Rose Gate - Si caigo en la tentación, que parezca un accidente

Valoración:

Crítica realizada por Patricia Bonet

La vida de Luz es de todo menos normal. Para empezar, vive en un pueblo que se llama Villapene, y ya solo por eso su vida parece de risa. Además, sus padres le pusieron de nombre Lucero del Alba, algo que odia, y su trabajo mientras era joven era ser Mamporrera. Con esa perspectiva de futuro, decide mudarse a Barcelona a casa de sus tíos y buscarse una vida mejor. Se lleva genial con su prima Jud, que es como si fuera su hermana, y no tiene problemas en trabajar de lo que sea.

Así es como termina teniendo tres trabajos. Uno por la mañana vendiendo seguros, otro por la tarde siendo profesora de yoga y ayudando a gente con ciertos tipos de «problemas sociales», y el último, por la noche, de teleoperadora en una línea erótica. No tiene tiempo para dormir, pero eso no importa cuando necesitas el dinero, básicamente, para vivir. Para vivir ella y su gato, Lucifer. Que, aunque es un demonio, ella lo adora.

Solo hay dos problemas en su vida; uno, que sigue siendo virgen, algo que la tiene bastante atormentada. El otro, que odia a su vecino de arriba. Se pasa el día tirándose a mujeres, haciendo demasiado ruido, y no puede dormir.

Por si eso fuera poco, ambos comienzan una guerra que parece no tener fin. Pero Luz no se va a dejar atormentar más. Tiene recursos suficientes para sacar a su vecino de quicio y, con la ayuda de su prima y sus amigos, va a conseguir que alguien rompa su «techo del amor» y dejar de ser virgen.

Así es como Carlos llega a su vida. Así es como comienza una atracción que no tiene límites. Así es como se desean y se odian a partes iguales. Así es como Carlos aparece siempre que más lo necesita. O que menos. Da igual. Siempre está. Así es como la vida de Luz comenzará a ser totalmente distinta. Una prima. Un gato. Unas amigas. Un ginecólogo. Una virgen. Un vecino que está pirado. Y risas. Muchas risas. Todos estos ingredientes son los que tiene esta primera historia de la autora Rose Gate. Luz es algo totalmente atípico, y las risas con ella están aseguradas. Y Carlos también tiene sus momentos. La verdad es que forman una pareja con mucha química y muy bien avenida. El único problema que le he encontrado al libro es que algunas veces se hace un poquito largo, pero se compensa con las situaciones tan disparatadas que suceden.

«Si caigo en la tentación, que parezca un accidente», es un libro con el que tienes las risas aseguradas y con el que, seguro, disfrutarás.

PATRICIA BONET

 

Crítica realizada por Maribel Moreno

No había tenido el gusto de conocer a esta autora y eso que en mis estanterías está la serie Speed al completo, aunque también te digo que ha sido terminarlo y empezar con Xánder de tanto que me ha gustado y lo mucho que me ha hecho disfrutar.

Lucero del Alba (Luz) es una joven de un pequeño pueblo de Lugo, Villapene, y el futuro que le esperaba allí no era demasiado alentador, así que a los dieciocho años decidió marchar a Barcelona con sus tíos. A sus veintitrés años y sin estudios en su haber, ha pasado por multitud de trabajos y bastante raros. Ahora mantiene tres, vende seguros de decesos, imparte clases de yoga y trabaja en una línea erótica por las noches, así puede permitirse pagar el alquiler de un piso después de independizarse.

Luz está obsesionada con conocer a un buen empotrador y perder su virginidad que, a su edad, ya le quema bastante. Un día comiendo en un restaurante con su prima Jud ve al hombre perfecto, Carlos, un policía buenorro, y Jud no dudará en darle el empujoncito necesario para conseguir una cita con él. Pero la vida de Luz no es sencilla precisamente, con un vecino tocanarices que no la deja descansar con sus citas de medianoche, un compañero que le tira los tejos, un cliente de la línea erótica que la confundirá bastante, y un admirador secreto. Pues ya veis con todo esto junto, la diversión está garantizada.

Luz es una joven que refleja la vida de muchas chicas de hoy en día, con multiempleo para poder pagarse un alquiler y poco más. Es una chica espontánea, que no tiene pelos en la lengua, aunque también tiene un montón de inseguridades, como que se ve del montón o tiene un mal tipo, cosa que solo está en su cabeza. Está obsesionada con perder la virginidad y busca alguien con quien hacerlo sin compromiso, aunque se cruza en su camino Carlos y pone su vida del revés.

Me he reído muchísimo con ella, con sus salidas, con la chispa y el peligro que tiene.

Carlos es policía, guapo, sexy, tiene a las mujeres que quiere, pero sin compromiso alguno, pues en ningún caso quiere perder su soltería. Pero un buen día se encuentra con Luz, una joven que en ocasiones parece bipolar, que lo vuelve loco, pero que con su buen humor,  su espontaneidad y que ilumina allá por donde va, no puede apartarse de ella.

Me ha encantado este personaje, que se pasa la mayor parte del tiempo metiendo la pata, que siempre está dispuesto a ayudar al que lo necesita, divertido y un poco cabroncete también.

Como secundarios hay un buen elenco y la verdad es que no tienen desperdicio alguno, desde la familia de Luz hasta sus compañeras de la línea erótica, o los compañeros de yoga, pero destacaría a su prima Jud, una chica encantadora pero también un rato liosa, con la que también me he reído un montón.

La pluma de la autora me ha gustado, es fluida, fresca, con unos diálogos muy, muy divertidos y unas situaciones hilarantes, me ha hecho reír a carcajadas.

La narración es en primera persona desde el punto de vista de los dos protagonistas, aunque mayormente por Luz.

“Si caigo en la tentación, que parezca un accidente”, es una historia fresca y muy divertida para desconectar, porque te hace reír a carcajadas, además tiene un punto de intriga que te mantiene enganchado a la lectura, y cuenta con unos personajes que se hacen querer desde un principio y que mantienen un constante tira y afloja, por no hablar de las pullas verbales y las trastadas que se hacen.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |