Richard Paul Evans - La última promesa

Valoración:

Crítica realizada por Mariam

Un italiano le robó el corazón...

Su nombre había sido Ellen, hasta que un irresistible italiano conquistó su corazón y la bautizó Eliana. Sin embargo, ese ensueño mediterráneo pronto se convirtió en pesadilla. Confinada a los bellos pasajes de su villa en la Toscana, Eliana sólo piensa en escapar de un marido ausente y mentiroso, de una vida vacía y lúgubre. Sólo la existencia de su pequeño Alessio, un niño frágil y enfermizo al que dedica todas sus energías, y su mayor pasión, la pintura, alegran sus días solitarios. Hasta que, de pronto, un vecino de evasivo pasado irrumpe en su vida y rescata todo aquello que había permanecido dormido durante tanto tiempo.

... Un americano le enseñará a amar de nuevo.

Ross Story ha pasado casi un año vagando por Italia en busca de un lugar en el que empezar de nuevo. Y parece que, por fin, lo ha encontrado. Florencia, con todo su esplendor, le abre sus puertas invitándole a olvidar dolorosos recuerdos y brindándole una bonita amistad con Eliana, con la que comparte su afición por el arte y la belleza. Pero todos los corazones albergan secretos, y cuando la amistad se convierte en una atracción irremediable, Ross tendrá que luchar para evitar que, de nuevo, su alma se vuelva a romper en mil pedazos.

Tenía esta novela en la estantería desde hace mucho tiempo. En su momento me llamó la atención por varios motivos. En primer lugar la portada. Sí, se que es un poco frívolo, pero así fue. Y en segundo lugar, por la sinopsis. El que estuviera ambientada en Italia me atraía poderosamente, pese a que no son muchas las novelas que he leído que transcurran en el país transalpino. Pero lo cierto es que cuando una novela, ya sea contemporánea o histórica, que se sitúa en esta región o cuenta su historia quiero leerla.

La última promesa está catalogada como una novela sentimental. Si bien cuenta una bonita historia de amor, estoy de acuerdo en que así sea, pues difiere del tipo de libros que leemos como romántica contemporánea. No obstante, creo que cuenta una preciosa historia de amor y de valor.

Como creo que la sinopsis ya refleja muy bien -no creo que pudiera expresarlo mejor- de qué trata, me centraré en qué me ha parecido.

Para empezar diré que la sensación que me ha dejado la lectura es que la historia está, en ocasiones, más enfocada desde el punto de vista masculino, en este caso el de Ross.

Pero comenzaré por el principio. El libro comienza cuando una atractiva mujer entabla conversación con un escritor -inferimos que se trata del propio Richard Paul Evans- y al saber a que se dedica le cuenta su historia.

Y así da comienzo el libro, un libro que cada capítulo está encabezado por un refrán italiano y una cita del diario de Ross Story.

El libro nos cuenta la historia de esa mujer. Conocemos cómo es la vida de Eliana en la Toscana o como era antes de que se la cuente al escritor.

Vive en una antigua y preciosa villa, está casada con un italiana y tiene un hijo de ocho años, Alessio. Eliana es americana, su verdadero nombre es Ellen, pero Maurizio la llama Eliana y desde que se casó con él dejó de ser Ellen para ser simplemente Eliana.

Vive bastante recluida porque la región en que se encuentra la villa está bastante apartada. Su marido siempre está ausente a causa del trabajo y, también, por sus continuas infidelidades. Eliana vive dedicada al cuidado de Alessio, que sufre un asma muy grave, y a su otra pasión, la pintura.

Pero un día aparece un americano en la villa y alquila un pequeño apartamento de su cuñada Anna. Su nombre es Ross Story, es un hombre un poco misterioso, al que no le gusta hablar de su pasado. Pero enseguida conectan, pues son varias las cosas que los unen: no sólo su nacionalidad sino la pasión por el arte. Poco a poco la amistad va floreciendo y dando paso a otros sentimientos.

Obviamente llegados a este punto no voy a contar nada más.

Antes he comentado que la sensación que me daba la novela es la de estar enfocada desde el punto de vista masculino. Bien, debo aclarar algo. No es que los sentimientos o pensamientos de Eliana no se describan, al contrario, pero también se describen los de Ross y es en él, a menudo, sobre el que recae la atención del libro. En ocasiones se nos describe más su día a día que el de Eliana y es a través suyo que nos adentramos en la historia: qué siente por Eliana desde la primera vez que la ve, como es su día a día, qué piensa y qué desea.

A menudo en las novelas románticas, creo que nos encontramos con historias que se cuentan más desde el punto de vista de la heroína y aunque también se nos habla de ellos, es como si la viviéramos a través de ella. En este caso creo que va alternando. Durante gran parte del libro lo vivimos en piel de Ross pero algunos capítulos es a través de Eliana.

Me ha sorprendido muy gratamente. Es la primera novela que leo de Richard Paul Evans. Me gustado su estilo, su narración elegante e impecable; me ha gustado la sensibilidad que refleja en sus páginas. Sí, es una novela diferente, pero no creo que peor. Sólo eso, diferente.

Otra de las razones por las que me ha sorprendido La última promesa es que, a priori, si lees la sinopsis, tal vez, puedas suponer que estás ante una historia muy dramática. Es cierto que Eliana es una mujer con muchas carencias, con una vida difícil. Tiene un marido ausente y machista, infiel y desconsiderado; y un hijo que sufre continuos -y en ocasiones graves- ataques de asma.

Pero el día a día nos habla de una mujer que no se lamenta a cada momento. Sí, sufre pero sigue con su vida, lucha y reza. Es una mujer muy religiosa, en parte porque en ella ha encontrado consuelo ante la enfermedad de Alessio. En cualquier caso no he sentido en ningún momento que sea una mujer débil, sino más bien resignada. No tiene más alicientes. O no los tenía...

Me ha gustado como describe el choque entre las tradiciones italianas, mentalidad y costumbres, con las americanas. Eliana aún siendo americana ha tomado muchos rasgos italianos. Pero lo cierto es que es una mujer que desde el momento en que se casó con Maurizio "enterró" a la joven americana Ellen.

El personaje de Ross me ha gustado porque es un hombre con un pasado duro, sin embargo no lo deja ver en ningún momento, ni actúa como un hombre atormentado. Al contrario. Lo cierto es que del personaje de Ross prefiero desgranar poco porque lo bonito de la historia es ir conociéndolo en la lectura.

Ha sido gratificante leer una historia que aun partiendo de situaciones y problemáticas difíciles, se aborda con optimismo y con esperanza.

En fin, que La última promesa me ha parecido una historia muy bonita, sencilla y romántica que, a través de sus páginas, te traslada a los viñedos de la Toscana y a las calles y lugares más emblemáticos de Florencia. Reconozco que no suelo leer muchas novelas sentimentales, pero ésta, me ha calado y por eso, sin duda, la recomiendo.

 


 

Crítica realizada por Sara

Muchas veces me he preguntado , el porqué el 90% de mis libros estan escritos por mujeres. Hace tiempo que lo descubrí arreglando las estanterias abarrotadas. No me habia dado cuenta hasta entonces , que aunque no fueran romanticos , muchos de mis libros estaban escritos por mujeres.

Y cuando leo a R. Evans, , Marc Levy, ó Nicolas Sparks, estos tres autores que me encantan, echo en falta ese toque que solo una mujer puede dar a una historia donde haya amor.

La ultima promesa lo he valorado como muy bueno. Pero desde luego he seguido notando a través de todo el libro que quien me hablaba era un hombre.

La historia me ha parecido tierna, y otras veces tenia un nudo en las tripas al ver el caracter machista , retrogrado de muchos hombres latinos. Claustrofobica, porque Elliana, no tenia escapatoria posible , y aun estando en un castello, vivia prisionera de sus circunstancias, y amenazada con la separacion de su hijo al que dedicaba toda su vida. Resignada a vivir su vida de esa manera, porque cuando a una persona la despojan de su valia, se siente menospreciada, y le han quitado todos sus sueños e ilusiones que un dia tuvo, no vé salida posible estando dentro de un pozo.

La historia de Ross, no pudo haber sido más terrible, y es cuando llegan a encontrarse y conocerse poco a poco , cuando vuelven a surgir esperanzas para los dos. Dos almas que se necesitan mutuamente para curarse uno al otro todas las heridas.

Un libro sentimental que te deja con una sonrisa en los labios.


Crítica realizada por Crishi

 

Estupenda puesta en escena modelada a través de los paisajes italianos, el arte y sus gentes para una hermosa pero difícil historia de amor sobre el poder y la valentía de cambiar lo que queremos, de aprovechar las oportunidades que nos ofrece la vida aún corriendo el riesgo de ser inviables.

Es una historia en la que enamorarse es un sentimiento que se encuentra en mitad de la nada a modo de regalo y que, si se abre, en su interior está la esperanza de encontrar el amor cuando la ternura y la autoestima han sido anuladas por el menosprecio, la indiferencia y la doble moral, en el caso de Eliana.

Eliana es una mujer muy bella que posee unas firmes convicciones religiosas. Presionada y avocada a una vida aislada por culpa de un marido cavernario, Eliana, sin más pretensiones que ver pasar la vida a través de su paleta, cuida a su hijo asmático, un niño que sufre la carencia de un padre más preocupado por su negocio que de sembrar afectos. Sin embargo, Eliana tiene el inestimable apoyo de su cuñada Anna, una de esas secundarias a las que erigirías una estatua ya que siempre están en las historias para hacerlas más agradables.

Ross es un hombre atractivo, amable, cariñoso y comprensivo hasta que la indignidad y los convencimientos son cuestionables, entonces ahí está el Ross emocionalmente fuerte, el encargado de estimular los pensamientos de Eliana mas siempre al margen de sus decisiones porque, al fin y al cabo, es ella la que ha de romper el cascarón para mejorar su vida aunque implique la posibilidad de una traumática renuncia.

Para Ross, su estancia en Italia supone la huida de un pasado doloroso, la búsqueda de una paz interior y la sorprendente revelación de un fuerte sentimiento desterrado de su corazón. Ross es para Eliana la pieza clave a la insatisfacción de esta, pero en el fondo ambos se complementan puesto que la necesidad es mutua y su amor verdadero.

Y por último está Maurizio, el marido represor, infiel y dominante (de los de para mi lo ancho y para ti lo estrecho, no estoy segura pero creo que a esto se le llama la Ley del Embudo), un personaje odioso hasta decir basta. ¿Se puede ser tan dañino? La verdad es que no merece la pena ni nombrarlo pero así me desahogo. ¡Vaya un tipejo! De tan odioso al final su actitud me ha resultado difícil de creer pero, bueno, al menos el desenlace me ha dejado satisfecha.

No me acordaba que tenía este libro pendiente de leer pero es que son tantos que no es de extrañar mi olvido. Siempre buscando historias emocionantes y no me daba cuenta de que una de ellas la tenía delante de mis narices desde hace tanto tiempo.

De lectura ágil y sencilla, La última promesa es una historia que produce sentimientos encontrados por su contenido, las circunstancias de los protagonistas son tan conmovedoras que se cuelan en los huesos cuando sus voluntades dan lugar a situaciones con las que mantenerte pegada como una lapa hasta el final de la historia. No me interesan los epílogos cuando solo sirven para endulzar una historia ya resuelta pero, en este caso, el epílogo es fundamental para que la novela se resuelva de manera conveniente y te deje un maravilloso sabor de boca.

Valoración personal: 9/10

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |