Rowyn Oliver - Esperando una oportunidad - Be My Valentine

Valoración:

Crítica realizada por Katon

Desde que vio al vizconde, Elionor Wicoth no ha podido dejar de pensar en él, pues sabe que debajo del gesto huraño y su agrio carácter existe un hombre necesitado de cariño. Por eso en un impulso decide declararse el día de San Valentín.
Cuando Thomas Holt recibe aquellas deliciosas galletas y la extensa carta de una misteriosa mujer, se da cuenta de que hay alguien que ha sabido ver el corazón que oculta. Por eso se dedicará en cuerpo y alma a buscarla, aunque esta se haya arrepentido de enviar el presente y avergonzada decida esconderse de él.

Elionor se considera una solterona ya que a sus veinticuatro años sigue soltera. Lo que nadie sabe es que está enamorada de su vecino, el vizconde Thomas Holt. Thomas no había ido a Waterfall Manor hasta que murió su madre. Ninguno de sus progenitores le demostró en su infancia nada de cariño. Thomas es considerado un hombre huraño y demasiado serio, pero la realidad es que está muy solo. Hasta que el día de San Valentín recibe un paquete con unas galletas de chocolate y una nota que le describe de una forma muy acertada.

A partir de ese momento todos sus esfuerzos se centrarán en descubrir la identidad de la misteriosa admiradora. Sus pesquisas no le llevan a ningún lado hasta que se celebra una reunión social en casa de los Wicoth, y su tía Georgina desvela lo que obsesiona a su sobrino últimamente.

La escena en la que tanto su tía Georgina como el padre de Elionor se ríen abiertamente de él no me ha parecido muy lógica la verdad. Al fin y al cabo él es vizconde y los presentes se están burlando de él, y más si tenemos en cuenta que tiene fama de huraño. No sé, ese detalle me ha chirriado bastante. No contaré más del argumento para que lo descubráis por vosotras mismas y descubráis cómo superan los obstáculos que aparecen en su camino.

Es difícil de explicar lo que me ha parecido este relato, sí que me ha sorprendido la sensación de que algunas palabras se repetían con frecuencia.  En cuanto al protagonista masculino me ha extrañado que en algunos momentos le llamaran milord y en otros un simple señor Holt, cuando en realidad es vizconde.En cuanto a Elionor, puedo entender que dé clase a los niños, aunque al principio es un poco confuso que se diga simplemente que es maestra, pero lo que no he encontrado coherente es que haga galletas con forma de corazón, no creo que la madre la dejara ir libremente a la cocina a hornear galletas la verdad, no sé, a lo mejor es solo una apreciación mía, pero no me terminaba de encajar en la historia. Los personajes secundarios a pesar de su sencillez sí me han gustado.
Una historia muy sencilla de la que esperaba más, aun así no puedo decir que sea un mal relato, pero prefiero recordar a esta autora por La marca del guerrero.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |