Richard Paul Evans - El Don

Valoración:

Crítica realizada por Patufet

Nathan Hurst detestaba la Navidad. Para el resto del mundo era un día de alegría y celebración; pero a él sólo le servía para recordar el terrible acontecimiento que había destruido su niñez. Hasta que una tormenta de nieve, la cancelación de un vuelo y un encuentro inesperado con una joven madre y su hijo, un niño con un don muy especial, le demostrarían que la Navidad es, en efecto, la época de los milagros.

Nathan sufre desde los ocho años el síndrome de Tourette, tics nerviosos que le hacen mover el cuerpo o emitir sonidos involuntariamente, fué a partir de la Navidad en que en su familia ocurrió una desgracia y la destruyó por completo. Trabaja en una empresa de música y se dedica a investigar a los empleados que hurtan en las tiendas, por lo que viaja constantemente.

De regreso de uno de sus viajes , se encuentra que han cancelado los vuelos a causa de una tormenta de nieve, allí conoce a Addison que va con sus dos hijos , Lizzy de cinco años y Collin que tiene nueve y está obviamente enfermo. En vista de que tienen que esperar hasta el día siguiente para salir , les propone que pasen la noche en la suite del hotel que ha reservado para él .

Collin está recibiendo tratamiento de quimioterapia , pero además tiene una dolencia cardiaca de la que le tuvieron que operar, en la operación dejó de respirar durante seis minutos y cuando volvió poseía un don.

No se puede explicar mucho mas sin revelar la historia, simplemente decir que es un libro que trata sobre los milagros , sobre la fe, sobre el poder del amor, la generosidad y también como no, sobre el egoísmo de algunas personas.

Los personajes me encantan, Nathan que lleva sobre sus espaldas la culpabilidad de lo que ocurrió en su familia , Addison , una madre que vive para sus hijos y que los antepone a cualquier cosa, Lizzi , una niña inquieta y revoltosa que adora a su hermano y Collin que es sinónimo de generosidad, que aunque sabe que cada vez que ayuda a alguien se debilita , no duda en hacerlo.

Es una preciosa historia, tierna y muy emotiva , de esas que gusta releer de vez en cuando.

Me he quedado con una frase que le dice Addison a Nathan "No hay dolor tan grande que no cure el amor".

Mi valoración Muy buena

---------------------

Crítica realizada por Anasy

Gracias a la crítica de "Patufet" supe de este libro que entre la sinopsis y la excelente crítica me llamaba poderosamente a pesar de que no había leído nada del autor. No me ha defraudado para nada, más bien lo contrario, me encontré más de lo que esperaba de esta historia agridulce que no olvidas fácilmente.

El libro está contado sobre todo en primera persona por Nathan Hurst con algunas partes en tercera persona, desde el principio sabes como va a terminar, pero al mismo tiempo te atrapa en esta preciosa historia que se trata sobre todo del amor incondicional de las personas por las gente que quieren.

Nathan padece el síndrome de Tourette, sufre tics incontrolables que han marcado su vida desde que aparecieron cuando tenía 8 años y después de la tragedia que cambiaría su vida para siempre. Tiene un buen trabajo, y una secretaria que es una combinación de madre y mejor amiga, pero a parte de eso, es una persona solitaria.

Poco antes de Acción de Gracias y con una laringitis horrible, se queda tirado en el aeropuerto por la cancelación de su vuelo, lo mismo que le sucede a Addison y a sus dos hijos, Collin y Elizabeth. Es evidente que Collin está gravemente enfermo, y Nathan les ofrece compartir su habitación en el hotel del aeropuerto para que no pasen la noche tirados en la sala de espera.

Ese acto de generosidad será compensado de manera inesperada cuando Collin lo toca y tanto su laringitis con el Tourette, se curan.

Algo insólito e inexplicable es el Don que tiene Collin, que puede curar a los demás, pero no a si mismo.

Nathan y Addison empiezan a verse y salir juntos, pero aunque Nathan si sabe guardar el gran secreto de Collin, otros no son tan fiables y antes de Navidad el Don de Collin será del dominio público.

Este libro es muy emotivo, pasando del egoísmo del que es capaz la mayoría de la gente hasta el amor incondicional de las personas. Nathan tiene sus traumas que superará con un poco de ayuda, conocer a Addison no sólo le vale la cura de sus enfermedades, sino la cura de su corazón, porque encuentra en esas tres personas una familia y el amor para toda la vida.

Una historia que se lee rápido porque atrapa desde la primera página, que no decae en ningún momento a pesar de que es una narración pausada. Collin es sin duda un personaje entrañable que emociona y enternece, lo mismo que el amor de su hermana Elizabeth por él, pero también hay personajes horrendos como el padre de los dos niños.

Un libro muy bueno, que a pesar de sus momentos tristes, es también muy dulce. Me quedo con la frase del principio "No hay dolor tan grande que no pueda curar el amor".

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |