Robyn Carr - Un lugar en el valle

Valoración:

Crítica realizada por Mencía

Bienvenidos a Grace Valley, California, donde la voz de la sangre se dejaba oír con más fuerza, los lazos entre personas eran más sólidos y el amor más dulce.

Quienes visitaban el pueblo solían alabar su tranquilidad y su belleza, cosas que Grace Valley poseía en abundancia. Puertas abiertas, porches a la entrada de las casas y tartas enfriándose en las ventanas: vida campestre en estado puro. Pero quienes estaban de paso no siempre veían lo que se ocultaba en el corazón del pueblo. O más allá de él.

June Hudson se crió en Grace Valley: era la hija del médico del pueblo. Se marchó únicamente para estudiar medicina y regresó para seguir los pasos de su padre. Algunos dirían que eligió el camino más cómodo y fácil, pero June sabía que no era así.

Para ella, la sala de urgencias estaba allí donde se la necesitara, o allí donde la abordara un paciente. Siempre estaba de guardia, vivía volcada en su trabajo y el pueblo entero era su familia. Lo cual era una suerte, porque en Grace Valley lo normal era que una chica conociera a su futuro marido estando aún en el colegio. Grace Valley no era el mejor lugar para conocer a solteros apetecibles... hasta que un agente antidroga comenzó a aparecer en los momentos más insospechados.

En el valle todo el mundo tenía secretos. Ahora, June también tenía el suyo

Me gusta esta autora, me gustan sus personajes tan reales y cercanos, el optimismo que, a pesar de todo, destilan sus obras, me gusta como crea una ambientación rica no por sus grandes descripciones, si no a través de pequeños detalles. En sus obras implica a toda la comunidad que rodea a los protagonistas y consigue de alguna forma que entres a formar parte de ella. Un lugar en el Valle es así y ciertamente es una lectura de lo más entretenida, pero entre tantos personajes y subtramas, la historia de amor queda diluida, por lo que es más que en una novela romántica es una costumbrista. De hecho el encuentro de los protagonistas ocurre bien avanzada la novela y se reduce a unas pocas escenas, que a mí, particularmente, tampoco me han hecho comprender el porqué de ese amor, ni me ha terminado de satisfacer el futuro inmediato que les aguarda.

Grace Valley es una pequeña comunidad que acabaremos por conocer a través de sus personajes: el predicador que engaña a sus mujer con sus feligresas, la tía de la protagonista un tanto excéntrica que es una escritora de éxito de novelas de misterio, la familia que sufre con un padre maltratador, un matrimonio entre casi adolescentes que esperan su primer hijo, un excombatiente del Vietman y su mujer, con la cara destrozada por un accidente, que viven en las montañas con sus hijos, la enfermera, la recepcionista, el atractivo médico nuevo con su esposa y su pequeña hija, el padre, el amigo del padre, el juez, el jefe de policía indio y por supuesto June. Una mujer que cerca de la cuarentena ve como su posibilidad de ser madre se complica, aunque sea feliz con su trabajo a tiempo completo. Con ella viviremos el día a día de este pueblo, conoceremos a sus gentes y disfrutaremos de la esperanza, que imprime la autora en todas sus obras, a pesar de que las realidades que nos presenta sean, en muchos casos, tan reales como crudas. Poco os puedo hablar de su protagonista masculino ya que apenas aparece y en cuanto a la relación amorosa casi aun menos. Un lugar en el valle más que la historia de un amor es la historia de un pueblo y poco se puede contar de su relación sin desvelarlo todo, hasta el broche final lo constituye la boda de una pareja de secundarios, digamos que, un tanto atípica. Un lugar en el valle puede ser una obra de lo entrañable y emotiva, y muy entretenida, pero ¿romántica? Romántica, en mi modesta opinión, no, aunque contenga historias de amor.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |