Robyn Carr - Un lugar para amar

Valoración:

Crítica realizada por Tohko

John Middleton, «Predicador» para los amigos, estaba a punto de cerrar el bar donde trabajaba cuando entró una joven con un niño de tres años intentando protegerse de una fría noche de octubre. Como cualquier marine, Predicador sabía reconocer una situación de crisis nada más verla, y aquella mujer estaba cubierta de moratones. Inmediatamente deseó protegerla, castigar a quien le hubiera hecho aquello, pero supo también desde el primer momento que aquella necesidad de protegerla iba acompañada de otro sentimiento.

Paige Lassiter había conseguido despertar nuevos sentimientos en aquel gigante de buen corazón, sentimientos a los que hasta entonces jamás se había permitido dar rienda suelta. Pero cuando el ex marido de Paige apareció en Virgin River, Predicador supo que su propio futuro estaba en peligro. Y si había algo que había aprendido del lema de los marines, Semper Fidelis, siempre fieles, era que había cosas por las que merecía la pena luchar.

Segundo de la saga de Virgin River, este libro es incluso mejor que el anterior. John es un marine retirado que es una persona tímida, silenciosa, reservada. Debajo de esa apariencia imponente y dura se esconde un corazón noble. Como ex marine está acostumbrado a reconocer las crisis haya donde las hayas por eso cuando Paige llega al bar del pueblo con su hijo y ver rastros de moratones, no duda en ofrecerle un lugar en el que refugiarse de aquello que la aterra. Al principio podemos pensar que se trata tan solo de una buena obra por parte de un hombre al que apodan "predicador" pero nada más lejos de la realidad. Es una historia de amor en toda regla, creo que dos adjetivos que describen a este hombre son paciente y de corazón noble. En su vida ha visto muchos horrores, y su instinto siempre será de protección ante aquellos más débiles; jamás se le ocurría pegar a una mujer. No las ve como un ser débil pero se le debe guardar respeto, y se opone totalmente al abuso de la fuerza física ante una persona inocente como son una mujer y un niño pequeño. Paige despierta en él nobleza, ternura y afán de protección.

Paige es una mujer que tras sufrir el desengaño amoroso de su vida y huir de un marido que la maltrata no espera encontrarse con alguien como John. Le tiene miedo, pero a la vez se siente segura. Está decidida a huir de su marido y de su pasado, y al principio es una mujer con el carácter totalmente anulado, gracias a John descubre una nueva manera de luchar por su futuro de un futuro junto a su hijo y descubre que el amor es algo maravilloso y no enfermizo como hasta ahora se ha mostrado para ella. Descubre que lo que tuvo con su marido no era amor, que el amor es entregarse al otro, cuidarse mutuamente, protegerse y que puede ser algo muy hermoso que poder compartir con otra persona.

La historia de amor entre ambos es lenta pero segura. Ambos van con pies de plomo al principio, y ninguno llama por su nombre a lo que sienten; quizás por eso resulta una novela tan conmovedora y tierna.

En general la historia está magníficamente narrada, no quitaría absolutamente nada. Me ha parecido mejor incluso que la anterior. Esta novela incluso ya adelanta lo que nos encontraremos en siguientes novelas. Conocemos mejor a Mike Valenzuela un ex marine que ahora es policía de Los Angeles y que será el protagonista de la siguiente novela. También podemos observar como es la vida de Jack y Mel una vez casados, que sigue estando llena de pasión y delicadeza a partes iguales y vemos que le depara el futuro al joven Rick y al resto del pueblo.

Es una novela sencilla pero que deja un muy buen sabor de boca, sobre todo dulce y con ganas de leer la siguiente.


Crítica realizada por Dougless

 

Paige está huyendo de una vida dura y horrible cuando entra en el bar de Virgin River. Su hijo Cris tiene un poco de fiebre y hace una noche tormentosa por lo que necesita refugio. En cuanto entra por la puerta, John "Predicador" se da cuenta de que necesita ayuda, que está huyendo y además muy atemorizada.

Poco a poco se va adaptando a la vida tranquila del pueblo y a las maneras sosegadas de John.
Me ha gustado mucho este libro, trata un tema muy de actualidad y de una manera muy verídica, tanto a nivel del a victima como a nivel legal. Hay escenas muy duras que han hecho que se me caigan algunas lagrimas, tanto con los protagonistas como con otros personajes secundarios. Y es que si algo se puede destacar de esta novela el que no solo narra la historia de John y Paige, sino que seguimos en contacto y tienen bastante protagonismo Mel y Jack. Tambien aparece bastante Mike, el amigo de ellos el cual resulta herido y decide irse al pueblo a recuperarse , a descansar y a estar tranquilo y relajado.
Rick también pasa por una época difícil pero encuentra su camino en la vida.

Y en general nos muestra la vida en un entorno rural, la complicidad entre vecinos, las ganas de ayudar a todos y esa unidad que siempre sale cuando la situación se pone difícil.

John ha sido un gran descubrimiento, hombre fuerte y callado da la imagen de duro y hosco pero nada mas lejos de la realidad, es tierno y muy paciente y lo que le pasa es que es timido y tiene que pensarlo todo bien antes de actuar. Nunca ha estado enamorado y es todo un descubrimiento para él lo que Paige la hace sentir. Con su apoyo y cariño Paige va poco a poco saliendo de ese caparazón donde se escondia y va cogiendo fuerzas para luchar por su libertad y por la de su hijo y todo gracias a la seguridad que siente estando con John y en Virgin River.

Me ha gustado mucho y estoy deseando seguir leyendo sobre esta gran familia, parece que ahora la historia es la de Mike, un gran mujeriego.


Crítica realizada por Crishi

No soy mucho de series, llega un momento en que pierdo interés porque me parecen más de lo mismo, incluso los temas que abordan me resultan familiares a otras series distintas. No obstante, decidí continuar con el segundo de esta saga porque admito que el primero me gustó bastante.

Un lugar para amar continúa contándonos la vida de Mel y Jack pero la historia se dilata en otras historias secundarias.

Yo pensé que en este libro la historia central, la de Predicador y Paige, iba a adquirir una mayor relevancia, que ellos iban a ser los verdaderos protagonistas, y, aunque la relación es dura a la par que preciosa, se me ha quedado en un segundo plano. Suponiendo que sería la historia por antonomasia de este libro, hay veces que la he echado de menos, bueno, al fin y al cabo es una historia coral, y eso hay que tenerlo en cuenta.

De todas formas es un libro que me ha gustado, en él hay un fuerte componente protector y de colaboración por parte de los habitantes de esa pequeña comunidad que infunde afecto al que lo lee porque, claro, la narración transmite dulzura a raudales. Además, ya se deja sentir la historia de Mike y Brie, y la de Ricky y Lizz, que tienen su libro mucho más adelante.

A destacar, el amor en todas sus formas (de pareja, de amistad, de padres e hijos...) y la sencillez o naturalidad en que evoluciona; tan humano, tan falto de "fajas" que se hace creíble desde un principio.

Sinceramente, si continuase leyendo esta saga sería por lo que acabo de comentar y no porque me atraigan las vidas del resto de personajes que la componen.

La califico de Bueno Alto.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |