Regina Roman - Loca de amor

Valoración:

Crítica realizada por Kkekka

Mirella lleva una vida tranquila y ordenada como abogada. Mantiene una relación de años en la que parece que ya nada pasa en realidad. Se ocupa de su madre de vez en cuando, ya que desde que murió su padre esta ha decaído un poco y su única compañía es un caniche enano que vive permanentemente estresado. Pero el día en el que gana el caso que todo el mundo daba por perdido, su vida comienza a cambiar. Y es así como nos la encontramos como guía turística improvisada de los castillos del Loira.
Alli se encontrará con un grupo variopinto y un fantasma fiestero y lenguaraz, además de muchos líos (posesiones, envenenamientos, peleas...).

Este es el tercer libro que me leo de la autora y quizá es con el que más me he divertido, aunque en algunos momentos se exceda en el absurdo.
Es una novela narrada en primera persona, con saltos temporales que nos trasladan continuamente del presente, a ese pasado fatal en el que se desencadenaron los hechos que llevaron a la protagonista a tan absurda situación. Es por esto, por lo que esta crítica no desvelará demasiado de la historia.
Siempre he pensado, que Regina Roman es una hábil narradora capaz de retratar situaciones y sentimientos con gran verosimilitud. En esta novela el momento del juicio ganado y la reacción de ella, sus sentimientos ante mucho de lo que se desarrolla ante sus ojos, las escenas con el fantasma... son, pese a lo absurdo, muy "normales"(vamos, que discutir por lo que llevas en la maleta con una aparición es algo que pasa todos los días). Pero, a pesar de todo esto, ha dado una vuelta de tuerca de más al tema de lo absurdo. Es una novela para leer con pausas y tranquilamente, a ratos y así disfrutarla con risas tranquilas. De este modo el ritmo de lectura no se resentirá y los personajes no se harán pesados.

Mirella, es una suerte de abogada con una especie de trastorno obsesivo compulsivo, de tal modo que tiene que controlar todo y no puede soportar nada fuera de sitio. Cree tener los sentimientos controlados, no abraza, no besa, no dice lo que siente... pero en realidad, lo que ocurre es que los tiene a punto de saltar. Cuando todo se desborda en su vida, no se le ocurre otra cosa que tomar distancia y hacerse cargo de un grupo de personas a cada cual en un estado peor.
Pablo, un forense con aspiraciones de psicólogo con una tendencia bastante preocupante a caerse cada diez minutos. Y por supuesto, muy atractivo e interesado en ella. Sus encuentros y desencuentros en la novela me han resultado un tanto desconcertantes. No he llegado a entender muy bien el punto que quería dar la escritora a esta relación.
Mis Guga, una diva de la música un tanto intransigente con un pasado oscuro y un asistente de lo más típico. Un turista japonés de adopción y chino de nacimiento, en el colmo del despiste, con gustos paranormales y una cámara que capta fantasmas. Un matrimonio italiano, donde él es en chofer y ella parece empeñada en dar de comer a todo el mundo al margen de los menús de los hoteles. Y por último, Cordelia, una jubilada con muy mala uva que parece ser su gran pesadilla.
Pero dentro de los secundarios merece un lugar de lujo Gilda, el fantasma de un hombre español del siglo pasado con un interés maravilloso por travestirse y la vida amorosa de Mirella. Son estos los auténticos toques de humor de la novela, muchas de sus escenas salvan el libro y chocan de frente con lo excesivo de otras. Este libro no sería lo mismo sin Gilda.

Me gustaría, de verdad, que este libro fuera un poco menos. Un poco menos absurdo, estuviera un poco menos poblado (creo que hay demasiados personajes y algunos desaprovechados) de este modo quizá el desarrollo de la trama estaría más compensado y todo sería un poco menos predecible. Así quizá sería mucho más, ya que creo que Regina Roman puede ser mucho más.

Pese a todo esto, es una novela muy divertida, para leer cuando necesitas un respiro de tanta rutina y quieres un poquito de irrealidad en tu vida.

Mi valoración es Buena

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |