que Ronald, que me encnata, es damsiado agresivo y despiadado con ella, a ver entiendo que son enemigos, pero el amor puede con todo no?  Y Edora una mujer que al principio se describe como fuerte y segura, creo que en momentos le ha faltado más carcter.  Eso y el final es lo que me gustó un pco menos.

Po lo demás, la recomiendo totalmente, y más si os gusta hsitoria de Higlanders, estos luchan de una forma un tanto peculiar.

Mi valoracion 4/5.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |