Rosanne Kohake - Ambrosía

2.0/10 rating 1 vote

Crítica realizada por Azalea

Una guerra tiene el poder de asolar todo lo que encuentra a su paso, no entiende de razas, procedencias, sexos ni ideologías. Una guerra es capaz de enfrentar y destruir familias, de dejar un inmenso vacío y teñir los horizontes de desesperanza y odio....

Y es en esta situación en la que se conocen Ambrosía Lanford y Drayton Rambert cuando ya no queda nada más que anhelo, frustración y rencor.

Ambrosía es una joven sureña que ha pasado gran parte de su existencia tratando de ser aceptada y amada por dos de los hombres más importantes de su vida, su padre, quien la ignoró tras su nacimiento y Ledger el muchacho que le robó el corazón cuando apenas tenía 14 años. Todos sus esfuerzos son infructuosos, porque jamás será el varón ansiado por su padre, y nunca tendrá la belleza suficiente para cautivar a Ledger. Debido a la reciente muerte de su madre debe volver a Heritage, la plantación familiar. La boda de su hermana y la guerra hacen que ésta sea una decisión sencilla. Cuando retorna a su hogar se encuentra con un panorama desalentador: los cultivos están muy deteriorados, al igual que el resto de la hacienda. Si bien entiende que la guerra de secesión impide su reconstrucción. A partir de este instante lo único importante es sobrevivir y cuidar de su gente, tratando de mantener lo que aun es suyo.

Un día cualquiera se presenta en su puerta un soldado yankee de cierto grado solicitando resguardo y manutención para cuidar de sus compañeros heridos en combaye. A pesar de la resistencia inicial no le queda más remedio que aceptar y contribuir en todo lo posible. Drayton Rambert no puede creer que esa belleza sureña muestre tanto temple en el socorro a los heridos, se muestra altiva pero colaboradora, no pestañea ni muestra signo alguno de desmayo.... Debido a los daños de su gente no le queda más remedio que estar allí unos días, recobrar fuerzas y partir de nuevo. Desgraciadamente la inesperada llegada de uno de los militares yankees más sanguinarios ralentizan el proceso encaminándolo por un camino sin retorno... Heritage es destruida y quemada dejando a Ambrosía y sus trabajadores en la total indigencia.

Ambrosía decide pedirle amparo a su hermana desplazándose de nuevo a Charleston, donde tras la finalización de la guerra decide ponerse a trabajar. Su trabajo no es sencillo, no obstante le aporta un bien tan escaso en épocas de posguerra como es el dinero. Le aporta la esperanza de volver a Heritage, de construirla de nuevo y con ello la ilusión de que todo volverá a ser como antes.... El azar, siempre tan caprichoso, pone de nuevo a Ambrosía y Drayton en el mismo camino, pero de forma muy diferente. Ella sólo quiere saldar una deuda, él sólo un poco de compañía...

Y aquí comienza la tumultuosa historia entre nuestros testarudos, orgullosos e inclementes protagonistas. Ambrosía acude a Drayton por motivos equivocados, huyendo de un sentimiento que le perfora el alma y Drayron cegado por la soledad la recibe con los brazos abiertos dando lugar a una circunstancia que les dejará marcados por el resto de sus vidas. Ambrosía odia todo lo que Drayton significa, el orgullo norteño, la victoria, la abundancia...y Drayton aborrece con todas sus fuerzas aquello que llegó a amar, a Ambrosía que tiempo atrás le hubiese dado el cielo ahora sólo quiere olvidarla, dejarla en su retina como un mal recuerdo, no como la herida abierta que sigue siendo.

Ambrosía es un libro duro que intenta reflejan cuan dañina es una guerra y cómo puede marcar a fuego a las personas, cegándolas, quitándoles la capacidad de discernir, cómo los desorienta haciendo de ellos meros autómatas. Kohake contextualiza a la perfección a los personajes, mediante ligeras pincelas y esbozos de su pasado nos permite entender el porqué de algunos de sus comportamientos y miedos. Nos muestra una realidad sin edulcorar deteniéndose en los pormenores de una guerra en que no hay bandos ni ganadores ni vencidos tan sólo circunstancias equivocadas.

Durante la primera parte del libro la guerra se hace con el papel principal de la historia, no se presenta como un telón de fondo, tiene una personalidad propia que determina de forma brutal de destino de los personajes.

Es una historia muy diferente, no hay una gran pasión de por medio, pero sí una gran incertidumbre, muchos silencios y desesperación. Ambrosía y Drayton se profesan fuertes sentimientos que desgraciadamente no son ni compatibles ni comprensibles para ambos en la mayor parte de la trama.

La llama es encendida por una necesidad, para cubrir el vacío de la soledad, si bien los argumentos que la mantiene nacen de odio y la lealtad.

La segunda parte del libro se presenta como un duelo de titanes, como una batalla sin ganador. Tras la guerra se ven abocados a compartir su vida, pero ninguno de ellos es feliz con esta situación, Drayton se aleja día y día y no es capaz de ver el cambio en Ambrosía, quien a su vez, vive una vida que no existe, es un espectro de lo que un día fue. Todo gira en torno del ideal perdido, de conseguir superarlo a cualquier precio, valiéndose de toda clase de actos para conseguirlo.

Ambrosía en un libro de gran intensidad, que describe magistralmente los sentimientos inherentes a una guerra, la enajenación de las personas y su desesperación. Me atrevería a decir que tanta veracidad y realismo unido al espítiritu revanchista de ambos conllevan a una historia algo deslucida y gris que roba protagonismo a la esencia del libro, es decir, el amor frustrado entre Ambrosía y Drayton. Pese a todo he disfrutado mucho de su lectura y de su profundidad, probablemente no vuelva a releerla porque no es un libro que deje indiferente.

-------------------------

Crítica realizada por Noabel

Sigo con mi periplo a través de la Guerra de Secesión Americana

La novela me ha parecido muy buena. Al principio noté ciertos paralelismos con otro libro de la Sra. Kohake, a saber, protagonista encantador y enamorado de una mujer encariñada de otro, matrimonio de rebote, distanciamientos difíciles de superar...con la diferencia de que aquí, cuando ella abre los ojos, él ya está cansado de ser paciente.

Me ha gustado. No es lo que se dice una novela cómoda ni sencilla. Describe una época convulsa, y la relación de los protas está llena de orgullo herido y rencores, a veces dan ganas de pedir un descanso de tanta tensión, pero es de este modo como el final se hace más delicioso.

Quizá me ha faltado que al final Ambrosia demostrara un poco más del coraje y la valentía que tiene al comienzo de la novela. Son las características que gustan al lector y enamoran a Drayton, y sin embargo, Ambrosia las va perdiendo por el camino. Debería haberlas usado para tratar de recuperar a su marido, en esos momentos su mansedumbre me descolocó un poco.

Nota: 3,5/5

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |