Rossella Calabrò - Cincuenta sombras de Gregorio

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por Anasy

Gregorio es la antítesis del Grey de "50 sombras de Grey" que a tantas nos ha hecho suspirar. Gregorio no es apuesto, ni rico, ni misterioso; Tampoco tiene un lado oscuro excitante. No toca el piano, no regala coches y no nos ofrece experiencias inolvidables. ¿Quién es exactamente Gregorio?
Es el hombre que duerme a tu lado. El que ronca en la cama, se pasea por casa enfundado en una camiseta vieja y es un negado para detectar nuestras preocupaciones o para satisfacer nuestros deseos más íntimos. Gregorio es nuestro compañero-marido-amante, el alegre hombre corriente, plagado de defectos con el que nos encontramos cara a cara cuando dejamos de soñar con Grey. Imperfecto hasta decir basta, pero él tiene algo que nunca tendrá Grey: nos hace reír, nos divierte.

OPINIÓN :

Si os queréis reír, leer este libro. Con eso creo que hago una buena descripción de los os podéis encontrar si leéis esta historia, que por cierto no sabía muy bien como catalogar , pero como eso seguramente no convencería a muchas de leerlo, intentaré resumir un poco este libro y con un poco de suerte picará el gusanillo curioso de alguna lectora.

La autora, a la que agradezco este genial y simpático relato , hace una parodia del ya más que famoso Mr. Grey con su antítesis , Gregorio, el hombre de a pie, el que te puedes encontrar en cualquier esquina, el tipo normal y corriente que no es ningún fenómeno sexual, no es millonario ni te lleva en helicóptero, es el que te pone de los nervios, histérica, el que te dan ganas de matarlo pero el que también te hace reír, porque como todas sabemos, Mr. Grey no existe más que en las fantasías y sueños nocturnos de muchas mujeres, pero que no deja de ser eso, una fantasía, no la vida real.

Así la autora en un relato muy corto va desmenuzando las 50 sombras de Gregorio comparando algunas de las peculiaridades y escenas del libro de Grey, con nuestro Gregorio de a pie.

A Grey se le afila la mirada al entrar en un ascensor con su Anastasia, a Gregorio se le afila la mirada en las mismas circunstancias con su Lola, al verse las incipientes calvas en el espejo del ascensor. El Gregorio del libro no regala zapatos, pregunta "porquelechestienestantoszapatos" a voz en grito, Gregorio más que darle de comer a Lola le dice que se ha abandonado un poquito, su Lola no es una experta en las artes del sexo siendo virgen, Gregorio también tiene un cuarto rojo que hace gritar a su Lola, sobre todo cuando ve el cepillo de dientes con restos indescriptibles, el jabón de pastilla con pelos incrustados y la perenne taza del váter con la tapa levantada... Resumiendo, Cincuenta sombras de Gregorio echa por tierra a la gran mayoría de todos nuestros protagonistas que son excelentes e incansables amantes, que desenvuelven un condón con los dientes de manera sexy y precisa, que no se echan ningún tipo de ventosidad, que son educados y atentos , nos llenan de regalos y se adelantan a todas nuestras necesidades mucho antes de que nosotras sepamos que las necesitamos. Pero eso si, te ríes mucho viendo algunas de las escenas cotidianas que normalmente nos dan ganas de tirarnos de los pelos y nos hacen preguntarnos porque los aguantamos.

Un libro que te lees como mucho en un par de horas, con el que no paras de reír y que parodia de manera magistral al protagonista del momento, Grey. A mi me ha merecido la pena leerlo tan sólo por el buen rato que me ha hecho pasar.

Muy bueno.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |