Renee Bernard - El placer de una dama

Valoración:

Crítica realizada por Mencía

A la señorita Everett siempre la han visto como una criatura tímida y dócil, pero por una noche, Merriam la ratoncita se convierte en una seductora que disfruta desenfrenadamente con el arrogante conde que una vez la menospreció, para después dejarle abrasado por la lujuria. Un buen plan ¡si no fuera porque ha seducido al granuja equivocado!

Drake Sotherton se marchó de Inglaterra por oscuras razones y ahora ha vuelto para vengarse de Julian Clay, el hombre que cree que mató a su mujer.

Convencido de que la belleza enmascarada que le sedujo es un títere de Julian, Drake la sigue y le propone que sean amantes durante una temporada. Cada deseo libidinoso, cada anhelo secreto será explorado... y satisfecho.

El placer de una dama es una novela corta, sólo tiene 254 páginas, pero de lo más aprovechada.

La trama aparentemente sencilla se hace adictiva, y está tan cargadita de pasión como para celebrar el tiempo que han escogido para su publicación.

Cierto que la excusa con la que se inicia la novela es del tipo berrinche sin mucho fundamento, mas dada la época, pero ¿qué mas da cuando te ves inmersa en semejante escena de lujuriosa y jadeante pasión irrefrenable?

No, esta no es una novela en la que el peso de la intriga, el carácter de los protagonistas, la ambientación o el estilo de la autora cautiven especialmente, pero yo la disfruté de principio a fin.

¿Por que? porque hay veces que viene bien echarse al cuerpo una obra simplemente entretenida, con su puntito de dramitas pasados, su pizquita de ratoncita reconvertida con berraco a la carta, su pellizquito vengativo, su granito de malentendidos y todo esto generosamente aderezado con una fuerte y carnal atracción.

A mí desde luego me vino estupendamente, espero que las que se decidan a leerla la disfruten igual.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |