Richelle Mead - Cantos de súcubo

Valoración:

Crítica realizada por anarion

Nuestra protagonista es Georgina Kincaid, un súcubo patético...o sea: Súcubo (n.): Demonio seductor, capaz de cambiar de forma, que tienta y proporciona placeres a los mortales del sexo masculino. Patético (adj.): Súcubo con unos zapatos estupendos y ninguna vida social.

Cuando se trata de trabajos infernales, ser un súcubo parece de lo más glamoroso. Una chica súcubo puede ser todo lo que se le antoje, su armario daría envidia a cualquiera y los hombres mortales harían lo que fuese por un simple roce suyo, aunque el precio a pagar... a menudo sea su alma. Pero la vida de Georgina Kincaid, residente en Seattle, dista de ser tan exótica. Su jefe es un demonio de nivel de mando intermedio enganchado a las películas de John Cusack. Sus mejores amigos inmortales no dejan de tomarle el pelo a propósito de aquella vez que asumió la forma de la Diosa de los Demonios, látigo y alas incluidas. Y lo peor: no puede tener una cita decente sin que el chico sufra graves consecuencias...

Al menos cuenta con su trabajo diario en una librería de la localidad: libros gratis, todo el café con chocolate blanco que quiera y fácil acceso al atractivo autor de best-sellers Seth Mortensen, alias Aquel Que Daría Cualquier Cosa por Tocar pero No Puede. Pero soñar con Seth deberá esperar. Algo turbio se trama en la escena demoníaca underground de Seattle. Y para variar, ni sus encantos ni sus frases lapidarias servirán de nada, pues Georgina está a punto de descubrir que hay algunas criaturas ahí fuera que no encajan ni en el cielo ni en el infierno...

Qué puedo decir de este libro...

Pues que está bien, es entretenido, a veces te ríes, pero poco más. ¿Por qué poco más? Porque me pasé desde la primera página a la última intentando encontrar la historia de amor y cuando ya creía que más o menos tenía claro por donde iban los tiros, ¡zas! vuelta de tuerca y adiós a mi teoría.

El libro es un libro que está muy bien escrito, no se hace nada pesado y tiene una historia muy bien hilvanada. Eso sí, quién haya escrito la sinopsis de ahí arriba, no se ha leído el libro, y si lo ha hecho, pues ha reseñado cosas triviales que no tienen mayor importancia en la trama.

Georgina, es cierto, que se pirra por la cafeína, los mocas para se más exactos, es cierto que tiene un jefe que se parece a John Cusack y también es cierto que se muere por lo libros de Seth Mortensen, pero hasta ahí. Seth es tan tímido y abstraido en persona que ella prefiere no tener que tratar mucho con él. Eso sí, el tío por e-mail, es un cachondo (me pregunto yo a quién me recuerda...). Por quién de verdad se derrite Georgina es por Roman, un tipo atractivo, divertido y que sabe llevarse a la señorita Kincaid a su terreno. Cuando está con Roman parece que su cerebro se aturulla y acaba haciendo cosas que en un principio se las ha marcado como tabú.

El problema es que Georgina, necesidades de súcubo aparte, se muere por un polvo y por lo visto tanto da quien sea el que se le ponga por delante. Yo francamente, no leo libros románticos para esto, se me va todo el atractivo de la historia por el desagüe. No os cuento más, porque si os apetece leerlo, es mejor, que lo hagáis sin conocer todos los detalles.

Como he dicho, el libro está bien, pero no si lo que buscas es leer una historia de amor. Este libro es un chick-lit paranormal. Así que a las que os gusten ambos géneros estaréis encantadas.

Mi nota es de 2,5 sobre 5. Porque NO ES UN LIBRO ROMÁNTICO, en mi humilde opinión.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |