Raquel Rodrein - La herencia de la Rosa Blanca

Valoración:

Crítica realizada por Sara

ESTA CRÍTICA PUEDE CONTENER SPOILERS

Tres vidas marcadas por una traición del pasado y el juramento de una venganza. Un amor imposible, aunque predestinado, que trazará el camino a lo largo de los años.

A principios del siglo XX, muchas familias irlandesas emigraron huyendo de la hambruna a Estados Unidos, con la esperanza de encontrar mejores oportunidades, y ver cumplidos sus sueños, pero siempre con la esperanza de volver algún día a su querida tierra irlandesa.

Una de esas familias era la familia de Edward O¨Connor, pero con mucho esfuerzo lograron construir una de las mayores fortunas, con infinidad de ramificaciones en el terreno de las comunicaciones.

Al comenzar la segunda guerra mundial, Eduard, junto con su querida esposa Erin, se sienten obligados a volver a Europa para luchar contra el salvajismo que Hitler estaba imponiendo en todos los países que invadía. Se unen a la resistencia alemana, en una organización llamada LA ROSA BLANCA. Junto a ellos, estaban franceses, españoles, y alemanes que componían la jerarquía de dicha organización. Pero nunca pudieron pensar que uno de los matrimonios alemanes que se decían amigos suyos y que luchaban a su lado podrían llegar a traicionarlos de manera que muchos de ellos sufrieron tortura y al final la muerte. Una de estas últimas fue Erin , esposa de Edward O´Connor y este juró que perseguiría a los culpables de la muerte de su adorada esposa .

Durante muchos años, y con ayuda de algunos de los integrantes de La Rosa Blanca planificó hasta el último detalle la venganza, y muerte del matrimonio Steiner y cuando la llevó a cabo, no esperaba que el hijo del traidor Steiner contemplara la muerte de sus padres y jurara que también se vengaría por ellos.

Patrick O´Connor, pese a la oposición de su padre se desligó de los negocios familiares haciéndose cirujano que era su verdadera vocación, pero el destino aun tenia cartas en la manga y se enamoró perdidamente de Julia Steiner, sin saber de quién era hija, puesto que a la muerte de sus padres los dos hermanos fueron alojados en Alemania en distintos hogares de adopción. Julia tuvo suerte y sus padres adoptivos y hermanos fueron para ella una tabla de salvación en todos sus años de adolescencia. Pero Dieter Steiner con todo el odio que acarreaba se labró su futuro como delincuente, chantajista y más tarde secuestrador y asesino.

Pese a todos los inconvenientes Patrick y Julia se enamoraron y tuvieron que separarse durante un tiempo, y cuando Patrick pudo volver a por Julia se encontró la misma noche de su llegada con que Julia estaba de parto en una clínica, y con una doctora que no le ofrecían mucha confianza. Patrick pudo coger en brazos a su hijo recién nacido Ben, pero Julia estaba narcotizada y no podía enterarse de las horas transcurridas antes del parto.

Patrick y Julia se instalaron de EEUU, y formaron una gran familia, y pese a que el abuelo Edward, se negaba a conocer y aceptar a Julia en su familia, al final de su vida claudicó y pudo conocer a todos sus nietos y hacer las paces con su hijo, del que se sentía muy orgulloso por su inmensa trayectoria como cirujano.

Benjamin O´Connor, era un hombre que deslumbraba a las mujeres, por su porte, sus carismáticos ojos y un gran arquitecto; pero tenía episodios en los que se abstraía veía visiones y situaciones de otra gente que sabía que no podía conocer. Durante estos ataques se derrumbaba e incluso perdía el conocimiento, pero ni siquiera todos los médicos consultados podían dar una explicación a todo esos momentos.

En un viaje a París Ben, conoce a Sophie, y sus destinos vuelven a cruzarse en varias ocasiones en plazas, restaurantes y hoteles de Paris. Pese a la reticencia de Sophie, Ben le declara su amor y le dice que tiene que regresar a EEUU, pero que volverá por ella en cuestión de días. Pero pasan las semanas y Sophie no tiene noticias de Ben. Ella acepta por fin un trabajo como intérprete en las Naciones Unidas y marcha a vivir a Nueva York donde rehace su vida, ; comparte apartamento con una amiga y se dedica a su trabajo y al mayor regalo que Ben le dejó, pero nunca ha querido rehacer la vida con nadie. Y al cabo de cinco años en una exposición fotográfica que su amiga Camille le obliga asistir , se encuentra con que ella es la estrella de la exposición, y que el fotógrafo es el mismo Ben O´Connor del que aun sigue enamorada.

Cuando Ben le da todo tipo de explicaciones de su conducta inaceptable, Sophie claudica y comienzan a vivir juntos siendo ella aceptada totalmente por la familia O´Connor. Pero para Sophie comienza entonces días de tocar el cielo y bajar a los infiernos.

Hugh Gallaguer, es un cirujano Irlandés, que trabajando en el hospital de París, y viajando de vacaciones a Berlín quedó prendado de una francesa, a la que se encontró por casualidad en un Pub de París días después , y borracha como una cuba se colgó del cuello de Hugh, huyendo de un compañero pelmazo. Hugh, aprovecho la ocasión y no sabiendo donde vivía, ni su nombre, y no estando en condiciones de decirle ningún dato tuvo que reservar una habitación de hotel para cuidar de ella, pero a la mañana siguiente, dejándole solamente una nota tuvo que irse urgentemente tras la noticia de que su madre había muerto en un accidente.

El destino a veces puede jugar muy malas pasadas, y otras veces, hace que los caminos más lejanos puedan llegar a entrecruzarse y resolver cuestiones y secretos de largos años guardados.

Mi opinión personal: Al terminar este libro y tratar de hacer la critica me viene solamente una palabra Impotencia, incapacitación por mi parte para poder trasmitiros todo lo que este libro me ha hecho sentir.

Es una GRANDISIMA, MARAVILLOSA, EXCELENTE NOVELA.

He estado intrigada desde la primera página, sobrecogida por su historia, enamorada de sus múltiples personajes, he llorado con ellos, y he sentido la ternura que despedían y el amor que sentían los unos por los otros. He sufrido con todas sus desgracias, y me he reconciliado cuando he visto que sus problemas se solucionaban.

El primer libro de Raquel Rodrien, me hechizó, me enamoró, y como ocurre muchas veces, al comenzar este segundo libro nunca imaginé que podría superar todas las emociones que el primero me hizo sentir, sin embargo lo ha conseguido.

Es un libro completo, intriga, venganza, algo de "paranormal", pero que no llega a serlo, y verdadero amor. Con una investigación exhaustiva por parte de Rodrien de ciudades, y reseñas sobre la resistencia en la Segunda Guerra Mundial, y cuya historia termina en el año 2008, con los hijos y nietos de aquellos personajes iniciales.

RaqueL Rodrein sabe construir unos personajes que quedan para siempre en la memoria del lector.

Una Sobrecogedora Novela.

10/10

 

Crítica realizada por Crishi

¿Cómo se puede leer este libro sin que la carga emocional que contiene no afecte a tu inquieto corazón? La respuesta es bien sencilla: no se puede. Inevitablemente, no se puede. Las distintas situaciones en las que, la autora, enfrenta a esa galería de personajes donde a cada uno de ellos lo coloca en una disyuntiva crucial que afectará su futuro, son conmovedoras. Sus vidas, atadas a un doloroso pasado, están definidas por intensas emociones que quedan patentes en las numerosos diálogos "lapidarios" en condicional compuesto que te encogen los sentidos, haciendo vibrar las fibras sensibles de tu ser.

No he visto diferencia alguna entre el carácter de Ben y Hugh, por el contrario, me han parecido dos protagonistas en uno sólo. En un libro, donde lo que abunda es el dramatismo y la ternura en sus distintos grados, el haberme arrancado un gran sonrisa ha sido toda una proeza... Me ha encantado el guiño que la autora hace sobre Liam Wallace (protagonista de su anterior novela "Tú escribes el final").

Una historia muy bien entrelazada y llevada en el tiempo hasta llegar a un desenlace que, aunque intuyes lo que va a suceder, no sabes cómo se va llevar a cabo y, eso, me ha tenido loca perdida leyendo hasta... a ver, a ver .... mmm... se me ha parado el reloj. Juraría que son por lo menos las una de la madrugada porque oigo pasar al camión de la basura...

¡Hala chicas!, si gustáis de historias que os desmontan el alma, este precioso libro os lo garantiza. Palabrita del niño Jesús, pero no olvidéis tener a mano una tonelada de pañuelos porque os van a salir lágrimas hasta por las orejas.

Sensibilidad en estado puro. Me fascinó.

 

Crítica realizada por Elsa

Edward O´Connor hijo de un emigrante irlandés que triunfó en Nueva York en el mundo editoria,l siente que tiene que participar de alguna manera para frenar la barbarie nazi en Europa se integra junto con su mujer en un grupo de la resistencia llamado La Rosa blanca, pero entre ellos hay un traidor y casi todos mueren entre ellos su mujer Erin que estaba embarazada, dejando a Edward sólo con su hijo Patrick. Edward jura venganza y pasa casi toda su vida pendiente de encontrar al matrimonio Steiner culpables de esas muertes , sólo vive vengarse, cosa que consigue , pero la vida lo golpea cuando su único hijo, no sólo no se dedica al negocio sino que estudia medicina y se convierte en un prestigioso cirujano, más tarde conoce a Julia y Edward reniega de su hijo porque Julia es hija del matrimonio Steiner, aunque a la muerte de sus padres ha sido adoptada por un matrimonio que le han dado una vida estable y llena de cariño. Patrick Y Julia viven un intenso idilio en Alemania y cuando Patrick tiene que regresar a Estados Unidos , continúan escribiéndose hasta que deja de tener noticias de ella, por lo que un día decide presentarse en Alemania y se encuentra a Julia de parto en una clínica, que no merece la confianza de su familia y de la que sospecha la policía que puede haber robo de bebés, entran en la clínica y con la ayuda del hermano adoptivo de Julia entran en el quirófano justo cuando acaba de dar a luz a su primogénito: Ben .
Ben es un hombre atractivo, un arquitecto de renombre que conoce a Sophie durante su estancia en Paris, se enamoran, Ben que debe volver a Nueva York le pide que continúen viéndose y que acepte una plaza de traductora en la ONU que le han ofrecido, Sophie acepta pero Ben no vuelve a llamarla, ella se desplaza a Nueva York, donde trabaja en la ONU hasta que a los cinco años en una exposición se encuentra con Ben , lógicamente ella está muy dolida por su silencio pero Ben le da las explicaciones de su conducta y como no han podido olvidarse se casan, Sophie y Ben son completamente felices, la familia de él la ha acogido como a otra hija más, pero nada es perfecto...
Al mismo tiempo que conoció a Ben Sophie tuvo un breve encuentro en Paris con Hugh Gallagher , un apuesto cirujano irlandés, pero ese encuentro no dio resultados porque Hugh por motivos urgentes abandonó París y se tuvo que marchar a Irlanda.
No puedo seguir con el resumen porque no me gusta destripar las novelas.
Desde que empecé a leer esta novela intuí que me encontraba ante una gran obra, la intensidad del comienzo, el hecho de que la autora va dando saltos en el tiempo entre una época y otra y nos lleva desde los años 60 a los primeros años del siglo XXI , todo me hacía presagiar que no existían un par de protagonistas al uso , al contrario todos son protagonistas dentro de su época y todos son consecuencias de una sinrazón y una barbarie que dejó profundas heridas en la Europa que hoy conocemos.
Tanto Edward, como Julia, Patrick, dejan una profunda huella en el lector, pero la historia de Ben y Sophie es maravillosa, está llena de ternura. Raquel Rodrein sabe muy bien describir sus personajes con sus defectos, sus miedos el pasado que arrastran, etc. Ha sabido compaginar perfectamente el pasado de unos y otros y esas coincidencias con las que a veces el destino marca a las personas, de la mano de todos la autora nos ha paseado por Europa donde los protagonistas viven sus vidas hasta juntarse para formar el puzzle que forman entre todos, ya que todos tienen mucho más de lo que piensan en común.
Raquel Rodrein me ha mantenido pegada a mi ebook hasta que lo terminé ayer a la 2.30 de la madrugada, afortunadamente compré el libro en una versión digital porque si no se me hubiera dormido el brazo, he estado con el corazón en un puño , se me han saltado las lágrimas, he sufrido con cada uno de los protagonistas de esta novela apasionante como si hubiera estado metida en sus vidas y eso sólo lo consigue una autora que sabe lo que hace, que escribe estupendamente y que me deja enganchada pendiente del próximo libro que saque. Cuando leí Tú escribes el final, pensé que esta autora tenía mucho que decir y no me equivoqué. Es una novela excelente, no me gusta puntuar pero le doy un 10/10

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |