Robyn Carr - Un nuevo día

Valoración:

Crítica realizada por Mencía

No me gustan las novelas en las que él es pobretón, ni las que ella, encima, está en la misma situación. Tampoco aquellas en las que la chica ha estado enamorada de otro, ni las que él haya tenido una relación seria con otra mujer. Paso de que me cuenten tragedias, y mucho más si son de las que me pueden traer recuerdos dolorosos (para algunos temas soy excesivamente sentimental, qué le vamos hacer). Y aunque, últimamente, me cansan tantas escenitas subidas de tono, me gustan si están bien narradas. Americanadas las justas, que si no me producen urticaria. Ah y en actual me suele gustar la intriga. Después de esta exposición solo puedo decir que Un nuevo día es la antítesis perfecta a mis gustos y sin embargo me ha encantado. En mi modesta opinión es preciosa.

La trama es sencilla, es algo así como la historia de un reencuentro pero entre dos personas que apenas se llegaron a conocer.

Las razones que llevan a Marcie a buscar a Ian en un primer momento pueden parecer pueriles y vacuas, sin embargo, y aun sin llegarlas a entender del todo, la autora ha conseguido convencerme. Claro que la construcción de los protagonistas ha tenido mucho que ver.

Marcie e Ian son estupendos y los secundarios no se quedan atrás. No hay mayor intriga que la de ir descubriendo como son, su pasado, que sienten, y porqué reaccionan como lo hacen. Hay momentos para la ternura, pero también para esbozar una sonrisa o emocionarte profundamente.

Un nuevo día es una novela corta, sin más pretensión que la de narrar una hermosa historia de amor entre dos personas mutiladas anímicamente. Su lectura ha sido amena, emotiva, tierna y sugerente, pese a que lleve el aroma made in USA. Con lo que... si os apetece una novela con un pobre gruñón ermitaño y una buena y decidida chica, si os puede gustar una ambientación íntima en una cabaña prácticamente asilada, y creéis en las segundas oportunidades del amor, haceros con ella. Pienso que la podréis disfrutar tanto como yo.

 

Crítica realizada por Dougless

4º de la serie Virgin Rivers.

Marcie Sullivan ha perdido a Bobby, su marido. Se casarón muy jóvenes, al acabar el instituto y poco después él ingresó en el ejército y fue a la guerra. Pocos años después regresa herido y pasa los tres siguientes años en la cama de una hospital. Marcie le cuida hasta que muere pero algo le impide seguir su camino. Estaba preparada para quedarse viuda pero no consigue salir adelante.

Así que agarra el coche y un poco de dinero y va en busca de Ian Buchannan , el hombre que salvo a su marido en la explosión y al que Bobby quería e idolatraba. Ian solo había ido dos veces a verlo y no respondía a sus cartas, a través de las cuales Marcie ha sentido que le conocía. Bobby dejó unos cromos que Marcie quiere darle aunque en realidad es una excusa porque ella siente que hasta que no hable con él no podrá pasar pagina.

Quiere la casualidad que en su búsqueda se acerca mucho a Virgin Rivers. Al final le encuentra en una cabaña muy rustica en medio de las montañas y aunque al principio Ian no quiere hablara con ella, poco a poco se van entendiendo y aclarando las cosas.

Me ha gustado el libro, desde que empecé con el primero de la serie no he podido dejar de seguirlos. Jack, Mel y los demás no salen mucho, pero si la bastante para seguir sabiendo algo de ellos. La historia esta vez transcurre un poco mas alejada del pueblo pero el bar sigue siendo un punto de reunión y allí recaen de vez en cuando Ian y Marcie.

Al principio me costó entender los motivos de Marcie para querer encontrar a Ian, y las de él para vivir como un ermitaño pero la autora ha sabido darles una dulzura especial y hacer de esta historia tan sencilla algo muy especial.

Me ha hecho gracia la hermana de Marcie, creo que puede dar mucho juego, pero ya veremos por donde sigue Robyn en el siguiente libro.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |