Robyn Carr - A la orilla del río

Valoración:

Crítica realizada por Katon

Los habitantes del tranquilo pueblo de Grace Valley eran como una gran familia... y a todos les encantaba meterse en los asuntos ajenos. June Hudson, la doctora del pueblo, era una mujer generosa y competente que sabía que iba a tener que dar algunas explicaciones. La gente empezaba a notar lo radiante que estaba, y también su incipiente barriguita; por suerte, el agente de la DEA Jim Post había regresado a sus brazos de forma definitiva.
Se había retirado después de pasar muchos años dedicado a misiones encubiertas, y estaba listo para empezar una nueva vida en Grace Valley. Esperar lo inesperado era una forma de vida en Grace Valley, y la comunidad era un hervidero de cotilleos. ¿Quién era el pretendiente secreto que había estado ocultando Myrna, la tía de June? Al predicador del pueblo le gustaba jugar al póquer, ¿tendría demasiados ases en la manga? Pero cuando peligros, tanto humanos como de la naturaleza amenazaron a June y al pueblo, la comunidad se unió y demostró de lo que era capaz. Y fue entonces cuando Jim descubrió el verdadero significado de la felicidad en Grace Valley: como en casa no se estaba en ningún sitio.

He tardado varios días en empezar esta crítica, no estaba segura de cómo enfocarlo. En mi opinión no es un libro de novela romántica, no hay una historia de amor que sea el eje central de la novela, ni siquiera el secundario. Creo que se podría resumir en cómo dos personas que casi no se conocen y que van a ser padres acaban dándose cuenta que se aman (pero repito que yo no he visto amor por ningún sitio). Aunque es la tercera y última parte de una trilogía se puede leer por separado, pero, sí es cierto que te cuenta en líneas generales el argumento de los libros anteriores. A ver si me explico.

June es médico en una pequeña ciudad del norte de California, en Grace Valley todos se conocen y lo saben todo del vecino, pero June guarda un secreto, aunque no por mucho tiempo. Está embarazada y su novio se ha instalado con ella para empezar una relación de una manera algo más tradicional. Jim era un agente encubierto de la DEA, conoció a June mientras investigaba las plantaciones ilegales de marihuana, su relación ha sido algo intermitente debido al trabajo de Jim en la agencia. Una vez retirado del cuerpo se ha trasladado a Grace Valley para vivir con June. No sé si la historia de amor se tratará en los libros anteriores pero aquí me ha parecido más una continuación y sin ningún tipo de pasión por parte de ambos. No es que haya encontrado fríos a los personajes pero tampoco he visto cómo se enamoraban o el inicio de una vida en común. Ha sido mucho más suave, como una pareja que lleva mucho tiempo junta, aunque no es así en este caso, la pasión del principio ha desaparecido por completo.

Es mucho más importante la relación entre los habitantes del pueblo entre sí, cómo todos apoyan al párroco ludópata, el descubrimiento del amante de la tía de June, Myrna, una escritora de novelas de misterio y que tiene ochenta y cuatro años, la aparición en el municipio de una familia con pocos recursos y cuyo padre, que apesta a marihuana, dará más de un problema. Como digo me ha parecido más una novela costumbrista que romántica en sí, aunque la relación de June y Jim está presente no he sentido ningún tipo de chispa entre ellos, además el día a día de sus vidas es de lo más normal. Ella atiende constantemente a pacientes y él tiene que buscarse una nueva ocupación. Poco más se puede decir del argumento, excepto que habrá un momento en que todos los habitantes del pueblo tengan que apoyarse para evitar una catástrofe.

En cuanto a los personajes, solo June me ha parecido que destaca un poco por encima de los demás. Del personaje de Jim se podría haber sacado mucho más partido, me ha parecido un desperdicio de personaje, aspiraba a mucho más. Al principio nos presenta a casi todos los personajes que interactúan en la historia, reconozco que a veces tenía que volver a atrás para asegurarme que estaba leyendo sobre el policía, o sobre el dueño de la cafetería, supongo que si hubiera leído los libros anteriores esto no me habría pasado.

La trama de la historia me ha parecido bastante floja, no ha llegado a ser aburrida pero tampoco me ha enganchado en ningún momento. Y por mucho que haya sido escrita por Robyn Carr, como ya he comentado anteriormente, en mi opinión no es una novela romántica.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |