Rosamunde Pilcher - Tomillo silvestre

Valoración:

Crítica realizada por Teresa

Oliver Dubbs es un joven escritor egocéntrico e incapaz de pensar en nadie más que en sí mismo. Tuvo una novia, Victoria, a la que abandonó para casarse con otra chica de buena familia que estaba embarazada de él, pero el matrimonio no duró más que unos meses ante la imposibilidad de convivir con Oliver; además la chica fallece en un accidente y del niño recién nacido se hacen cargo sus padres. Dos años después de ese suceso, Oliver ha conseguido cierta fama con sus obras de teatro y un día, de casualidad, pasa por la casa de sus suegros y rapta a su hijito, Thomas, al que todavía no se había molestado en conocer.

Si algo hay que destacar de esta escritora es su narrativa tranquila, repleta de detalles. Para mí es una de las mejores describiendo los entornos en que se mueven sus historias, te hace ver los campos, oler las flores, disfrutar con los recodos de cada camino, soñar con el azul del cielo, en una palabra, enamorarte del paisaje.

En esta novela nos cuenta cómo es Victoria, una muchacha joven y algo tímida que trabaja y trata de continuar su vida tras el decalabro sufrido con el gran amor de su vida, Oliver. Oliver la dejó para casarse con otra mujer.

El protagonista, Oliver, es escritor y se nos presenta como un hombre frío, al que solo parece importarle su propia persona. Ha abandonado el amor de Victoria en aras de una ilusión que se quiebra al morir su esposa. Él ni siquiera se hace cargo de la criatura que han tenido, y deja que sean los abuelos quienes se encarguen de críar al niño. En principio, no encontramos en este hombre al héroe de novela al que estamos acostumbradas. Pero las cosas cambian, él recupera al niño y va a visitar a su antigua novia. Consigue convencerla para pasar unas vacaciones los tres juntos. Victoria, que sigue amándolo, accede.

A esta autora le gusta describir las tierras escocesas y en este libro nos lleva a Inverness. Las descripciones, como he dicho, son fascinantes, casi he vuelto a viajar a esa parte de Escocia de la mano de Rosamunde Pilcher.

Más que una novela romántica como las que conocemos, este libro nos habla de las personas, de su modo de ver las cosas, a veces de su falta de escrúpulos.

El personaje de Victoria es de los que se hacen querer aunque algunas veces me ha desesperado su amor latente y desinteresado por un hombre que no parece merecerla, que sigue siendo tan frío y desinterasado por todo, que se preocupa más de él que de los demás. Irradia sensibilidad hasta un punto exagerado, al menos para mí, pero está lleno de ternura hacia el pequeño hijo de Oliver y hacia él mismo, da todo sin pedir nada a cambio.

Por su parte, Oliver no es de los que se convierte en héroe ante nuestros ojos, no cambia, entra en momentos depresivos repletos de indiferencia hacia todos y te hace cabrearte a cada dos por tres. Estás esperando una vuelta de rosca, que vea la verdad de lo que tiene, el amor de Victoria.

Por supuesto no voy a contar en qué termina todo esto, pero sí tengo que decir que he disfrutado leyendo esta novela y vagando junto a los lagos escoceses como si hubiera hecho un viaje. Aunque solo sea por eso, ya merece la pena perderse entre estas páginas.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |